Archive for January, 2019

Traducción al español del texto “Individualidad y afinidades electivas”, a cargo de Juan de la Tierra. Aparecido en la publicación estadounidense My Own #23.


El hecho es que, lejos de ciertas experiencias libertarias, la mayoría de grupos revolucionarios han sido fundados a expensas de la individualidad de sus miembros. Ese fue prácticamente el acuerdo: Eficiencia a precio de la pérdida de la individualidad. Y la historia del siglo XX ha demostrado suficientemente los extremos criminales a lo que esto puede llegar. De hecho, es solo teniendo una perspectiva que reconozca la verdadera dimensión de los sentidos y los sentimientos como se puede evadir el sacrificio de la individualidad. Lo que quiero decir es que ¿en nombre de qué racionalidad justificarías la aberración de la individualidad? Contrariamente, si el mundo de los sentidos y las emociones existe como tal, nada te permitiría reducir tu individualidad. Bajo ésta idea, cualquier proyecto colectivo que no tome esto en cuenta se vuelve inaceptable. En el fondo, es siempre la misma pregunta que los románticos alemanes levantaron con tanta intensidad “¿Cómo vivir?”: y su respuesta fue la afinidad electiva.

De la Publicación My Own #23, Estados Unidos.

Traducido por Juan de la Tierra

Escrito realizado por Kuche Negro donde se aborda la actual artimaña del gobierno de la “Cuarta Transformación” para recuperar historias de lucha y experiencias radicales, de claro signo anarquista, para la construcción de “las verdades historicas” que den peso a su discurso populista. También pasó lo mismo con la indigna reutilización del título del periódico Regeneración como vocero de MORENA. También denuncia la responsabilidad directa de una Diputada del citado Partido/Movimiento en la represión en la Comunidad Oaxaqueña de Eloxochitlan y el encarcelamiento de Miguel Peralta Betanzos. Tomado de Hey Wild!


 

   El Estado en apoyo de la academia, a forma de legitimación del primero han ido apropiándose de la historia de personajes o movimientos críticos a este, resignificándolos o quitándoles su carga histórica, para dar cuenta de un gobierno democrático. Esta situación se ve muy clara en el abordaje institucional de los hechos del 68, como parte de la antesala a la entrada de la “cuarta transformación”, en donde hoy a cincuenta años de este suceso, han sido montadas en varias partes del país obras, exposiciones gráficas o fotográficas, debates y foros, en algunos casos con sus protagonistas, para hablar de la importancia del movimiento. Muchas de estas llevadas a cabo en espacios institucionales y financiados por el Estado.

Este mismo proceso, pareciendo lejano para el anarquismo ha estado ocurriendo en los últimos años, de forma sutil y gradual. Cabe aclarar, que esto no debe confundirse con las actividades o jornadas realizadas por anarquistas dentro de espacios académicos. Tal proceso, ha ocurrido principalmente en lo que concierne al rescate de la memoria histórica, si bien, ésta ha sido preservada en archivos históricos (obviamente al resguardo del Estado), ha sido la labor de la gente que entra en estos espacios sin la intención de monopolizar la información dentro de la academia, y que por el contrario, la distribuye por otros medios haciendo aportaciones importantes, permitiendo la recuperación de documentos para comprender las transformaciones del anarquismo en el país. De igual forma, se encuentra el aporte de espacios independientes como la Biblioteca Social Reconstruir, que ha mantenido a su resguardo documentos valiosos o de colectivos e individualidades que han hecho lo propio a partir de sus posibilidades. Todos estos esfuerzos, han creado la basta bibliografía que permite entender el devenir histórico de los anarquismos actuales.

Sin embargo, a la par de los esfuerzos de lxs anarquistas en la construcción de la historia del anarquismo que les antecede, el Estado ha comenzado a monopolizarlo e institucionalizarlo por medio de charlas o ciclos de conferencias, y más recientemente con la exposición “Anarquistas”, la cual presenta artículos personales, periódicos, fotografías entre otros documentos de los hermanos Flores Magón, mostrando un poco su vida íntima desde su juventud hasta sus últimos días. La exposición tiene como sede el Monumento a la Revolución y fue inaugurada con descendientes de algunos de ellos, contando incluso con la compañía de funcionarios de la secretaria de cultura de la CDMX. Como anarquistas no debería de asombrarnos estas estrategias por parte del Estado, la cooptación del ideal libertario y su reconfiguración para sumarlo al viviente ciudadanismo actual, ha sido, es y será una de sus tantas tretas para apaciguarlo, dándole una bonita imagen y volviéndolo acrítico.

