(México) “El Neo-totalitarismo tecnológico”

Escrito por Nihil, continuando el hilo a las reflexiones en “Bienvenidos al Futuro: En trancisión al Neofeudalismo”.


¿Puede el anarquismo o más bien la anarquía, sobrevivir a los velocísimos cambios producidos por la civilización tecno-industrial? Si nuestra respuesta es sí, los planteamientos anárquicos deben sumergirse dentro de los ríos mas salvajes que encontremos, para refrescarse del incandescente y sofocante calor, que emana de las elucubraciones más rojas del pensamiento libertario histórico.

Juan de la Tierra

En un par de reflexiones anterioresi he hecho referencia al “neo-feudalismo” que nos impone el actual sistema de dominación, a continuación, intentaré explicar a que me refiero.

Es evidente que las grandes corporaciones empresariales y financieras controlan los gobiernos e imponen sus intereses, es decir, dependemos del poder económico de las multinacionales, poder que antes se centraba en el Estado; hoy las multinacionales se han convertido en los nuevos feudos. Tras la pérdida de poder e influencia del Estado, oportunamente las prácticas de Land grabbing y water grabbing –en caliche de la IR 4.0–, se han incrementado en la actualidad. Tradicionalmente, el Estado para ejercer su autoridad ofrecía: seguridad, alimentación y educación. En lo referente a la economía, durante los siglo XIX y XX funcionó una suerte de conjugación Estado-Capital, pero tras el paso de los gobiernos Thatcher-Reagan, se sentaron las bases para la liberación económica, siendo esta la amenaza más evidente en el presente siglo, donde los trabajos de tipo rutinario (repetitivo) serán los primeros en ser reemplazados por la automatización total y la Inteligencia Artificial, lo que originará un incremento masivo de los Working poor, lo que significa que estos ciudadanos precarizados pero leales al Sistema HiperCapitalista, serán los únicos en recibir ayudas de los programas sociales, esta vez otorgados por los corporativos a los que pertenecen y no por el Estado. A excepción de China que es el ejemplo más visible, donde el Estado mantiene el control absoluto de todos los aspectos de la sociedad, incluyendo el control de la Tecno-industria, lo que se traduce en un Capitalismo de Estado, impulsando una suerte de nacionalismo tecnológico, modelo que podría ser replicado por los Estados con mayor poder adquisitivo y/o más adelantados tecnológicos.

 

¿La democracia amenazada?

Tengo el arma en mi mano.

Mato reyes y presidentes primero

y luego a todos los capitalistas

Giuseppe Zangara

En particular, tú y yo nos enfrentamos a los individuos que desempeñan los roles institucionalizados que configuran las relaciones estandarizadas de las ficciones conocidas como el Estado y la economía, y las estructuras tecnológicas industriales y postindustriales que configuran a los seres humanos en una masa. De hecho, Internet crea una masa humana global en la que los individuos se reducen a la misma actividad básica: la aceptación y la entrega de la mera “información”, por lo tanto, se mantienen en formación. Esta tecnología también ha destruido efectivamente la privacidad, un aspecto esencial de la asociación libre (o mejor aún, de la asociación propia).

Apio Ludd

Aprovecho para traer a colación las reflexiones de Morozovii –ahora adjetivado como neoludita por sus contrincantes–, quien ha declarado que, como joven idealista y entusiasta, se sintió atraído por las bondades del Internet como herramienta democratizadora de los países autoritarios, pero “le salió el tiro por la culata”. Afortunadamente, se dio cuenta de su error cuando estas estrategias fracasaron, pasando a ser controladas por gobiernos anti democráticos y utilizadas por el Estado para combatir la democracia y vigilar a la población.

Lo anterior, se podría traducir como una amenaza a la democracia por el monopolio digital (ya sea en manos del Estado o en manos del Capital), por lo que reitero mis preocupaciones en torno a las herramientas, plataformas y técnicas digitales que nuestro circuito anárquico no solo utiliza, sino que incluso alaba como emancipadoras, cuando en realidad “pueden igualmente volverse en contra nuestra”.

Este monopolio contempráneo, centra su poder en la obtención de datos para el control no solo del espacio público y privado, sino también del ciberespacio en sí y, a través de este control, promulga políticas reguladoras limitantes a los integrantes de estos. En el futuro inmediato los gigantes tecnológicos tendrán el monopolio total del ciberespacio, por lo que es muy posible que estemos siendo testigos del final de la democracia.iii

Esta transición a la nueva configuración tecnológica, ha develado un incremento de la desigualdad social; como citaba al principio. La inteligencia artificial amenaza a amplios sectores laborales, donde el poder sindical –que, desde sus inicios ha sido recuperado por el sistema de dominación–, se verá reducido aún más o quizá desaparezca totalmente, como cínicamente “profetizó” alguna vez Eliseo Rojas.iv

Mientras que la élite tecnológica construye sus burbujas-feudos (ciudades inteligentes y prosigue con su intención de colonizar la luna y marte), con la fuerza de trabajo online constituida por millenials (la nueva clase media): esta suerte de siervos posmodernos (precarios) segmentados y sobrecargados de hyper-información; la tecnoestructura sostenida por los espacios explotables equilibradamente, segregará a los excluidxs fuera de estas burbujas, al considerarlos rezagados tecnológicos. En estos espacios de explotación equilibrada, los trabajadores vivirán programados vía streaming, sólo se desahogarán con sus símiles a través de las redes sociales, pero con el impedimento de poder desarrollar sus propios pensamientos, víctimas del exceso de información y por temor a una evaluación pública negativa. Ningún individuo tendrá (¿acaso hoy lo tiene?) puntos de vista propios al ser cotidianamente manipulados por la hiperinformación de los medios de alienación masiva.

¿Calistenia Anarquista? NO: INSURRECCION PERMANENTE

La prisión y yo somos viejas conocidas, en más de una ocasión me han sentado en su mes; con los años hemos cambiado y ambas hemos aprendido la una de la otra… pero por más tiempo que pase, esencialmente la cárcel y yo seguimos siendo las mismas. La cárcel aún es el monstruo fagocitador de poderes que crece con la sumisión y el arrepentimiento, yo continuo con los mismos deseos sediciosos de antaño.

Mónica Caballero

James Scott, denomina calistenia anarquista a los pequeños actos de desobediencia y a las acciones ilegales que ejerce la gente en la cotidianidad; sin embargo, esta gimnasia no es suficiente, ya que solo se reconfigura en un bucle,v –una y otra vez–, en un eterno estira y afloja de negociaciones Ciudadanos-Poder y crea confusiones en nuestros círculos, tal como evidencian los nuevos agrupamientos libertarios que han proliferado alrededor del planeta, pero con la peculiar característica de la pedinchería al Estado de reformas y mejores condiciones de vida, incluyendo las pretensiones abolicionistas.

Si la propia Naturaleza tiene su lucha interna, escenificando una guerra permanente donde cada especie libra incesantes batallas para existir. Nuestro concepto de paz en la Naturaleza, cuando nos encontrarnos tumbados en el pasto del bosque junto a un rio, no es más que una falsa percepción motivada por la búsqueda de comodidad, pero en el agua, en la tierra y en el aire, tiene una presencia constante la violencia y la muerte; es decir, no percibimos que estamos en medio de intensos combates; entre la formación de una montaña y la erosión que ataca inmutablemente todo lo que nos rodea; el halcón o el tigre que están al acecho de su presa y ésta que a su vez se defiende, etc. Una lucha eterna que continuará incluso cuando se concrete la extinción humana. ¿Porque no seguir este ejemplo de negación y destrucción pero contra la positividad del sistema de dominación, como esos formidables animales nocturnos de vida secreta? ¿Los enjambres de insectos que causan devastaciones agrícolas acaso no son una clara defensa de la Naturaleza contra el Antropoceno?vi

Este período de Pandemia, ha resultado propicio para hacer un alto (momentáneo) frente al atosigamiento que nos imponen, y detenernos a reflexionar en torno a cómo impulsar la lucha anárquica en nuestros días, superando cualquier hiperactividad inútil (hiperpasividad, en realidad) y abandonando esos pesados dogmas que sólo prolongan lo existente e invalidan la negatividad anárquica. Para que nuestro accionar no decaiga al nivel del hiperactivismo, necesitamos asestar golpes demoledores al sistema de dominación, porque como bien dice un querido compañero irreductible: siempre nos agarra dormidos, cualquier evento extraordinario al que no podemos responder o defendernos en tiempo y forma.

¡¡¡POR LA LIBERACIÓN DE LXS COMPAÑERXS ANARQUISTAS PRESXS!!!

¡¡¡INSURRECCION AHORA!!!

¡¡AL ATAQUE!!

Nihil

Sobreviviendo la pandemia, cargado de potencia anárquica negativa: listos para destruir.

Noviembre 2020

ii Aunque sobran intelectuales, escritores, y periodistas, que han abordado el tema; particularmente desde trincheras ácratas, el ejemplo de Morozov me pareció conveniente no solo como testigo de la guerra fría, sino como actor (tonto útil en su momento) del proceso democratizador, lo que le llevó a concluir en sus libros el peligro que representa Internet, pese a que muchos (como é), elogiaban su llegada en los 90s, como Jesús Galindo Cáceres, por citar un ejemplo concreto en México. Morozov, no solo critica a la llamada Red de redes, sino refuta a los directivos de Google quienes calificaban a Internet como el más grande experimento anarquista donde supuestamente “las plataformas digitales impulsan millones de acciones individuales sin coordinación visible”, presentándolo como “el espacio más grande sin gobierno del mundo”.

iii Hay quien dice que la tecnología sepultará la democracia y el orden social existente tal como lo conocemos y, en otros casos, cómo el paradigma chino terminará imponiéndose y se replicará en otros países bajo la ideología del nacionalismo tecnológico.

iv Hace aproximadamente 15 años, entrevisté en su casa a Eliseo hijo de Domingo Rojas, anarquista español exiliado en México y que en el Congreso de Carrara de 1968 fungió como delegado del Movimiento Libertario Cubano en el exilio (MLC-E), motivo por lo que le tacharon de agente de la CIA los elementos leninistas participantes en el Congreso, por el hecho de ser crítico con el régimen castrista y apoyar a los compañeros anarquistas cubanos presos en la isla caribeña, quién fuese durante un tiempo Tesorero de la publicación Tierra y Libertad, después devenido en empresario acomodado y panista (afiliado al Partido Acción Nacional). Finalmente, terminé por interrumpir la entrevista y largarme, lamentablemente, resultó ser un conservador despreciable. Recuerdo bien las cínicas palabras que detonaron mi reacción: “en los comités de empresarios estamos haciendo todo lo posible por acabar con el sindicalismo y el paternalismo democrático”; comités a los que pertenece su hijo de quien desconozco el nombre pero sé que está relacionado con el sector energético.

v Un claro ejemplo de este bucle se puede apreciar ahora en las feministas que tomaron la oficina de la CNDH que preside la hija de Rosario Ibarra en otro tiempo, emblema y símbolo del activismo izquierdista contra la desaparición forzada en México-, hoy convertida en uno de los emblemas del López-Obradorismo, donde nuevas activistas exigen justicia y piden soluciones al Estado, aunque hayan realizado actos de calistenia anarquista, ya ni mencionar las nefastas influencias del feminismo derechoso. Al respecto, recomiendo la lectura de las críticas hacia esta desvirtuación en: https://propagacionanarquica.noblogs.org/post/2020/11/13/mexico-consecuencias-inesperadas-de-la-anarquia-frente-al-feminismo-en-mexicofe/ y https://www.portaloaca.com/opinion/15177-algo-huele-mal-en-la-okupa-feminista-de-mexico.html o, el caso de los colectivos surgidos en el COLBACH, que se originaron a partir de una clase virtual quedando en evidencia un profesor que agredía a su esposa. Ambos grupos tomaron como “modus operandi” las características del Bloque Negro, pero pidiendo a las instituciones gubernamentales reformas y mejoras.

vi La influencia de los animales en la Naturaleza es en general tanto mayor cuanto más pequeña es la especie.

(México) El “Benjamín” del Floresmagonismo y sus relaciones políticas.

Interesante escrito histórico sobre la memoria de los anarquistas magoneros y uno de los tantxs que traicionaron el proyecto anarquista revolucionario de ese tiempo: Nicolas T. Bernal, quien en su buenismo solo ayudo a consolidar la instutucionalidad estatal y desvirtuar y malentender la ruptura anárquica. Escrito realizado por B.A.


Se acerca otro 21 de noviembre y seguramente ya se realizan los preparativos para conmemorar esta fecha desde el aparato oficial.

Ya ha comenzado el ex – CEU y vocero de la prejidenjia, Jesús Ramírez Cuevas, (responsable de la estrategia propagandística del gobierno) porque el pasado 28 de agosto, desde su cuenta twitter, hizo un comentario a manera de “homenaje” por el natalicio de Práxedis Guerrero.