Tan sólo hay que ponernos a pensar lo siguiente: la exposición en sí misma es todo lo contrario a los ideales anarquistas de quienes presentan, al menos de Ricardo y de Enrique, porque Jesús a quien exponen como anarquista igual que sus hermanos, formó parte del gobierno de Francisco I. Madero, traicionándolos en buena manera. Por otra parte, la exaltación de la figura de Ricardo no es algo nuevo, pues hace unos años el gobierno sacó una moneda conmemorativa con su rostro, siendo esto algo curioso, cuando él mismo en vida decía: “solamente los anarquistas, sabrán que somos anarquistas y les aconsejaremos que no se llamen así para no asustar a los imbéciles”. Y así pues, lxs actuales imbéciles, ya no tan timoratos, ensalzan la imagen de los Magón volviéndose pregoneros oficiales de una de las tantas historias del anarquismo; son los que ahora saben y discuten de anarquistas.

Nosotrxs como ácratas reacios aceptar estas farsas, pero también críticos a idolatrías de personajes, repudiamos este tipo de artimañas del Estado que sólo buscan disfrazar al anarquismo como una corriente amigable y compatible con la democracia, cuando históricamente se ha caracterizado por un uso de la violencia cuando se vuelve necesario e impulsora de propuestas que rechazan cualquier forma de explotación. Imagínense nada más que esta exposición está a un lado de la sala dedicada a Madero, quien hoy en día es una de las figuras representativas de las transformaciones “democráticas” en México.

Actualmente Eloxochitlán comunidad de Oaxaca, lugar de nacimiento de los Flores Magón, es escenario de una disputa entre su asamblea comunitaria y lxs caciques de la zona por la determinación de lxs primeros de tener autonomía en su comunidad, buscando la expulsión de partidos políticos; hecho que le molesta a lxs caciques y políticos de la zona, que al fin de cuentas son los mismos. Quienes sus filas se encuentra Eliza Zepeda Lagunas, actual diputada de MORENA, quien está apoyando abiertamente la represión y persecución contra lxs miembros de la asamblea llevando a varios al encarcelamiento. Entre ellxs a Miguel Peralta compañero afín al anarquismo, a quien le han dictado una sentencia de 50 años por tentativa de homicidio.

Parece irrisorio que Ricardo Flores Magón haya muerto encarcelado en su lucha contra el Estado, y que hoy en día personas de la misma comunidad que luchan por lo mismo estén presas o muertas; y más aún que ahora el Estado celebre el anarquismo por medio de una exposición que anuncia con bombos y platillos. Finalmente este montaje no es más que una burla.

Kuche Negro

Traducción ingles-español realizada por Juan de la Tierra  del texto “Soledad, relaciones y sociedad” aparecido en la publicación estadounidense My own #23


Frecuentemente disfruto de mi soledad. Tiempo en solitario, lejos del parloteo humano, tiempo para pensar, contemplar, soñar despierto, dejando que mi mente viaje o vacíe su belleza en mí. Camino solitariamente en un bosque, donde los únicos sonidos perceptibles son el susurro de un arroyo, el canto de las aves y los lloriqueos de las ranas, la hermosa y caótica música que los vientos logran tocar en las ramas de los arboles… esto me puede llevar el éxtasis. Muy a menudo soy ese lobo solitario que muchxs asumen como individualista, un egoísta tiene que ser (¡malditas etiquetas, malditos ismos, malditas asunciones!).

Pero inclusive en mi soledad, me estoy relacionando con algo. A veces con mis recuerdos o con mis fantasías, otras con las palabras que encontré en algún libro escrito por algún extraño, discutiendo ideas mientras tomo cerveza con unxs cuantxs amigxs y otras con el viento, los pájaros o los arboles…

El placer que siento al estar solo descansa precisamente en esas relaciones alejadas de tanta insípida convivencia humana. Estas relaciones que mantengo en mi soledad comparten una significante característica: son relaciones asociales.

También encuentro muy placentero el hecho de relacionarme con algunxs seres humanxs en específico: amigxs, espíritus afines, cómplices de divertidos y brillantes proyectos y momentos… inclusive con algún extraño que en vez de ofrecerte lo mismo de siempre, te acaba obsequiando un regalo maravilloso, lleno de sorpresas, salvajismo y belleza poética. Pero vuelvo a repetir, estas son relaciones asociales, que no están basadas en la necesidad, la economía o la supervivencia, sino que se levantan bajo la idea del deseo y el placer mutuo.