Ramírez, que se reclamaba del “anarco”zapatismo (y que se presume, es nieto de un integrante del ejercito libertador del sur) hace no mucho tiempo, colaboraba con el EZLN a través de medios libres y como corresponsal de La Jornada; trabajos periodísticos de los que posteriormente se publicaron libros y documentales sobre los neo-zapatistas. Después en el 2006 se integra a la campaña electoral Pejista y funda un órgano de propaganda al que bautiza “Regeneración”, plagiando el nombre del histórico periódico magonista pretendiéndose al PEJE y su partido MORENA (en alusión también a la virgen de Guadalupe) como continuador del Floresmagonismo.1

Obviamente ya en el Poder, Ramírez Cuevas es uno de los principales responsables de las campañas anti-anarquistas, utilizando la imagen de Flores Magón, al que muestran como un periodista pacifista con el objetivo de minimizar y reprobar el antagonismo anarquista. (¿Nacho, quien es el policía?)

Imagen realizada por La Voz de la Anarquía, como parte de la campaña contra Ramirez Cuevas en las jornadas magonistas del 2010.

Homenajeando” a Práxedis este empleaducho pejista, demuestra que sigue con la mirada puesta en el anarquismo, para demeritar las manifestaciones violentas, sin considerar que tanto Práxedis como Ricardo llamaron al alzamiento, a las armas, a la violencia.

Pero lo anterior no es nuevo, en varios momentos, algún gobierno en turno a querido montarse en la vertiente más radical de la historia de antes-durante y pos revolución mexicana, para monopolizar un discurso y llevar a cabo acciones desde el gobierno como supuesta idea revolucionaria.

Como el caso de “El mensajero del magonismo”, Nicolás T. Bernal, a quién Armando List lo llamó “el Benjamin de los magonistas”.1 Nico, no solo fue amigo de Ricardo, Ethel y compañía, sino que al finalizar la contienda, se relacionó con la basura política; tras huir de USA y llegar a México en 1921, contactó con los diputados Soto y Gama y Octavio Paz (padre del poetucho) para intervenir en un pleno de la Cámara, con el objetivo de la liberación de Ricardo y Librado pero solo “logro” obtener una pensión de apoyo, misma que ambos rechazaron, cabe destacar que tanto Librado y Ricardo asumían la consecuencia de su anarquismo, por ello no solo negaron la ayuda económica sino también la intervención del gobierno mexicano para su liberación, algo que por los hechos y escritos de estos, Nico no comprendió y por ello recurrió a medios oficiales-legales.

Pero Nico siguió insistiendo y posteriormente pidió apoyo a José Vasconcelos quién le sugirió entrevistarse con Plutarco Elías Calles y Adolfo de la Huerta, con el objetivo de liberar a los magonistas presos en USA, y además con la ayuda de dirigentes (¿?) de varios sindicatos de México se estableció una comisión para dicho objetivo, que consistió en que le otorgaran permiso para la publicación de la obra del Grupo Cultural Ricardo Flores Magón en los Talleres Gráficos de la Nación, donde terminaría laborando en lo que organizaba la documentación magonista que contenía el archivo de la SRE. Posteriormente constituyó el fondo bibliográfico y documental del magonismo en la Biblioteca lerdo de Tejada con apoyo de la secretaria de hacienda.

Nico menciona sus relaciones con los políticos en sus Memorias, y quién ofrece más detalles sobre estas relaciones es el excelente trabajo de Biografía de Ethel D. Turner, realizado por Magaly Vázquez, quien certeramente indica:

Para la política revolucionaria, el hecho de que Flores Magón fuera un declarado anarquista al tiempo de su muerte no fue impedimento para insertarlo dentro del discurso triunfalista del Estado.

En esta investigación, Magaly aporta (entre muchas cosas más) que, tras la llegada de Ethel a México en 1955, Nico fue quien la contacto con Baca Calderón, entonces senador en el gobierno del presidente Ruiz Cortines y con Salvador Azuela, entonces director del recién fundado INHERM, organismo con la política editorial del gobierno; Nico incluso le ofreció intentar lograr una pensión gubernamental para Ethel. La visita de Ethel fue para colaborar en su versión sobre los hechos de Baja California de 1911 y posteriormente en una reunión con Lázaro Cardenas en Michoacán, le ofreció financiar sus gastos para que Ethel publicara la biografía de Ricardo y el PLM, con tropiezos y “correcciones” (para que no resultara tan radical) con el gobierno michoacano, 4 años después salió a la luz el libro de Ethel.

Regresando a Nico, considero que el origen oficialista que religiosamente hacen cada 21 de noviembre año con año, en conmemoración de la muerte (asesinato) de Ricardo, fue porque además de los ex – magonistas que tuvieron cargos políticos, Nicolas Tomas Bernal, se prestó por su condición de “amigo íntimo de Ricardo” y “único sobreviviente del magonismo” para que desde el Gobierno se rindiera homenaje, desde todas esas relaciones con personajes politiqueros, actos ajenos al anarquismo y que secundó indirectamente, Enrique Flores Magón quien tuvo algunos cargos gubernamentales menores, fundo un organismo de veteranos de la revolución para recibir pensión gubernamental e incluso fue una pieza importante en la fundación del Partido Comunista Cubano en 1925, como enviado especial por el PCM para ayudar a organizar el evento y como asesor técnico.

Pero no todo queda en esto, María Garone evidencía el pleito entre Nico y Ma. Brousse, por los derechos de la obra de Ricardo:

un intenso pleito sobre los derechos legales y literarios de sus textos (de RFM). En el mensaje de febrero de 1924 en que queda claro el origen de las publicaciones del Grupo Cultural Ricardo Flores Magón, Rivera advertía a Bernal y su Grupo que María Brousse, compañera sentimental de Ricardo había mandado una carta al Presidente Obregón pidiendo que impida la publicación y circulación, en México, de los escritos de Flores Magón. En mayo de 1923 Librado Rivera le escribe a Nicolás T. Bernal que es un disparate intentar detener la publicación de esas obras de Práxedis G. Guerrero y Ricardo Flores Magón, porque se trata de la “reproducción de artículos” que ellos difundieron en Revolución, Regeneración y Punto Rojo, proyectos editoriales que fueron sostenidos por los trabajadores para beneficio de los trabajadores.

Lo que significa que de los pocos magonistas que sobrevivieron en la posrevolución, siguieron firmes en la idea “anarcomagonista”, como Librado Rivera, Blas Lara o Fernando Palomares.

El comodismo de Nicolás con el gobierno fue tal, que en 1979 recibió una medalla de oro de parte del entonces presidente José López Portillo.

En el mismo año, Nicolás T. Bernal agradece al Gobernador de Guanajuato, Luis Humberto Ducoing Gamba, por la publicación de un libro, facsimilar de REGENERACION en 1979.

Este mismo gobernador, dos años antes, pirateo el libro Artículos de combate de Práxedis G. Guerrero de Ediciones Antorcha, pero con el título de “Vocación de Libertad” e introducción del “anarco”priista José Muñoz Cota, ambos salieron el mismo año, pero diferente mes.

Antorcha dice sobre esto:

además de firmar como el grupo editor, nos aventamos el puntacho de enfatizar: el grupo editor no se reserva ninguna clase de derechos, leyenda con la que patentizábamos nuestra ideología ácrata. Y … sucedió lo que jamás esperábamos que sucediera: el gobierno del Estado de Guanajuato quizá se tomó al pie de la letra nuestra declaración de fe anarquista y … ¡pácatelas! se aventó un piratazo de nuestra edición. En efecto, bajo el título de Vocación de libertad, y sin hacer la menor mención de nuestro trabajo, se piratearon nuestra edición de Artículos de combate con nuestras notas y nuestra cronología.

 

Algunas anécdotas

En el testimonio de Antonio Escobosa -quien conoció cuando este era un niño- dice que su abuela recordaba:

Le cambiaba las sábanas, lo bañaba, le cambiaba de ropa y platicaba con él. Tenía Nicolás una sobrina, cuyo nombre no recuerdo. A ella le era —o al menos así me parecía— indiferente su tío. Iba muy de vez en cuando a verlo. Además, Nicolás tuvo un problema muy similar al de Nellie Campobello: la servidumbre abusiva. Julia se llamaba la sirvienta que luego nos enteramos maltrataba a Nico y poco a poco intentó tomar el control de la casa y de los bienes de Nicolás.1 Por fortuna, no se le hizo.” “Recuerdo, al final de sus días, cómo le obsequió una medallota a mi abuela este Nicolás, no recuerdo cuál fue, pero era meritoria por su servicio a la patria. Mi Tita, clásico de ella, se la entregó a la sobrina de Nicolás a la muerte de éste, para que no fueran a pensar que era una interesada.

Un par de compañeros, Victor García y Fernando Villanueva, fueron quienes llevaron al hospital militar a Nicolás, cuando este se puso grave y posteriormente falleció en 1987.

Carlos Beas en su ponencia durante el evento denominado “a 50 años del 68” en el local de la FAM el 29sep2018, mencionó que cuando visitó alguna vez en su casa de Av. Coyoacán a Nicolás, vio como este, utilizaba los libros del Grupo Cultural Ricardo Flores Magón como combustible para su Boiler.

Ni Dios Ni Amo NI MITOS

B. A.

Noviembre 2020

Fuentes consultadas:

http://tlanestli.blogspot.com/2010/11/un-hombre-de-la-revolucion.html

  • Hemeroteca Digital Online: http://www.hndm.unam.mx

  • Rafael Buelna y Sus Amores en: http://www.lavozdelnorte.com.mx/2018/08/15/rafael-buelna-y-sus-amores-1908/

  • Nicolás Tomás Bernal Manjarrez, un hombre solidario – por Antonio Escobosa – Bicentenario de la Independencia y la Revolución – 2010

  • Efrén Castrejón Marín (1895-1971) en http://www.estelnegre.org/documents/castrejon/castrejon.html

  • Memorias Nicolás T. Bernal – CEHSMO – México 1982

  • Semilla Libertaria tomo 2 – Saúl Rosales – Revista Siglo Nuevo – Año 2 N° 29, 8jul2007, Coahuila

  • Ethel Duffy Turner: una biografía política e intelectual desde la frontera, 1885-1969. R. Margarita Vásquez Montaño. [tesis doctoral] El Colegio de México, 2019.

  • Los libros del apartado postal 1563: comentarios en torno de las ediciones del grupo cultural Ricardo Flores Magón – Marina Garone Gravier en:

http://www.academia.edu/11856464/Los_libros_del_apartado_postal_1563_comentarios_en_torno_de_las_ediciones_del_Grupo_Cultural_Ricardo_Flores_Mag%C3%B3n

1 Así se indica en la introducción de Memorias de Nicolas T. Bernal, CEHSMO 1982. México.

2 En las jornadas magonistas del 2010, un grupo de compañerxs manifestamos nuestro desacuerdo por la invitación de Ignacio Pineda a su amiguete (de tiempos de la revista trostkista La Guillotina) Ramirez Cuevas, quien sería ponente en el Foro Alicia, en el que realizamos un acto de protesta en dicho local, y debido al ruido previo de Sabotaje y Boicot a Ramirez Cuevas, este no se presentó.

En el post de la siguiente liga, en los comentarios se exponen las cuartillas distribuidas y textos leídos en el acto de protesta contra la usurpación del nombre Regeneración por Ramirez Cuevas, El Peje y su “movimiento”:

https://zapateando2.wordpress.com/2010/02/28/ricardo-flores-magon-y-amlo-personajes-antagonicos/

3 Y como perla, en esta anécdota, se habla de la SERVIDUMBRE de Nicolás, que “se aprovecha”. Preferiría que la sirvienta se hubiera quedado con todo y a esta expropiación sí que le rendiría homenaje.

(México) Contramanual para ciclistas en contextos de muerte

Contramanual para ciclistas en contextos de muerte

Consideraciones iniciales

La bicicleta al igual que una piedra o un puñal, puede devenir en una herramienta de combate, con sus debidas limitaciones, tomando en cuenta el contexto y la forma en que se le utilice. Dentro de una geografía urbana, puede ayudarnos a combatir el tedio del trasporte público, permitiéndonos un libre ejercicio de desplazamiento, potenciando las piernas, generando una cadencia corporal que contrasta con la velocidad y tiempo de las maquinas que regulan la vida en la ciudad. Por antonomasia, podríamos señalar que el automóvil es nuestro enemigo al subirnos a nuestra bicicleta, sí, quizá lo sea, pero el vehículo motorizado (esto debe incluir a las motocicletas y demás vehículos motorizados, sin importar el tamaño que tengan) solo es la materialización de uno de los tantos símbolos del progreso, muy dentro de nosotrxs y, aunque nos cueste admitirlo, sabemos que el verdadero malestar es la ciudad, monstruo imposible que cobra vida a partir de una infección más letal y sumamente contagiosa, el ciudadanismo.

El uso de una bicicleta, no es ni un paso a la revolución como lo mencionan algunxs izquierdistas, ni un paso a la autonomía colectiva, pues no toca ninguna fibra sensible de ese monstruo. A lo más, es una muestra de vitalidad de quienes la ocupan en su cotidianidad, pensemos en unos ejemplos: el obrerx o albañil, que para dirigirse a su trabajo adapta portabultos con cubetas y los suma como extensiones a su bicicleta, llegando a momentos irrisorios cuando carga con herramientas de dimensiones más grandes a su vehículo y su persona; lxs repartidorxs de agua, que con sus triciclos de carga pueden llevar más de 25 garrafones de 18 litros cada uno; las madres, que en el portabultos trasero llevan una o dos criaturas; lxs bicimensajerxs, que cargan en su espalda o con ayuda de portabultos diversas mercancías; o quien simplemente toma su bicicleta para trasladarse. En estos ejemplos, descartamos la vida de quienes solo pedalean de forma deportiva los fines de semana, pues ellxs, solo montan una sátira del uso cotidiano de la bicicleta. Tales actos de vitalidad como vemos, no son y no deben ser entendidos como actos de rebeldía en sí mismos contra alguna forma de poder. La subjetivación política de lxs ciclistas vendrá a cuenta gotas y muy seguramente motivada por la desgracia ajena o propia.