De la manera en que uso este término, las relaciones sociales son aquellas que son impuestas por la necesidad, por las convenciones, por los policías y ejércitos; siempre son relaciones no libres y usualmente son de servidumbre.

Pero todxs tenemos que comer, beber, encontrar un refugio donde protegernos de las inclemencias del clima y las cosas que nos pueden dañar. Éste es el reino de las necesidades y de la supervivencia, y de éste reino nadie escapa por completo. Desde mi propia perspectiva egoísta, me gustaría agregar un poco de condimentos Fourerianos a la sopa en el caldero. Fourier imaginaba la creación de asociaciones libres para conseguir el placer de los sentidos basados en una atracción personal, en una unión tan armónica que cada necesidad sería resuelta en abundancia. Fourier trabajó esto de manera sistemática y detallada. Yo desconfío de los sistemas, pero sí creo que lxs espíritus afines, lxs complices y amigxs pueden explorar diversas maneras de dar lo que de ellxs salga, dándole prioridad a la plenitud de la vida, dejando que las relaciones libres penetren y haciendo posible que el humor fluya, frente al estado de supervivencia en el que nos quieren ver sometidxs. Es con toda seguridad un área de exploración y experimentación que solo aparece cuando individuos únicxs, creativxs y llenos de voluntad se juntan para dar vida al disfrute mutuo.

De la publicación My Own #23, Estados Unidos.

Traducido por Juan de la Tierra

¿Cómo así, quién lo mató? Si los nombres y faces de los asesinos ya se
conocen … Los carniceros medios de comunicacion no han perdido tiempo
en transformar rápidamente el acontecimiento en espectáculo. La
exposición no sólo de quien lo agredió hasta el último suspiro como de
su familia, de las transexuales a quienes defendió, de su historia de
vida y una serie de informaciones, sólo sirven para crear una gran
cortina de humo. Ante esta situación vejatoria, dos años después de su
muerte, resulta indispensable narrar el acontecimiento desde abajo de
las garras de la dominación.

En una noche navideña nada pacífica, dos neonazis perseguían
transexuales que estaban dentro de la estación Pedro II con intención de
hacerlas lo mismo que hicieron con Indio. Eso sólo evidencia la
persistente busqueda contra quien libera sus deseos y voluntades y se
levanta ante la normalidad impuesta. Sin embargo, en una convicta
negación de la pasividad, el vendedor ambulante de 54 años decidió
firmemente defenderlas. Esta actitud le costó la vida.

La presencia de los guardias del metro y de los ciudadanos comportados
no ayudo y no sería diferente. Todos los días esa estación está llena de
autómatos ciegos por la rutina cumpliendo órdenes superiores. Luiz
Carlos Ruas, negro, trabajador autónomo, que mantenía su gana pan al
lado de fuera de la estación, en contra de ese marasmo habitual de las
ciudades, en su último día, como probablemente en sus tantos otros
anteriores, siguió instintivamente la procura de la libertad.

Un acto verdaderamente insurgente de solidaridad y acción directa, en
medio de una sociedad cada vez más domesticada que cierra los ojos para
la guerra instalada aquí y ahora. Una guerra contradictoria reforzada
por los agentes que igual a los agresores causaron la muerte de otro
hombre negro sin ningún cuestionamiento de esa sospechosa autoría. Son
estructuras todas programadas para matar y dejar morir.

La postura de la seguridad del metro no sorprende ni un poco. Se omiten
innumerables casos día a día, de acoso sexual contra mujeres, de
agresión contra personas que trabajan en los vagones del tren, palizas
contra personas que no son bienvenidas en ese ambiente y medio de
transporte que, a pesar de que pocas consiguen pagar para usar, todas
sufren los daños de la existencia de tal tecnología civilizatoria que
atenta contra la vida y la naturaleza. En las venas de la ciudad corre
la sangre derramada por las autoridades y sólo de esa forma se mantiene
esa arquitectura asesina.

Por lo tanto, al lado de Alexis Grigoropoulos, asesinado por la policía
en el gueto de Atenas en 2008, Sebastián Oversluij, asesinado por la
seguridad bancaria tras un intento de asalto en 2013, junto a tantas
otras personas que se atrevieron a buscar la libertad y por eso murieron
sin tener su nombre recordado, Luiz Carlos Ruas es uno más, más que vivo
en cada acto de inconformidad y rebeldía incontenida. Las autoridades y
la pasividad mataron a Indio.

LA UNICA MUERTE ES EL OLVIDO!
LUIZ CARLOS RUAS PRESENTE!
POR UN DECIEMBRE NEGRO!

Anarquistas