El monstruo, necesita que sus corrientes sanguíneas recubiertas de asfalto, permitan el ciclo de movimientos de cuerpos que le den vida, por ello mismo, ha retomado al ciclista como ejemplo eficiente de un cuerpo que se vale a sí mismo. Ante esto, hemos visto como en los últimos años las ciudades con gobiernos progresistas, comienzan a invertir en una “infraestructura ciclista”, la cual es acompañada por un discurso ciudadano, pues “el buen ciclista”, respeta el orden vial que, a fin de cuentas, es el orden de la moralidad ciudadana sustentada en el progreso, con miras a la constitución de una modernidad occidental. Tantxs ciclistas enajenadxs en su cadencia personal y en sus bicicletas, anhelan tener las grandes ciclovías de Europa pensando, “algún día” podría estar ahí rodando solo o en compañía, “algún día” ese proyecto de modernidad podrá ser implementado en mi ciudad, “algún día” mi calidad como ciclista me otorgará una moralidad superior, solo comparable con el buen chofer de automóvil que sede el paso a peatones y ciclistas (esto último ya lo estamos viviendo).

Y bueno, que pasa cuando los propios órganos del monstruo mancillan los cuerpos de quienes le dan vida, en general podríamos decir, nada. Pues los cuerpos son remplazables en su totalidad, se les puede asesinar brutalmente, mutilarles descaradamente y a lo más el órgano se detendrá brevemente y después continuará sus pulsiones. Como fascinantes, podríamos describir a estos órganos: edificios, drenajes, alumbrado público, antenas de señal, celulares, redes wifi; pero en lo que concierne a lxs ciclistas, es el automóvil, grande o pequeño, híbrido o de gasolina, público o privado, quien puede destrozar sus cuerpos sin ningún esfuerzo ni tapujo, es más, posiblemente el o la chofer que este al volante solo sienta el remordimiento de haberle generado una abolladura a su acorazado, pues la estética del mismo vale y pesa más, que la vida misma.

El respeto del automovilista, sólo será entre iguales, por tanto, quien vaya a pie o en bicicleta, no podrá gozar de tan digno honor, quien solo usa sus extremidades para maniobrar al volante con sus manos o hacer malabares con sus piernas entre los pedales de aceleración y frenado, merece toda consideración, pues como buen ciudadano que da vida al monstruo, tiene el derecho a toda amenidad; a que se le talle la espalda por tantas horas al volante; a una buena pista para que su armatoste ruede con delicadeza; más y más carretera y asfalto para que su transitar no se limite; y, si es necesario una buena pomada para aliviar las hemorroides y que tenga un cálido día al volante. Si todo esto no fuera suficiente, se cuenta con cuerpos uniformados que, con sus propios vehículos le darán la valía justa, al conductor del vehículo motorizado. Sin mencionar, los miles de artículos constitucionales que despreciaran al cuerpo frente a la máquina.

Por tanto, la necesidad de un contramanual, que nos muestre algunas vías de acción ante este escenario de muerte, es necesario. Ojo, no es un manual, pues no esta consensuado y surge de la experiencia de quienes han sentido en carne propio lo antes mencionado. Es más, ni siquiera es un llamado a lxs ciclistas en general, pues está más próximo a una cachetada dirigida al buen ciudadano que, en efecto, puede andar sobre una bicicleta.

Apuntes para las líneas de fuga de lxs ciclistas

Despójate de tu uniforme de ciclista ciudadano, pedalea desnudo y busca en la briza que envolverá tu cuerpo, el conflicto y, si te da tiempo, aférrate a este lo más que puedas.

Uses casco o no, uses luces o no, chaleco anti-reflejante o no, le des mantenimiento a tu bicicleta o no, no olvides que el vehículo motorizado (sin importar sus dimensiones) no merece ninguna consideración. Pues tú, ante él, vales menos que las balatas que utiliza.

Si no quieres quedar planchado en el asfalto, cojo o manco, ármate de desfachatez y utiliza cualquier vía posible, de acuerdo a tu experiencia o pericia. Vete en sentido contrario, vuélate los semáforos, no respetes los señalamientos, usa la banqueta, vete por los carriles del transporte público, solo asume las consecuencias.

La solidaridad y apoyo mutuo entre ciclistas, podría sacarle filo a las bicicletas y volverlas cancerígenas al monstruo, pero solo estando desnudxs, pues el uniforme ciudadano pesa y entorpece la rodada.

Usa con estrategia la “infraestructura ciclista”, pero no te vuelvas dependiente y mucho menos activista.

Evita caer en la fanfarronería del ciclismo de élite, no importa la marca o tipo de bicicleta que tengas o la cadencia que generes, ve a tu ritmo, pero no caigas en la imitación de fantoches y máquinas.

Has intentos por conocer mejor tu bicicleta, conocerle te permitirá saber sus posibilidades y limites.

En caso de que caigas o veas caer un ciclista ante la embriagues de un chofer o soberbia de un buen ciudadano al volante, usa o usen con estrategia y desfachatez el “discurso ciudadano en torno al buen ciclista”. Nunca habrá una compensación suficiente por una vida o la perdida de una parte del cuerpo, pero podemos no perder más, y quitarle al motorista un poco de lo que nos arrebató, digámoslo en otras palabras, venganza. Pues nunca existirá una justicia real.

Si tienes que confrontarte a un automovilista desde tu bicicleta, hazlo en la medida de tus posibilidades, pues la rabia podría llevar a lastimarnos a nosotrxs mismxs en una mala maniobra. Espera un alto, y quiébrale un espejo con tu casco o cadena, genérale alguna abolladura a su vehículo, la estética de su auto es similar a su ego y soberbia, quiébrala y, si puedes, vete en sentido contrario para que no puedan darte alcance.

Sin duda el ataque y confrontación es inevitable entre ciclistas y automovilistas, el escenario de la ciudad le favorecerá a lxs choferes, la moralidad y justicia les dará la razón, la lógica del buen vivir en la ciudad, solo por tener motor les dará la prioridad. Entonces no TENGAMOS MIEDO DE VOLVERNOS VANDALXS CICLISTAS, ante sus ojos. Sabemos que su ciudad no va a caer, pero podemos generarle cólera, fastidiarla, picarle sus ámpulas anales generadas por tanto estar sentadxs al volante. No lanzaremos la piedra que detenga sus ritmos, pero si podemos joderles sus máquinas más valiosas y escupir en el rostro del ciudadano pernicioso.

La bicicleta no nos llevará rodando a la revolución y, si así fuera, procuremos caernos de ella, pues las reformas envestidas de un nuevo amanecer revolucionario, solo serán la reconfiguración de la ciudad y de sus ciudadanos. Mejor procuremos la confrontación y el caos sobre dos ruedas no motorizadas, que la era del automóvil vea la emergencia de su antípoda.

Brigada de Acción Directa de Anarcociclistas

México, noviembre 2020

(México) Algo huele mal en la okupa feminista de México DF

Escrito por Patroclo


Feministas 'cambian' nombre de CNDH por “Casa de Refugio ...

La lectura de “Consecuencias Inesperadas de la Anarquía frente al
Feminismo” me dejó la impresión de que en ambientes ácratas hay cierta incapacidad para identificar signos de despotismo, por más evidentes que sean. Me explico; en el citado texto se hace un repaso de los recientes sucesos del feminismo mexicano y su implicación con el anarquismo, señalando las incongruencias de que sectores antiautoritarios actúen en ámbitos ciudadanistas. Sin embargo, en él se omite referir sucesos que dejan expuesto el carácter ultrautoritario de fracciones feministas que se pretenden anarquistas. A continuación tales sucesos:

• Durante los manifestaciones del 16 de Agosto de 2019, en la Ciudad de México, fue incendiada una estación de policía en la calle de Florencia. En la acción participaron mujeres que se valieron de la estrategia del Black Bloc, es decir; una organización informal, anónima y antijerárquica para la acción directa. En el lugar las pintas fueron
fundamentalmente anarcofeministas. De manera inédita, el resto de las
manifestantes se solidarizaron con quienes realizaban destrozos,
llegando a defenderles de la represión policial, e incluso impidiendo la
intervención de los bomberos mientras gritaban a coro ¡Fuimos todas,
fuimos todas! Posteriormente se hizo público que quienes encabezaron el apoyo con las insurrectas fueron activistas vinculadas con el Poder; para muestra lo referido por la consejera de gobierno, Dana Corres, quien desde el incendio manifestaba su júbilo, exclamando por redes sociales: “Prendimos fuego a la estación de policía de Florencia. Digo prendimos porque lo hicimos todas. Nadie se mueve. Todas juntas. Nadie corre.”

• Los días 8 y 9 de Marzo de 2020 se realizaron movilizaciones
feministas en México. Desde el informalismo anárquico se convocó a la revuelta: “Fenoménicas Brujas e Insurreccionalistas” y “Alegría de Vivir la Vida” llamaron a la lucha callejera. Cabe señalar que este último
colectivo afirmó se uniría al paro nacional organizado por la agrupación
“Brujas del Mar”, la cual es una organización transfóbica vinculada con
un expresidente del país; Calderón. Durante la marcha del 8M hubo sabotajes y enfrentamiento con la policía, ampliamente reseñados por los medios, sin embargo una característica de la movilización, que se silenció, fue el rechazo hacia las mujeres trans. El contingente trans fue relegado y se le obligó a marchar al final. Se le hostilizó constantemente, además, en las paredes se escribieron mensajes transfóbicos, con el agravante de firmarlos con la A circulada. Con ello el bloque negro anarcofeminista salió del closet e hizo pública su adherencia a ideologías de odio.

• A comienzos de septiembre de 2020 familiares de mujeres violentadas toman oficinas de la Comisión de Derechos Humanos, posteriormente se integra el colectivo feminista Bloque Negro y lugar se le denomina “Ocupa Casa de Refugio Ni una Menos”. El sitio inició siendo mixto e incluyente, lo habitaban padres y madres de mujeres desaparecidas, incluso se invitó a mujeres trans a dar una charla. No obstante, el Bloque Negro comenzó a manifestar intolerancia. Es en la llamada “Antigrita” donde se evidencian las posturas enfrentadas entre
familiares de víctimas y feministas. Ambos grupos tienen invitados; el
Frente Ni Una Menos reúne a indígenas víctimas de desplazamiento forzado y feminicidio, mientras el Bloque Negro incorpora a militantes del feminismo radical (RadFem). Durante la Antigrita un indígena es
abucheado, por las feministas, mientras denunciaba un feminicidio, le
reprochan que siendo hombre intervenga en un acto separatista. Desde el micrófono, la líder de los familiares rechaza con severidad tal actitud intolerante. Tras recriminaciones mutuas el Frente Ni Una Menos abandona la okupa. Por su parte, el Bloque Negro acusa a la dirigente del Frente (Yesenia) de delatar a sus integrantes, sin mostrar ninguna evidencia que respalde tal acusación.

• Tras la salida del Frente Ni Una Menos el Bloque Negro se vuelca a la
ideología RadFem. De manera inmediata aparecen, dentro de la okupa,
pintas alusivas al RadFem, también se estrechan lazos con  adherentes a dicha ideología, especialmente con el Colectivo Asteria. En los hechos, la okupación se hace separatista, a pesar de afirmaciones ambiguas.

• Al interior del partido del presidente Obrador, Morena, dos grupos se
disputan el control. De manera inaudita el “anarcofeminismo” se
inmiscuye en tan inmundo proceso. El 12 Octubre 2020 un viejo político
pretende nombrarse presidente del partido (contrariando los deseos del
Peje), para impedirlo un grupo de feministas toman las oficinas de la
institución, pues afirman el dinosaurio es un acosador. El bloque negro
deja constancia de su participación haciendo pintas con símbolos
anarquistas, mientras líderes feministas declaran ser incondicionales
del presidente. Gracias a esa acción se impide al dinosaurio lograr su
cometido.

• Durante la tercera semana de Octubre, 2020, en dos bares (Purísima y Marra) frecuentados por personas LGBTI+ aparecieron mensajes de odio acompañados por símbolos de feminismo y de anarquía.. Dichos mensajes estaban dirigidos, principalmente, contra mujeres trans a las que acusaban de cometer violaciones. Esos bares se encuentran en las inmediaciones de la okupa feminista, por lo que se infirió que de ahí
provino la agresión, de modo que diversos colectivos solicitaron a las
okupantes deslindarse de lo sucedido. A través de las redes sociales, la Okupa Bloque Negro admitió su implicación en los mensajes de acoso y los justificó alegando que recibió denuncias de agresiones ocurridas en esos bares, no obstante al conocerse el contenido de las denuncias se distingue falta de sustento. A partir de lo anterior, la okupa ha hecho público su respaldo a los discursos de odio de la ideología RadFem. Es necesario puntualizar que el RadFem es como gustan denominarse quienes militan en una ideología reaccionaria que es sus orígenes se hacía llamar “Trans Exclusionary Radical Feminist” (TERF). La corriente TERF hace suyos postulados de la extrema derecha, a saber; odio a las trabajadoras sexuales, clasismo, racismo, pedofilia, y principalmente su fobia hacia las mujeres trans.

La Okupa Bloque Negro se ha posicionado como TERF, rechazando a
feministas interseccionales y al movimiento anarquista, sin embargo
recibe respaldo de sectores autoritarios, menciono algunos:

• Dana Corres. Consejera del Gabinete de Seguridad del gobierno de
Claudia Sheimbaum. Ideóloga TERF. Simpatizante del obradorismo. Activa en la quema de la estación policiaca de Florencia.

• Estefanía Veloz. Ideologa y propagandista de la corriente TERF.
Conductora de un programa en la televisión del Estado. Columnista en
periódicos. Militante del partido Morena. Encabezó la toma de las
oficinas del partido por el Bloque Negro.

• Xóchitl Fuentes. Activista TERF. Participante en el bloque negro.
Militante del partido PRI y dirigente de su brazo rural (CNC). La
abogada priísta presume, en redes sociales, fotografías de sus acciones con capucha.

• Beatriz Gasca. Capitalista feminista, vinculada con el anterior
gobierno local. Reconocida mecenas de la okupa, a la que hace donaciones económicas y en especie.

• Marina Daowz. Ideóloga TERF. Dirigente del Partido Verde. Vinculada
con la CNC priísta. Líder y fundadora del Colectivo Asteria. Activa en
la Okupa Bloque Negro.

• Colectivo Asteria. Organización TERF de Texcoco. Brazo feminista del Partido Verde (el célebre partido poseedor de grupos paramilitares y
financiador de la campaña de López Obrador). Implicado directamente en la Okupa Bloque Negro. Participante en la Antigrita con oradoras y con el traslado de decenas de acarreadas. Responsable de imponer el
separatismo en la okupa y de las rupturas al interior de la misma. Es el
grupo de poder más influyente en la okupa.

La información anterior es auténtica, fue manifestada por las mismas
personas en entrevistas a medios de comunicación o publicada en sus
redes sociales. Aquí se muestra que grupos de poder, partidos políticos, figuras del gobierno y sectores empresariales están implicados en las acciones del denominado Okupa Bloque Negro. Eso explicaría sus posturas de ultraderecha.

Resulta trágico que características inherentes al movimiento anarquista hayan sido incorporadas por personas autoritarias; se han adueñado de la estrategia del black bloc, de encapucharse y vestir oscuro, de la acción directa insurreccional, de la okupación de espacios, incluso del símbolo de la A circulada. Habrá que reflexionar cómo fue que permitimos, en la escena mex, tal impostura.

Patroclo

(México) Consecuencias inesperadas de la anarquia frente al feminismo en Méxicofe

Frente Ni Una Menos anuncia salida de ocupación en CNDH ...

Consecuencias inesperadas de la anarquia frente al feminismo en México – PDF con fotografías de referencia y notas al pie

La multiplicidad de formas que en las últimas décadas han tomado los anarquismos, nos lleva a replantear  las  tendencias  y  estrategias  que  están  reconfigurándose  o  emergiendo  dentro  de  estos y de su influencia en otras luchas. Aquí,  se  vuelve  necesario distinguir, un principio que se  mantiene  en  los  anarquismos  y,  que  les  mantiene  fuera  de  la  fauna  liberal  o  de  izquierda  que se asume como ácrata. Tal principio lo pudiésemos definir como una ética que, deviene en una   afrenta   a   cualquier   forma   de   poder   jerárquico,   construida   desde   lo   común   en   la   individualidad. Por lo tanto, entender hoy en día al anarquismo como una ideología sería una miopía que lleva a concebir aberraciones como el “anarcocapitalismo” o al entendimiento del zapatismo  y  de  muchas  formas  de  feminismo  como  anarquistas.  Pensado  en  estos  últimos,  valdría la pena recordar a Emma Goldman quien despotricó    contra las mujeres sufragistas de su  época  (primera  ola  del  feminismo),  bajo  el  entendido  de  que  la  libertad  no  se  podría  alcanzar  en  las  urnas.  Hoy  día  los  feminismos  son  tan  diversos,  los  hay  reformistas  con  simpatía por el Estado, con visiones autoritarias y esencialistas sobre el cuerpo, así como otros totalmente liberales, unidos bajo el manto de la ausencia de una crítica contundente  contra el poder, pero también dentro de ellos hay algunos que se articulan bajo una ética anarquista.

Breve cronología del movimiento

 

Las  movilizaciones  feministas  en  diferentes  partes  del  mundo  se  han  agudizado,  en  América  Latina, se han hecho más evidentes tras la irrupción de la denominada “marea verde” que, en 2018 pedía la despenalización del aborto en Argentina. En México, su influencia se hizo notar rápidamente. Las marchas y los performance feministas (como “un violador en tu camino” [2]) se volvieron  tendencia  en  redes  sociales  y  espacios  públicos.  En  centros  de  trabajo,  en  centros  educativos,  dentro  de  instituciones  e  incluso  dentro  de  espacios  izquierdistas  o  anarquistas,  emergiendo la denuncia anónima como herramienta política, para exponer cualquier forma de agresión entendida como “violencia de género”. Hecho que hizo endeble los posicionamientos de  anarquistas,  pues  algunas  veces  se  llegó  a  recurrir  a  la  justicia  del  Estado  para  arremeter  contra los agresores e incluso muchos de estos, se volvieron ávidos legitimadores del proceso de   justicia   exigiendo   pruebas   o   demandas   oficiales   para   reconocer   o   no,   su   agresión.   Mermando  la  posibilidad,  de  pensar  o  crear  vías  para  dar  resolución  a  estos  procesos  sin  la  necesidad del Estado.

Bajo este contexto, es que ahora vemos una vinculación bastante estrecha entre anarquismos y feminismos, no podemos determinar que posturas, colectivos o individualidades se deben de reconocer  como  anarcofeministas,  pues  se  encuentran  en  un  proceso  de  consolidación  y  reformulación  constante.  El  16  de  agosto  de  2019  en  la  Ciudad  de  México  se  convocó  a  una  movilización por parte de diferentes grupos, colectivos y colectivas para pedir justicia por una joven  que  fue  violada  por  policías,  la  cual  terminó  con  una  insurrección de  mujeres  que  vandalizó inmobiliario público y con la quema de una estación de policía.

 

En  ella,  el  Estado  hizo  gala  de  una  represión  con  “enfoque  de  género”  propia  de  la  agenda  progresista que mantiene. En los primeros días de julio de 2020 se montó un plantón frente al palacio  nacional  por  parte  de  los  familiares  de  mujeres  asesinadas  que  no  han  encontrado  justicia  en  las  instancias  correspondientes.  En  plena  pandemia  los  casos  de  feminicidio  y  de  violencia  intrafamiliar  aumentaron,  ante  esto,  el  presidente  se  mantuvo  con  una  actitud  machista y conservadora negando estos hechos de manera rotunda y promocionando la venta de  boletos  de  la  rifa  del  avión  presidencial,  como  era  de  esperarse  diversos  sectores  se  sintieron agravados. Así pues, a un año de la quema de la estación de policías un bloque negro de  menos  de  200  mujeres  se  manifestó  nuevamente  el  16  de  agosto,  siendo  cobijadas  por  el  calor de 1600 granaderas quienes arremetieron contra ellas de manera sutil. Eventualmente el plantón  frente  al  palacio  nacional  se  retiró,  pues  estuvo  bajo  un  constante  hostigamiento  de  las autoridades además de que las inclemencias del tiempo no ayudaron.

 

El  2  de  septiembre  de  este  mismo  año  en  las  oficinas  de  la  Comisión  Nacional  de  Derechos  Humanos (CNDH) ubicada en el centro histórico a unas cuadras del palacio nacional, se dio cita María  Isela  Valdez  quien  se  había  arrodillado  ante  el  presidente  para  pedirle  justicia  por  la  desaparición de su hijo en 2014. En esta ocasión, María Isela junto con Marcela Alemán y Silvia Castillo,   madres   de   una   niña   víctima   de   violación   sexual   y   de   un   joven   asesinado,   respectivamente,  se  presentaron  ante  Rosario  Piedra  titular  actual  de  la  CNDH,  quien  no  les  atendió  por  no  traer  bien  formulada  su  carpeta  de  investigación.  Ante  esta  negativa,  Silvia  amenazó con suicidarse y Marcela decidido encadenarse a la silla.

 

Rosario Piedra,  la CNDH y los tentáculos del poder

 

hora  bien,  ¿Quién  es  Rosario  Piedra?,  ella  es  hija  de  la  activista  Rosario  Ibarra una  de  las  primeras  madres  en  emprender  la  búsqueda  de  su  hijo,  Jesús  Piedra,  quien  fue  detenido  en  1974 por  estar  vinculado  supuestamente  en  un  asesinato  perpetrado  por   la  “Liga  comunista  23  de  septiembre” [3].  Desde  entonces  a  la  fecha,  ha  encabezado  una  búsqueda  por  su  hijo,  fundando  el  Comité  Pro  Defensa  de  Presos,  Perseguidos,  Desaparecidos  y  Exiliados  Políticos  (Comité  ¡Eureka!).  Actualmente  la  hermana  de  Jesús  Piedra  se  encuentra  como  titular  del  organismo  que  supuestamente  procura  se  respeten  los  derechos  humanos,  ungida  por  la mano del presidente, es que llega a este puesto. Ante esto, debemos de preguntarnos ¿Cómo el  dolor  de  la  pérdida  de  un  hermano  en  manos  del  Estado  se  trasforma  en  el  deseo  de  un  puesto de gobierno? Si bien, se nos podrá increpar diciéndonos que busca una mejoría social esperando que su  dolor  no  se  repita  en  alguien  más,  esta  mejoría  jamás  saldrá  de  los  parámetros  que  le  convengan  al  Estado  o  a  las  manos  del  capital,  por  lo  tanto,  no  podemos  esperar más que, una buena administración y gestión sobre nuestras vidas por parte de ellxs. Como  anarquistas,  ningún  funcionario  público  o  gobierno  nos  podrá  ofrecer  la  libertad  que  anhelamos y mucho menos la justicia que aclamamos.

 

La Okupa “Ni una Menos” una aguja en el corazón del Estado

 

Tras  el  encadenamiento  de  Marcela  Alemán,  fueron  llegando  a  las  instalaciones  de  la  CNDH  feministas  a  apoyarla  hasta  que  el  día  4  diversas  colectivas  entraron  y  tomaron  el  edificio  proclamándolo  como  una  “Okupa”,  más  adelante  las  primeras  mujeres  que  iniciaron  la  protesta  se  retiraron  de  las  instalaciones.  En  los  días  posteriores  renombraron  el  lugar  llamándolo  “Okupa  ni  una  menos”,  interviniendo  las  paredes  y  las  pinturas  de  personajes  históricos como Francisco I. Madero o Morelos, hecho que enardeció al presidente.

 

Este  hecho  alentó  a  más  mujeres  a  que  accionaran  contra  otras  instalaciones  de  la  CNDH  en  otros  estados.  Una  de  ellas  fue  la  toma  de  la  sede  de  la  Comisión  de  Derechos  Humanos  del  Estado  de  México  (CODHEM)  en  Ecatepec  el  10    de  septiembre,  buscando  repetir  la  acción  llegaron a irrumpir a las instalaciones, sin embargo, en la madrugada del día siguiente llego la policía  a  sacarlas  del  espacio  de  forma  violenta  y  en  vehículos  no  oficiales,  llevándoselas  detenidas [4. Ante estos hechos, la Okupa Ni una Menos se pronunció repudiando la actuación del  gobierno,  por  otra  parte,  algunas  individualidades  decidieron  ir  a  las  instalaciones  ese  mismo día para vandalizarla y terminar quemándola.

 

Bajo  esta  coyuntura  el  sábado  12  un  grupo  de  mujeres  encapuchadas  toman  la  estación  del  metro chabacano, exigiendo el cese al hostigamiento policial a los vendedores informales que hacen entregas en el metro de sus productos [5].

 

El  14  de  septiembre  la  “Manada  Periferia”  realiza  una  acción  en  un  puente  peatonal  en  Valle  de Aragón, Nezahualcóyotl, Estado de México. A la par, en la Okupa Ni Una Menos se realiza la “Antigrita”  con  un  programa  artístico  cultural  y  un  mitin  con  algunas  madres  agraviadas,  en  este  evento  la  señora  Yesenia  Zamudio  quien  encabeza  el  frente  “ni  una  menos”  se  muestra autoritaria y al día siguiente se hacen públicas algunas fricciones que posteriormente llevaron a una ruptura interna entre las facciones dentro de la toma. Una de ellas, denominada “Okupa Bloque Negro [6]” fue quien se deslindó principalmente de Zamudio por dar nombres de algunas nompañeras exponiendo su integridad y por el señalamiento de un mal uso del dinero que se ha recolectado y, respaldando a Erika Martínez madre de una niña de 7 años que fue violada. Y aunque pareciera una decaída del proceso, en la madrugada del 18 manifestante tomaron las entradas  de  Ciudad  Universitaria  e  incendiaron Inmobiliario  del  lugar,  dañando  dos  vehículos  de  vigilancia  y  realizaron  pintas  en  respuesta  por  la  detención  de  Elis  Hernández  quien  fue  detenida  en  abril  pasado  por  su  supuesta  participación  en  la  quema  de  un  edificio  de  la  FES  Acatlán  (actualmente  ya  fue  dejada  en  libertad).  A  la  fecha,  la  Okupa  “Ni  una  menos”  se  encuentra  aparentemente  afianzada,  siendo  habitada  por  mujeres,  niñxs  y  algunas  personas  de  la  tercera  edad.  A  lo  largo  de  este  mes,  se  han  mantenido  abierto  el  espacio  a  público  en  general  ofreciendo  talleres  diversos  y  realizando  eventos  como  “la  mercadita”  (donde  las  mujeres pueden vender productos varios), pero manteniendo un posicionamiento separatista.

 

Represión policial bajo el seno de las Ateneas

 

El 27 de este mismo mes, en una marcha que no reunía a más de cincuenta mujeres salidas de la Okupa ni una menos, con motivo por la despenalización del aborto en el país, varias decenas de  mujeres  granaderas  principalmente,  las  encapsularon  por  al  menos  un  par  de  horas,  para  que finalmente fueran replegadas hasta la Okupa. Cabe señalar, que varias cuadras de la zona del centro de la Ciudad de México se encuentran amuralladas y protegidas por escuadrones de policías  en  diversos  puntos,  esto  debido  a  las  movilizaciones  que  se  esperaban  por  la  conmemoración de lo acontecido en Ayotzinapa hace 6 años y del 2 de octubre. Desde el 2019 la llamada de granaderas por parte del Estado para contener o amedrentar a las movilizaciones feministas,  se  ha  vuelto  una  estrategia  sutil  para  apaciguar  a  los  ojos  de  la  ciudadanía  la  represión que se mantiene principalmente sobre las mujeres.

 

Para  ello,  en  la  capital  del  país  se  encuentra  la  agrupación  Atenea,  perteneciente  a  la  Secretaría  de  Seguridad  Ciudadana  (SSC)  encabezada  por  Itzania  Otero,  quienes  han  sido  las  encargadas  de  tomar  la  batuta  a  la  hora  de  hacer  frente  a  las  protestas  de  mujeres,  siempre acompañadas de policías hombres, que se encuentran detrás de ellas a forma de refuerzo. En otros  estados,  esta  misma  estrategia  se  comienza  a  observar,  se  tendría  que  ser  bastante  ingenux  para  pensar  que  una  mujer  policía  es  un  mal  menor,  sin  embargo,  incluso  dentro  de las  propias  movilizaciones  hay  quienes  ven  con  buenos  ojos  que el  garrote  se  empuñado  por  una mujer y no por un hombre.

 

En  la  jornada  llevada  a  cabo  al  siguiente  día,  por  el  Día  de  Acción  Global  para  el  Acceso  al  Aborto Legal y Seguro, se vio opacada por el circo mediático montado por los medios oficiales por el altercado entre manifestantes y las Ateneas, pues un medio presentó la imagen de una mujer  de  este  agrupamiento  llorando.  En  lo  dicho  por  las  autoridades  este  destacamento  no  utiliza gas lacrimógeno ni otros medios para la contención de las manifestaciones, no obstante, en   decenas   de   fotos   se   ve   como   lo   utilizan,   además   del   testimonio   de   las   propias   manifestantes.  Así  pues,  esta  Atenea  se  encuentra  llorando  como  resultado  del  propio  gas  lanzado por sus compañeras y no por haber sido agredida por una feminista.

 

Replicas en otros estados

 

El 5 de septiembre alrededor de 40 mujeres que protestaban fueron detenidas en el estado de Chihuahua,  mientras  se  manifestaban  pacíficamente.   El día  10  del  mismo  mes,  mujeres feministas tomaron y vandalizaron la sede de la CNDH en Michoacán en apoyo a las colectivas de  la  CDMX,  ese  mismo  día  en  Tabasco  y  Aguascalientes  se  hicieron  tomas  simbólicas  en  las  sedes  de  la  CNDH,  de  igual  forma,  en  Puebla  se  manifestaron  afuera  de  la  sede  de  este  organismo.  Al  día  siguiente  mujeres  toman  las  instalaciones  de  la  CNDH  en  el  puerto  de  Veracruz  en  apoyo  a  la  Okupa  Ni  Una  Menos.  El  13  de  septiembre  en  Monterrey   se   manifestaron  en  las  instancias  de  la  Comisión  Estatal  de  Derechos  Humanos  (CEDH). A la  par, de la antigrita en la capital del país en Tijuana se realizó un evento similar en el Centro Cultural de   Tijuana   (CECUT)   donde   se   manifestaron   y   pintaron   consignas.    Un  día  después   en Guadalajara  fue  convocada  una  concentración  y  realizar  una  Antigrita  en  la  Rotonda  de  los  Jaliscienses Ilustres. Finalmente, en la madrugada del 18 en la ciudad de Xalapa se vandalizó elInstituto Veracruzano de las Mujeres. A la fecha se han registrado más actos de esta índole en más punto del país.

 

Rutas a la deriva: Anarquismos,  feminismos o anarcofeminismos

 

La influencia de las diferentes corrientes del anarquismo en el siglo XXI, se han hecho notar en diferentes  procesos  y  movilizaciones  sociales,  lo  cual  no  quiere  decir  necesariamente  queestos, sean por antonomasia anarquistas. David Graeber, el “antropólogo anarquista” fallecido a  principios  del  mes  de  septiembre,  comentaba  esto  mismo,  sin  tomar  en  cuenta  el  lado  contrario,  las  posturas  e  influencias  de  los  movimientos  que  articulaban  dentro  de  su repertorio de actuaciones estrategias anarquistas. En consecuencia, es necesario no perder de vista este punto, pues diferentes grupos sociales de la izquierda progresista, se han apropiado tanto  de  discursos,  prácticas  e  incluso  de  una  estética  ácrata,  sin  en  verdad  formular  y  proponer algo concreto contra el poder, siendo que su intensión real es formar parte de este. Generando  un  pseudoanarquismo,  falto  de  un  ethos  antiautoritario  que  en  aras  de  una  pretendida   transformación   revolucionaria   genere   concesiones   al   poder   a   través   de   la   institucionalización  de  las  demandas  y  la  canalización  de  la  rabia  al  patíbulo  de  la  legalidad,  extendiendo las arcas del Estado y criminalizando a quien trascienda su lógica.

 

Partiendo  de  esto,  en  las  movilizaciones  feministas  en  México  se  han  vestido  de  negro  con  pañuelo  verde  o  morado,  exigiendo  derechos  y  clamando  justicia.  Muchxs  le  dan  a  este  proceso  una  lectura  anarquista  y,  si  bien,  hay  una  influencia  directa  de  ideas  anarquistas  también  hay  ideas  ciudadanas.  El  clamor  por  ver  a  mujeres  enfrentándose  a  las  Ateneas  no  debe  volvernxs  ciegxs  a  lo  que  ocurre.  Por  otro  lado,  la  historia  del  anarquismo  nos  muestra  como  anarquistas  de  diferentes  momentos  y  latitudes,  se  han  vinculado  a  movilizaciones  sociales  que  carecen  de  idéalas  anarquistas.  Aquí  nos  encontramos  con  una  apuesta  en  común,  la  mejoría  del  individuo  dentro  de  un  estado  de  opresión  y,  aquí  mismo,  es  donde  reside  una  diferencia  fundamental,  cómo  llevarlo  a  cabo:  siguiendo  los  parámetros  de  la  civilidad y jurídicos de la época o desafiándolos y asumiendo los riesgos, no pidiendo migajas, sino  arrebatándole  a  lxs  detentorxs  del  poder  su  paz.  Entonces  la  pregunta  sería  ¿Cuáles  son  los parámetros en que buscamos esas mejorías? ¿No es acaso que esas mejorías servirán para mantenernos felices dentro de los marcos del dominio?

 

En  pleno  siglo  XXI,  es  claro  que  muchxs  anarquistas  se  han  vinculado  a  procesos  de  corte  ciudadano,  pero  ¿Por  qué  ocurre  esto?  Y  ¿Por  qué  lxs  anarquistas  gustan  de  accionar  en  procesos   reformistas?,   tales   respuestas   son   complejas,   pero   retomando   el   ejemplo   del   anarcosindicalismo [7], podemos decir que siempre como anarquistas buscaremos la libertad de alguna u otra forma, ya sea abandonando la vida que nos ofrecen o mejorando las condiciones de vida en donde nos encontramos, con lxs nuestrxs y a partir de nuestras afinidades, esto no es  tajante  pues  habrá  momentos  en  nuestras  vidas  donde  nos  inclinemos  más  hacia  un  lado,  según lo sintamos necesario. Ser estudiante, es un proceso por el cual muchxs anarquistas han atravesado,  momento  de  aprendizaje  o  pérdida  de  tiempo  para  algunxs,  en  el  sentido  de  la  puesta en acción de los idearios anarquistas; sumarse a un conflicto social, es una experiencia que  ha  servido  para  vitalizar  nuestros  posicionamientos,  replantearlos,  ajustarlos  o  quizá  olvidarlos.  Entonces,  ¿que  nos  dejan  las  movilizaciones  feministas  actuales?  ¿En  donde  las  ubicamos   y   sobre   todo   en   donde   nos   posicionan   a   nosotrxs,   como   anarquistas,   que descalificamos o aplaudimos sus luchas?

 

Quienes  conforman  el  Colectivo  Bloque  Negro,  se  encuentran  en  un  escenario  peligroso  que  podría vulnerar su autonomía y su perspectiva anti-autoritaria, pues  a  la  fecha  se  encuentran pidiendo  donaciones  de  todo  tipo,  pero  una  donación  económica  realizada  por  la  empresaria  Beatriz  Gasca  puede  poner  en  tela  de  juicio  su  calidad  como  anarquistas,  ya  que  esta  intervención    difumina  toda  la  crítica  al  poder  que  conllevan  los  anarquismos,  puesto  que  su  sororidad,  no  conlleva  a  confrontar  la  totalidad  del  régimen  de  dominación,  pues  incluso  la empresaria  pidió  a  la  Jefa  de  Gobierno  de  la  CDMX  Claudia  Sheimbaum  respondiera  a  las  demandas de las okupantes. [ ] No creemos necesario que aquí tengamos que explicar por qué una  empresaria  no  puede  ser  considerada  dentro  de  una  lucha  anarquista. Mientras  algunxs  salen de estos procesos sociales convencidxs de que nuestra propuesta más contundente es el conflicto  a  la  autoridad,  recreando  nuestras  vidas  en  esa  tesitura,  escapando  al  control  y  proyectando una alegría negadora, otrxs emprenden un viaje sin retorno en la nave estatal. Así veremos (y hemos visto) una y otra vez repetirse ejemplos, como el de Rosario Piedra, camino que Erika Martínez pudiese emprender sino abre bien los ojos o si sus conclusiones no logran concretar la ruptura anti estatal.

 

Si  como  anarquistas  no  somos  conscientes  de  los  límites  de  nuestras  intervenciones  sociales,  las  narrativas  que  no  buscan  una  ruptura  contra  el  poder  en  sí,  terminaran  por  señalarnos  e instrumentalizarnos. Esto   queda   muy   claro   con   la   narrativa   de   la   criminalización   y   estigmatización   del   aborto   clandestino   por   parte   de   importantes   sectores   feministas,      afirmando que esa “libertad” o “derecho” debe de ser practicado a través del Estado, bajo una rigurosa vigilancia con perspectiva de género, encaminando la defensa de la conquista a través de  vías  burocráticas,  asumiendo  a  priori  que  todo  aborto  fuera  del  marco  de  la  legalidad  “feminizada” no es deseable, es insalubre e inseguro hasta llegar al punto de volverlo de nueva cuenta  “ilegal”.  Desde  una  perspectiva  anarquista,  la  criminalización  debe  ser  combatida,  sea  ésta proyectada en forma positiva o negativa. Legal o ilegal, con o sin recursos del Estado (y lxs contribuyentes)  el  aborto  será  practicado  y  así  lo  defenderemos.  No  podemos  limpiarnos  el  sudor  de  la  frente  y  terminar  con  un  suspiro  vencedor  al  ver  legalizado  el  aborto,  ya  que  su  legalización está adscrita a las circunstancias político-sociales del momento, la cual en un abrir y   cerrar   de   ojos,   puede   desmoronarse   en   la   medida   que   las   posturas   patriarcales   y   conservadoras den frente a esto.

 

Es  por  ello,  que  es  importante  en  estas  aguas  revueltas  vislumbrar  la  manera  de  no  verse  atrapadxs en las redes de “lxs pescadores” del poder. La capacidad negadora, destructiva y de revuelta  de  las  movilizaciones  de  mujeres  (y  no  solo  en  las  movilizaciones,  sino  también  en  otro  tipo  de  intervenciones  como  las  parteras,  los  círculos  de  mujeres,  la  recuperación  de  la  medicina natural, etc.) son las que han puesto en jaque el sistema de valores patriarcales, es la tensión generada lo que molesta al poder. Convertir en un “hecho” más que en un “derecho” la libertad de elección en cualquier ámbito de la vida es una tarea que debe partir de nuestra cotidianidad,  la  solidaridad  entre  mujeres,  la  complicidad,  el  combate  al  machismo  y  la  violación   a   través   de   la   acción   directa      es   lo   que   en   realidad   transformará   nuestra   individualidad y  lo  que  hace  que  el  miedo  cambie  de  bando.  ¿Esto  quiere  decir  que  no  se  utilicen las clínicas de aborto del Estado? ¡No! Serán utilizadas con desfachatez y a necesidad,sin  agobio  por  la  eterna  contradicción  a  la  que  nos  somete  la  realidad,  sin  por  ello  asumir  el  proyecto estatal y capitalista, sin dejar de proyectar por los medios necesarios la autogestión de   nuestras   luchas   y   abandonando   la   búsqueda   del   consenso   social   generalizado.   El   capitalismo  nos  venderá  el  aborto  como  una  mercancía  más,  como  lo  ha  hecho  con  el  feminismo,  el  queer,  el  veganismo  y  una  larga  lista  de  posturas  y  actividades,  de  nosotrxs  depende que la navaja anárquica no pierda su filo.

 

¡Que el miedo cambie de bando!

¡Sin liderezas ni dirigentas!

¡Sin mundos rosas para camuflar la autoridad!

¡Seamos tan libres que ni su legalidad nos pueda controlar!

¡Seamos libres y salvajes!

 

México a 16 de octubre del 2020

Afinidades Conspirativas

(México) Sobre lumpenismo, punk y racismo.

Escrito por Kaio de Ya puso la puerka radio.


Pues nada. Siguiendo con el tema del “racismo” y de que las vidas de los negros importan y que los antifascistas (Atención: resulta que artistas, gente socialité, los mismos policías y presidentes se suman al movimiento “antifa”) y que defender a los débiles, y que revolución ciudadana, etcétera. Observo este río revuelto y recuerdo cuando siempre declaro a los cuatro vientos “ando del lado del lumpen”, del barrio y así, cuando digo que ese es otro de los motivos por los que ando de punk. El punk o lo punk, vocablo anglo que significa mugroso, grosero, vagabundo, insolente y claro: lumpen. Entre otras cosas, se gestó en contraposición a ese calificativo salido de la escuela marxista:  lumpen proletario. O sea gente que no tiene “conciencia de clase”.

¿Y cual es esa conciencia de clase?  La de creer que el obrero esta llamado a ser el sepulturero del capitalismo y la dominación, además como una vía al socialismo (al de deveras) y no a los vagos que no ven (vemos) en el trabajo el aliciente de la libertad, sino que, por el contrario, ven un yugo más para el individuo. En otra entrada ya había citado el “18 Brumario de Luis Bonaparte” para burlarme grotescamente de Kate del Castillo, y en este caso lo citaré porque el Barbas Marx tenía razón en una cosa:  No por ser lumpen y barrio se es revolucionario, el lumpenaje puede llegar a lo mas bajo. Aquí la cita:

“Bajo el pretexto de crear una sociedad de beneficencia, se organizó al lumpemproletariado de París en secciones secretas, cada una de ellas dirigida por agentes bonapartistas y un general bonapartista a la cabeza de todas. Junto a roués arruinados, con equívocos medios de vida y de equívoca procedencia, junto a vástagos degenerados y aventureros de la burguesía, vagabundos, licenciados de tropa, licenciados de presidio, huidos de galeras, timadores, saltimbanquis, lazzaroni, carteristas y rateros, jugadores, alcahuetes, dueños de burdeles, mozos de cuerda, escritorzuelos, organilleros, traperos, afiladores, caldereros, mendigos, en una palabra, toda esa masa informe, difusa y errante que los franceses llaman la bohème”

¡Ja!. Recordemos que también dentro de los bohemios se encontraban los miembros de la contracultura, y por supuesto; los anarquistas.   Esos que declaraban que no pertenecían a ningún partido ni a ninguna autoridad. Léase la biografía del Barbas Bakunin.

Y si se dan cuenta hay una contradicción que debemos asumir, el punk es parte del lumpen, pero del lumpen salen también los sepultureros de la revuelta.  Del lumpen también salen los peones del poderoso.

Así que, hoy en día -tal vez, pero taaaaal vez en el siglo XVIII y XIX- no hay razón para mitificar al pueblo bueno, o los negros como “siempre oprimidos”. El problema de siempre es la voluntad avasalladora que pretende atropellarme e imponer su autoridad, y esa voluntad no tiene color: negro, latino, caucásico, amarillo, trans, gay, mujer, pobre o rico. Y como sabemos a esa voluntad corresponde oponer otra voluntad (mi voluntad de no ser avasallado por nadie.  Oponerse de todas las maneras posibles. Incluida la violencia y la insurrección… y también la mala leche de destruir y molestar con vidrios rotos alguna posesión de algún burgués.

Así reparamos en algunos videos virales (sin contexto, hay que aclararlo) donde gente negra de barrios bajos “lumpenizados” golpea a inmigrantes latinos, chinos o lo que sea. No existe solidaridad de clase ni alguna de esas mamadas. Es gente que quiere pasar sobre ti.    Igual que los chacas de mi barrio, gente que ¡¡¡por los clavos de cristo!!! merecen una bala en la cabeza. Esta gente siempre ha engrosado las filas de los grupos de choque del PRI, de la organización Antorcha Campesina, del PRD y en general de cualquier partido. En Estados Unidos, dicen los que saben, que los negros y la comunidad oprimida siempre han sido peones del Partido Demócrata.  Vetúasaber. Pero ¿les parecería extraño que Kamala Harris sea la compañera de fórmula para la vicepresidencia de los EU de Joe Biden, candidato de ese partido a la presidencia? Yo digo que nel.

De cualquier forma, sigo reclamándome en el lugar que ocupan los lumpenes, los desheredados, los bohemios, los quínicos, porque de ahí también nace un genuino interés en liberarse ¿Por qué? ¿Pues resulta que sigo inmerso en un mundo donde la contradicción es la tónica?

Kaio

Bienvenidos al Futuro —en transición al neo-feudalismo

Escrito por el compañero Nihil.


Bienvenidos al Futuro

en transición al neo-feudalismo

Trabajo: Lo que los datos de LinkedIn nos muestran sobre ...

Solamente puedo reproducir lo que veo, lo que pienso y,

decirlo más exactamente, lo que pensamos NOSOTROS”

Me acordé de determinado cuadro en el museo (se trataba de una asociación de contrastes):

una calle del siglo XX, una policroma confusión de

hombres, engranajes, animales, pasquines, árboles, colores y pájaros…

¡Y aquello había existido realmente!

Me pareció tan inverosímil y absurdo, que no pude dominarme,

y prorrumpí en una sonora carcajada”.

D-503i

Desde hace algunos años, la máxima prioridad de los gobiernos y las empresas ha sido acelerar la transformación digital para, acelerar (valga la rebusnancia) el desarrollo global. Además de la industria farmacéutica, la otra gran ganadora debido a la pandemia es la tecno-industria. Ya se comienzan a hinchar sus carteras gracias al “apoyo” de los servicios de la digitalización global.

Poco antes de la llegada del año 2000, cuando un supuesto colapso en los computadores de entonces por no programar dicho año ocasionaría fallos catastróficos si no se corregía a tiempo; platicaba hasta la divagación con un compañero sobre dicha situación, y terminé concluyendo que “el día en que el sistema acabe con la convivencia física entre humanxs, sería el comienzo de una nueva era”, en ese momento aún no me percataba que estábamos en la antesala de la era digital: en los albores de la Cuarta Revolución Industrial.

Una suerte de revival de la distopía iniciada a finales del s. XIX con el inicio de la Segunda Revolución Industrial (1870-1914), ha tomado vida hoy. El arribo de esta nueva distopía pareciera que nos conduce a reflexiones catastróficas, apocalípticas, fatalistas, pesimistas, etc. A lo largo del tiempo la hemos percibido como una ilusión, similar a la supuesta caída del capitalismo “predicha” desde los tiempos de Marx. Sin embargo, lo que vemos es que el mercantilismo actual va hacia la liberación económica tal como lo teorizara Hayek; es decir, parece que este tipo de capitalismo como lo hemos estudiado y conocido, ha sido una puesta a prueba a propósito y que, con la programación de la generación millenial y el avance tecnológico, ahora sí están listos para dar el siguiente paso, a menos que sectores de la alta burocracia se opongan reciamente y sigan con la idea de mantener a los Estados como unidad rectora y dominante; lo que podría reforzar la propuesta del nuevo populismo que va promoviendo Michael Onfray, mientras que los millenial más en sintonía con los libertarianos van empujando a lo primero; pero también hay un reacomodo en las elites y la imposición de nuevas teorías, pues no solo han surgido estos dos grupos antagónicos (que por cierto, afirman que el debate izquierda-derecha está agotado o desfasado en la era digital), sino que también salen a la luz los denominados NRX en el que aparentemente se conjugarían ambas ideas, es decir, hacer Estados-empresas, según la división geográfica-política actual y, cabe destacar, que es muy probable que los “movimientos ciudadanos” también se actualizarían como los llamados anti-extinción, que serían los que se acomodarían a cualquiera de estas tendencias, siempre que se asegurara la supuesta sostenibilidad y la perpetuación del ser humano sobre el planeta.

Por si fuera poco, habría que añadir la dosis permanente de series y programas distópicos que inundan las plataformas streaming que inyectan a la sociedad, como parte de un adoctrinamiento para mentalizar a la gente y acostumbrarlas a asumir cualquier hecho catastrófico ocasionado por el Sistema de dominación, donde este mismo termina siendo el héroe capaz de salvarlos, como el caso de la actual pandemia.

La Tormenta Perfecta

el etnocidio puede tener un giro positivo, el etnodesarrollo”.

MIA-FONATURii

El toque final que ha permitido consolidar el control y la vigilancia ha sido la pandemia. Sin duda, jugada maestra del sistema de dominación para forzarnos a la adaptación a esta nueva era.

Bajo la muletilla de mantenernos sanos y seguros, han creado una hipnótica obediencia que, ante la infinita repetición, normalizaremos poco a poco la ausencia de contacto afectivo: visual, interacción física o verbal; además de que todo lo que tocamos masivamente ahora será objeto de miedo; es decir: el fin de la convivencia social. De esta forma nos resetean el chip para la aceptación de la nueva normalidad de obediencia y confinamiento, con el Internet como aliciente contra la ansiedad y la depresión provocada por el incremento de soledad. Con el engaño de que la rápida migración a las nuevas tecnologías digitales originada por la pandemia será la clave para la recuperación.

El estudio sobre conectividad Mobility Report 2020 de Ericcson, menciona que México será de los primeros países de LaTam en conectarse al 5G y el Estudio de Hábitos de Usuarios de Internet en el país, indica que actualmente hay más de 80 millones de usuarios que se conectan vía smartphone (92%), teniendo como actividades el acceso a redes sociales (82%), mensajes (78%) y streaming de películas y videos con 65%.

Esta sociedad online, junto a la nueva clase productivaiii, es la que nutrirá y mantendrá en funcionamiento los neo-feudos y la sociedad terrenal –offline, los que estaremos en el rezago digital o navegando dentro de los limites como excluidos digitales; los salvajes que aprovecharemos la oportunidad no solo para sobrevivir fuera del radar del control digital sino para mantener la insurrección permanente sin tregua. Evidentemente, en este momento resulta imposible el sueño de la autogestión hasta no concretar la destrucción total del Sistema de dominación.

El sentido común como primera línea de defensa (y ataque)

En estos días de pandemia, nos ha tocado ver al anarquismo en la vidriera de la tienda de regalos. Se ha estado vendiendo con la etiqueta roja de liquidación junto a otras mercancías ideológicas como «alternativa» políticamente correcta; orientado a la positividad, la construcción, la cooperación, los cuidados, la integración y, la reforma, en busca de aceptación social y «alianzas estratégicas»”.

Gustavo Rodríguez

Pena ajena nos provoca ver como los changarros alternativos de los entrepreneur´s de la fauna “anárquica” se acomodan a vender sus mercancías en la era digital; es decir, como presentan sus proyectos pretendidamente anarquistas a través de los mismos medios que los espían y les hace su “perfil” para mantenerlos en una burbuja, aislados de otros segmentos. En este sentido, el movimiento local es más un cuerpo avejentado con una supuesta vitalidad activista que se va moviendo según la marea, tomando la senda que les impone el Sistema. Para decirlo, en palabras del compañero Gustavo Rodríguez: “…una extensión «mejorada» de la misma que emplea tácticas idénticas (al Sistema) en busca de aprobación y legitimación, develándose como un pulcro y eficiente vendedor de la tienda de regalos.”iv

Quien más que el Sistema, desea curar al movimiento de la enfermedad de la insurrección anárquica; depurarlo de esta infección maligna para absorberlo y diluirlo en el más sumiso ciudadanismo, transformándolos en inofensivas criaturas estereotipadas e imitadoras; vieja costumbre adquirida que ha venido destruyendo de forma reiterada nuestras tendencias impulsivas, salvajes, y naturales cargadas de sentido común. Una buena parte de este cuerpo envejecido se ha perdido en indecisiones y perplejidades en torno a la practica anárquica que ya debieran estar engranadas en su propia naturaleza.

Reitero lo dicho por el compañero, con el ánimo de originar una propuesta al anarquismo ucrónico (los que puedan recordar, valorar y establecer una acción), capaz de abandonar esta mala costumbre, de olvidar los discursos abstractos y aprovechar las oportunidades prácticas; es decir, concretar nuestro campo de acción, de acuerdo al contexto individual y la propia creatividad (que tanta falta hace) abocados a los actos de insurrección no solamente cuando los mítines y manifestaciones lo propicien, sino de manera permanente. Nuestro sentido común debería operar bajo la pauta de reconocernos en esta situación e impulsarnos a relegar esa emulación en pequeña escala con la sociedad capitalista, claro está, esto solo es posible si en realidad desean no preservar y revitalizar ese cuerpo avejentado en que reposan y les convida a dar bandazos cada vez que una simple palabra proveniente de trincheras ajenas les excita, desviándose del camino negro y la praxis anárquica insurreccional, sino renacer de las cenizas como siempre hemos hecho en nuestra historia.

Quizá todo lo anterior a muchos les parezca una fantasía, pero considero que lamentablemente siempre hemos tenido mayor habilidad para desarrollar nuestros antagonismos que nuestros afectos; sin embargo, entiendo que si verdaderamente buscamos la liberación total debemos encaminar todos nuestros esfuerzos hacia una ruta compartida. El compañero Kosta Cavalleri, junto a Bonanno y otrxs compañerxs, ya habían hecho una propuesta a fines de los 90`s; pero lo mío es solo una invitación a todxs lxs que navegamos en la Tendencia Informal, y seguiremos dicho camino (con particular coincidencia con las propuestas del compañero Gustavo) conservando intacto el mal sabor de la derrota de aquellxs afines vencidxs a través del tiempo; las llamas de la insurrección han inflamado mi pecho y me incitan a cultivar el fuego hasta descabezar a la Dominación y arrojarle su cabeza a lxs ciudadanxs que lo adoraron de rodillas.

Desde algún lugar, infectado por la pandemia

Nihil

Julio de 2020

Principio del formulario

 

i Nosotros, Yevgueni Zamiatin, Akal 2008.

ii Aunque quisieron componer la frase emitida tras la lluvia de críticas, ya está dicho y es la idea general del gobierno PEJISTA o de cualquier otro.

iii El filósofo francés Paul Virilio, hacía una comparación de los empleos laborales del s. XX e inicios del s. XXI, con los campos de concentración de la 1ª. y 2ª. Guerra Mundial, en el que este formato laboral era una especie de evolución de dichos campos. Ver, El Arte del Motor, Aceleración y realidad virtual. Ediciones Manantial, 1996, Buenos Aires, Argentina.

iv La capacidad heurística de la anarquía, disponible en: https://anarquia.info/la-capacidad-heuristica-de-la-anarquia/

(México) Oaxaca se suma actos de revuelta contra la policia (14 de junio) -Fotos y videos-

Nuevo reporte sobre disturbios contra la policia ocurridos ahora en Oaxaca el 14 de junio, actos que se suman a los del 4 y 5 y 8 de junio en diversos puntos de México.


El 14 de Junio, frente a la Universidad Autonoma de Benito Juarez, en Oaxaca, varios grupos anarquistas protestaron contra la violencia del Estado, recordando las protestas del 2006 donde hubo varios asesinatos cometidos por los cuerpos policiacos. Los manifestantes reivindicaron los asesinatos de jovenes en el estado de Oaxaca, como Alexander, de 16 años de edad y Diego E.L.P. de 20 años así como de otros activistas asesinados en la región.

Alexander fue asesinado el 9 de junio, cuando salia en compañía de tres jovenes a comprar un refresco en la ciudad de Vicente Camalote, localizada al norte de Acatlán de Pérez Figueroa. El grupo fue agredido con tiro por un carro de la policía local.

El contingente bloqueó la Avenida Universitaria en ambos lados con barricadas incendiarias, pintaron consignas en las paredes como “la policía viola y asesina” y “somos su peor pesadilla” así como simbolismo anarquista. Se atacó y saquearon tiendas de conveniencia liberando los productos en la calle, algunas sucursales bancarias, diversas señaléticas y propiedad publica. La prensa también fue repelida violentamente.

Estos hechos se vienen sumando a la seguidilla de protestas violentas contra la policía en diversos puntos del país en lugares como Guadalajara, Ciudad de México, Xalapa y San Luis Potosí, donde grupos anarquistas y otrxs manifestantes se han reunido para dar una respuesta anárquica y violenta en las calles.

¡Viva el disturbio y la expropiación!

¡Viva el vandalismo!

¡Por la extensión del ataque, la revuelta y los grupos de afinidad anarquista!

¡Por la coordinación informal!

¡Mantengamosnos atentxs y desobedientes!

 

-Videos-

 

-Fotos-

 

La capacidad heurística de la Anarquía

Escrito del compañero Gustavo Rodríguez sobre teoria del fracaso y su relación con la actualización del anarquismo.Extraído del folleto «Covid-19: la anarquía en tiempos de pandemia»


Por que as pessoas se revoltam? - Luan Spesani - Medium

La capacidad heurística de la Anarquía

Jack Halberstam, un conocido teórico queer, comprometido con el «proyecto antisocial» y, activo militante contrasexual, da inicio a su libro El arte queer del fracaso
i, con un exergo irreverente y divertido, tomado del capítulo 20 de la primera temporada de Bob Esponja, que invita a la reflexión:

Don Cangrejo: ¡Y justo cuando crees que has encontrado la tierra prometida, te cogen de los pantalones y te suben arriba, y más arriba, y más arriba, y MÁS ARRIBA, hasta que te suben a la superficie, dando coletazos y jadeando para respirar! Y entonces te cocinan, y te comen… ¡o algo peor!
Bob Esponja (aterrorizado): ¿Qué puede ser peor que eso?
Don Cangrejo (en voz baja): Una tienda de regalos.ii

Halberstam, conservando ciertos «aires de familia» con la perspectiva queer anarco/nihilista, establece una analogía entre los miedos que horrorizan a Bob Espoja y, nuestras amenazas cotidianas en esta muerte en vida que impone la dominación: «Bob Esponja quiere saber cuál es la alternativa a trabajar todo el día para Don Cangrejo, o a ser capturado en la red de los objetos del capitalismo cuando intenta escapar»iii. Su libro, como nos advierte desde el primer párrafo de su Introducción, «es una especie de “Guía Bob Esponja” de la vida» donde abandona el «idealismo de la esperanza». Apoyándose en la «baja teoría» que toma prestada y adapta de los estudios culturales de Stuart Hall, apuesta por la reivindicación del fracaso que «conserva algo de la maravillosa anarquía de la infancia y perturba el supuesto claro límite entre adultos/as y niños/as, entre vencedores/as y perdedores/as. Y aunque es cierto que el fracaso viene acompañado de un conjunto de afectos negativos, como la decepción, la desilusión y la desesperación, también nos da la oportunidad de utilizar esos afectos negativos para crear agujeros en la positividad tóxica de la vida contemporánea»iv (subrayado mío).

En estos días de pandemia, nos ha tocado ver al anarquismo en la vidriera de la tienda de regalos. Se ha estado vendiendo con la etiqueta roja de liquidación junto a otras mercancías ideológicas como «alternativa» políticamente correcta; orientado a la positividad, la construcción, la cooperación, los cuidados, la integración y, la reforma, en busca de aceptación social y «alianzas estratégicas». Apartado de esa Anarquía sombría, abocada siempre a la negatividad-negadora, a la ilegalidad, al conflicto y la ruptura; es decir, cuidadosamente distante de esas honrosas excepciones de la manada fugitiva que hoy, consecuentes con la praxis, extienden el fuego en la pradera. Ese anarquismo crítico de la salud pública; de la gentrificación y la especulación inmobiliaria; de la carestía de la vida; de la privatización de los recursos; de la contaminación industrial; de la disparidad de género; de la precariedad y el desempleo; de la mala calidad de la educación pública; del alza a las tarifas del transporte público; de la corrupción política; de las violaciones constitucionales; de la pérdida de derechos; de las inhumanas condiciones en las cárceles; de la brutalidad policiaca; de la pena de muerte; del intervencionismo militarista; de las políticas neocolonialistas; de la degeneración de los partidos políticos; de los fraudes electorales; de los presidencialismos fascistoides y; de todas las deformaciones de la democracia y las perversiones del Estado-capital; no es la contestación y el rechazo negativo-negador de la dominación sino una extensión «mejorada» de la misma que emplea tácticas idénticas en busca de aprobación y legitimación, develándose como un pulcro y eficiente vendedor de la tienda de regalos.

En estos tiempos se han multiplicado las franquicias. Hoy La pequeña tienda de los horrores, tiene filiales alrededor del mundo, cultivando en la trastienda un sucedáneo de anarquismo que alimentan con incautos, con el mismo esmero y devoción que Seymour Krelboyne. Particularmente, en territorio norteamericano, se han centuplicado sus sucursales –desde el Río Bravo hasta la Isla Attu–, impulsando el «apoyo mutuo vecinal». Basta una visita rápida a la página web del izquierdismo libertario anti-Trump para comprobarlo.v Bajo el rótulo de «apoyo mutuo vecinal» han elaborado una súper oferta con su paquetazo de servicios que varía de franquicia a franquicia pero, puede incluir paseos de perros, cuidados de niños y ancianos, tutorías en línea, vegetales orgánicos frescos (de la huerta comunitaria), servicio de recogidas y entregas, comida gratis, albergue, ropa usada, consejería sobre inseguridad alimenticia y falta de vivienda, desayunos para niños (por cierre de las escuelas) y, transferencias de dinero hasta 150 dólares para los necesitados (después de completar la solicitud requerida), como anuncia la sucursal del Fondo de Apoyo Mutuo de Jeffco.vi Claro está –para evitar suspicacias–, el lema de todas las filiales del «apoyo mutuo vecinal» deja ver sus intenciones de antemano: «¡Esto es solidaridad, no caridad!». Así que cualquier parecido con los emprendimientos del Salvation Army o, la beneficencia de las carmelitas descalzas y, el clientelismo de los partidos políticos y el Estado, es pura coincidencia o producto de la retorcida maleficencia de esas bestias oscuras que sólo piensan en destruir todo lo existente, sembrar el caos y, darle vida a la Anarquía.

Este sustituto de anarquismo que en la actualidad impone su marca en el mercado, no es nuevo; ha estado presente en distintos momentos de la historia expresando el deseo de asimilación en busca de un espacio alternativo que permita su representación. Ejemplos recientes en territorio estadounidense son las sucursales estatales de ¡Comida, no Bombas! (Food not Bombs!) y, otros proyectos asistencialistas de claro sello edulcorante: Colectivo Tierra Común (Common Ground Collective), Sistema de Telecomunicación Emergente (Emergence Broadcasting System) e, incluso la Federación de la Cruz Negra Anarquista (ABCF) que en el pasado reciente añadió a su amplio curriculum caritativo el apoyo a cinco militares cubanos acusados de espionaje encarcelados en las mazmorras del «Imperio».

Este pseudo-anarquismo que hoy está a la venta en la tienda de regalos –junto al cangrejo disecado, el caballito de mar encapsulado y los caracoles barnizados–, como todos los sucedáneos intenta suplir «necesidades» y se ofrece «viable», o sea, «posible», «digerible», «realizable», es decir, «positivo», «saludable», «asequible» (como pregonan las empresas farmacéuticas de medicamentos similares: «lo mismo pero más barato»). Para ello no se restringe echando mano de la historia, intentando trasplantar y reproducir experiencias pasadas que, en el contexto de su historicidad podrían parecer –para algunos– radicales y anarquizantes pero hoy no sólo son estériles sino recuperables, útiles y serviles al sistema de dominación. Con este fin, invierte hasta el sentido de las palabras, las acomoda, las ajusta, las tergiversa; imponiéndole igual destino a los principios y a la ética. Así emprende colectividades de recolectores de basura, cooperativas de mensajeros, sindicatos de homeless, asambleas de vecinos, guerrillas artísticas, federaciones de filatélicos y, milicias de abueletes (Gray panthers); empeñado en resarcir la democracia agregándole un sufijo (¡directa!); en trasformar el Poder añadiéndole otro (¡popular!) y; minimizando la continuidad del Estado con asombrosos malabares semánticos (autogobierno, buen gobierno, autonomía).

Este suplente de la teoría y la práctica anárquica, como cualquier edulcorante artificial, endulza pero no provee energía. Es una parodia, una ilusión engendrada por la visión distorsionada de la ideología; un simulacro burdo que opta cínicamente por el «mal menor» y camufla la opresión. Una imitación mala del anarquismo, que hoy nos invita a quedarnos en casa o a desgastarnos mitigando el dolor de la opresión con misericordiosa solidaridad, abandonando la insurrección cotidiana. Aún así, se atreve a comparar el accionar refractario de los grupos de afinidad y de los feroces lobos solitarios en conflicto permanente con la dominación, con la ultraderecha trumpista que se manifiesta en plazas públicas negando la existencia del virus y exigiendo la «libertad de movimiento», la «libertad de expresión» y, el «derecho al trabajo». Esta suerte de anarquismo espurio confunde el ejercicio irrestricto e irreductible de nuestra libertad individual con la prédica liberal y la defensa de la «libertad de mercado». Aferrado a una conciliación forzada entre las tradiciones retóricas de la arcaica formulación clasista y las realidades contemporáneas, toma el sendero de las chapucerías teórico-prácticas más grotescas, subsumiendo al interior del concepto de «proletariado» las configuraciones identitarias más insólitas. No entiende –o no le conviene reconocer y/o admitir– que la Anarquía y sus secuaces, han abandonado de manera definitiva los proyectos futuristas y la dialéctica positiva de la arquitectura utópica, ensanchando esos agujeros en la positividad tóxica de la vida contemporánea.

En efecto, como propone Halberstam, nos toca enfrentar este exceso de positividad tóxica latente en la sociedad, multiplicando los agujeros (negros). Lamentablemente, se nos queda corto a la hora de incitar a la negatividad queer y emprender un ataque frontal contra la sociedad que pretende confrontar. En vez de apuntar la negatividad destructora contra esta sociedad optimista, dúctil, inodora, incolora e insípida (¡positiva!), fundada en la información telemática y la estimulación de las necesidades, se queda a medio camino entre la crítica y la reflexión. Sin embargo, es innegable su contribución desde la (baja) teoría, la insumisión académica y, las «formas antidisciplinarias del saber», al desarrollo consciente de la negatividad queer. Tal como sucede con la obra de Lee Edelmanvii –quizá el teórico más categórico de la negatividad queer– y otros connotados teóricos queer, la abismal separación entre su teoría y su práctica invita a «ponerlos a prueba», como sugieren los editores de la revista Baeden;viii lo que no nos impide expropiar sus tésis de «la torre de marfil de la teoría y utilizarlas como herramienta para nuestros proyectos».ix Tanto Halberstam como Edelman, abren la puerta a un goce anti-social queer que merece toda nuestra atención desde la perspectiva anárquica informal e insurreccional pero, penosamente se quedan en la puertax. Pese a que se detienen en la entrada –de alguna manera–, incitan a cruzar el umbral e incendiar la casa, tirando por la borda todo el bagaje identitario de la queernería positiva y el statu quo que ha impuesto el establishment LGBTTTIQA, con su corrección política, sus proyectos «alternativos» y, su enfoque con perspectiva de «derechos» (al matrimonio, a la adopción, a ser policías, militares y políticos), reproduciendo al infinito el sistema de dominación.

Justo esa es la propuesta anarco-queer/nihilista de Baeden, incinerando los nuevos contratos sociales y canalizando la negatividad queer hacia la destrucción de la civilización como parte de la conspiración por la liberación total que engloba a todos los enemigos de la sociedad mediante la apropiación de la negatividad antiautoritaria. Esa es también la perspectiva de la lucha anárquica contemporánea; conscientes que nos toca ir más lejos todavía, extendiendo el fuego de la insurrección permanente hasta demoler todo lo existente. Empero, para concretar la lucha, se requiere apropiarnos de nuestro tiempo. (Re) pensar la Anarquía desde nuestra presente historicidad. Crear y desarrollar nuestras concepciones analizando la dimensión histórica. Lo que exige plantearnos la necesidad de volver a nuestra historia: examinarla, descifrarla y aprovecharla para comprender y actuar sobre el presente; elaborando un modelo interpretativo de la realidad que nos imponen y asumirlo, explícita o implícitamente, en el seno de una comunidad de afines que lo tome como referencia tangible y marco de sus elaboraciones teórico-prácticas ulteriores.

Esta ingente tarea nos demanda rehacer las preguntas antes de dar respuestas. Para articular las nuevas interrogantes, necesitamos reflexionar sobre el contexto de época. Es decir, urge asaltar la caja de herramientas conceptuales contemporánea y expropiar todos los instrumentos que nos sean útiles para abastecer nuestra mochila. Algunas herramientas habrá que afilarlas alterando su cometido inofensivo; otras, tendremos que adaptarlas a nuestro quehacer nocturno y; unas pocas, podrán ser usadas tal como han sido diseñadas. El anarquismo decimonónico en ese sentido hizo lo propio, se alimentó de buena parte de la tradición de Occidente, tomando sus principales nutrientes de la Ilustración (Rousseau/Godwin) y la Revolución Francesa (Maréchal/Babeuf); mientras que el movimiento ácrata vigesimónico, se desarrolló a partir de la crítica a las elaboraciones marxianas –a veces desde posturas no tan críticas y tomando prestado de San Carlitos más de la cuenta– y para ello, echó mano de pensadores cardinales del XIX (Stirner, Darwin, Nietzsche, Schopenhauer, Baudelaire, Freud e, incluso, Malthus) y, desempolvó a otros olvidados (Godwin), reinterpretando sus producciones y reelaborándolas con matices propios; así continuó hurtando las contribuciones de infinidad de intelectuales del Siglo XX que aportaban nuevas concepciones acordes con la época desde diferentes ópticas político-filosóficas que auxiliaban el entendimiento del mundo de aquellos años (Camus, Goodman, Adorno, Castoriadis, Marcuse, Hannah Arendt, Lyotard, Derrida, Debord, Foucault, Deleauze, y un largo etcétera). Hoy, le toca al anarquismo contemporáneo otear nuevos desarrollos contrahegemónicos que nos llaman a salirnos del camino, perdernos y, sobre todo, a mantenernos perdidos.

Tal vez, un primer paso en esta dirección –contra el sentido del tráfico y la simulación del pseudoanarquismo positivo–, sea la apropiación (expropiación) de la «teoría del fracaso»; asumiendo al anarquismo como esa negatividad asociada a la informalidad, la inmadurés, el infantilismo, la irracionalidad, la improductividad, la ineficacia, la desorganización, la ausencia de futuro y todas esas «insuficiencias» que invoca el fracaso y que siempre nos han achacado nuestros enemigos. Asumir y practicar el fracaso nos llevará a abandonar la fe en el triunfo, a renunciar a los caminos rectos, a repudiar las ideas preenlatadas, a abandonar el sacrificio, a evitar la eficiencia, a olvidar el reconocimiento, a despojarnos del éxito, a prescindir de la esperanza, a detener las inercias; experimentando el fracaso como un rechazo absoluto del dominio, «una crítica de esas conexiones intuitivas que se dan dentro del capitalismo entre éxito y beneficio, y como un discurso contrahegemónico sobre la perdida».xi

El fracaso, la derrota y la pérdida, son las únicas herencias que el anarquismo nos ha dejado de una generación a otra, generando una potencia que se ha desencadenado desde la negación reafirmando la esencia de la Anarquía. A partir de esta reflexión, quizá podríamos comenzar a esbozar los primeros trazos de la prosapia de un anarquismo antisocial, parricida y antihumanista que teoriza y acciona en términos de negación del sujeto más que de su formación y, se proyecta por la interrupción del linaje más que por su continuación; siendo conscientes que toda prolongación sólo acarrea la repetición y la reproducción de todo lo que anhelamos destruir, manteniendo vivo un anarquismo cómplice de la persistencia del sistema de dominación, asegurándose la representación de los excluidos y subyugados para venderse como su única salvación.

Lo que nos lleva a rechazar ipso facto la propaganda y la violencia terrorista tal como se manifiesta en nuestros días, al quedar atrapadas en una violencia positiva motivada por fines instituyentes que se apartan de los propósitos anárquicos de no retorno. La violencia anárquica implica una violencia negativa mucho más radical y ferozmente destructiva que rompe con todos los estereotipos de lucha al negarse a reconstruir, rehacer, reproducir o repetir y; se consolida como potencia capaz de arrasar el exceso de positividad y exterminar todo lo existente; ajena a las motivaciones utilitarias (político-ideológicas), contraria a las mejoras económicas, las reformas, los cambios políticos y, las transformaciones sociales.

La posibilidad de cimentación de la negatividad anárquica sólo se robustecerá en una urdimbre multidimensional, informal y caótica, que haga posible converger y entrecruzarse todos esos hilos negros que hoy animan nuevos desarrollos teórico-prácticos correspondientes a nuestra presente historicidad. Desde el talante de la insurrección permanente aquí y ahora, con vocación parricida y cargado de negatividad radical, se abre paso un nuevo paradigma anárquico que ataca la realidad presente e incide en la actualidad, teniendo por fin el colapso civilizatorio. Instigado por una extensa galaxia de afinidades subversivas, esta potencia negativa cobra cuerpo interviniendo en un tiempo inédito, consciente que el pasado es sólo la simiente que nos dio vida, el cúmulo de experiencias y lecciones a extraer pero, jamás una camisa de fuerza que inmovilice nuestro accionar y nos impida andar por nuestros propios pasos. El pluscuampresente anárquico –Derrida dixit– carece de antecedentes. Habrá que labrarlo en actos que superen el ataque inocuo a los símbolos. Interrumpir, rupturar, desmantelar, derribar, cortar de tajo, demoler, incendiar, arrasar, es el meollo de una estética y una ética ácrata propia del proyecto de destrucción anárquico de nuestros días y, a la vez, una reafirmación consciente de nuestra esencia negativa. Que prevalezca la negatividad en pensamiento y acción, dependerá de la capacidad heurística de las y los cómplices de la Anarquía y, del vasto rechazo a las inercias y las «respuestas» oportunas, construidas desde las certezas militantes y la positividad instituyente.

La creencia en que esta crisis multifactorial se puede «solucionar» con un gigantesco estallido de «solidaridad vecinal» y «apoyo mutuo», equivale a darle cabida al pensamiento mágico en su forma más pura; significa admitir la más grotesca tergiversación de los conceptos, denota arriar nuestro trapo negro y, relegar al bidón de gasolina de nuestras prácticas presentes. Para nosotros la solidaridad y el apoyo mutuo implican afinidad y complicidad teórico-práctica y, reclaman cierta densidad de intercambios que evidencian ese sustrato común que nos anima. Por eso sólo se ejercen entre co-conspiradores que se reconocen y se asumen como tales. Obviamente, ante una hipotética insurrección generalizada, la solidaridad y el apoyo mutuo tenderán a generalizase entre los subversivos pero, fuera de esta excepcional circunstancia, todo apoyo degenera en caridad y filantropía. Lo que nos insta a plantearnos nuevas interrogantes –antes de arrogarnos respuestas– en torno a la vigencia de la inmutabilidad del fuego.

Durante la epidemia de peste de 1666 en Londres, entre el 2 y 7 de septiembre, la muchedumbre enardecida incendió 89 iglesias, 13 mil casas y, un número indeterminado de edificios públicos, almacenes de mercancías y centros manufactureros, incinerando cuatro quintas partes de la Ciudad, hecho que pasaría a la historia como The Great Fire.xii Las residencias de los poderosos también fueron saqueadas mientras el fuego iluminaba las noches. Los cautivos de la Prisión de Fleet serían liberados y sus instalaciones quedarían reducidas a cenizas.

A sólo cuatro años de la pandemia de gripe española, también conocida en Japón como «gripe del Sumo» o la «pandemia de la era Taisho» –que dejó incontables muertes y grandes penurias a causa del prolongado confinamiento–, tuvo lugar el «Gran terremoto de Kantõ» cobrando la vida de más de 150 mil personas el primero de septiembre de 1923. Un sismo de casi 8 grados en la escala Richter que devastó las ciudades de Tokio y Yokohama y, las prefecturas de Chiba, Kanagawa y Shizuoka. El fuerte movimiento telúrico también provocaría un tsunami con marejadas de 12 metros de altura que inundaron toda el área costera de la Bahía de Sagami y, el desbordamiento del río Sumida, ahogando a cientos de personas. El tsunami, además afectaría la Península de Izu, la península de Boso y la isla de Oshima, incrementando el número de víctimas mortales. El impacto del primer temblor, así como sus casi sesenta réplicas, destruyó fábricas y hospitales, aplastando a trabajadores y pacientes. La brutal sacudida derribó postes de electricidad electrocutando a decenas de transeúntes. Las tuberías de gas quedaron despedazadas, suscitando incendios repentinos en toda la ciudad de Yokohama y más de la mitad de Tokio; el fuego se propagaba intensamente con los fuertes vientos del norte intensificados por un tifón que azotaba la península de Noto. Como siempre ocurre en estas catástrofes naturales, los más castigados fueron los habitantes de los cinturones de miseria: caseríos enteros asentados en las colinas fueron barridos por los deslizamientos de tierra y arrastrados hacia el mar. Aprovechando el caos absoluto y el descontento en los sectores asalariados, los anarquistas japoneses nucleados en torno a la publicación Rodo Sna, en coordinación con compañeros anarquistas de origen coreano residentes en territorio nipón, pusieron en práctica un aguerrido proyecto insurreccional. La oportunidad era perfecta para extender el ataque a la dominación y provocar una insurrección generalizada en el espíritu de «La Gran Revuelta» de 1905. Con este objetivo realizaron ataques incendiarios contra edificios gubernamentales, bancos, almacenes y otras oficinas del sector comercial e, hicieron estallar –con la ayuda de independentistas coreanos– el arsenal militar de la Armada Imperial Japonesa en la base naval de Yokosuka, ubicada en la vecina perfectura de Kanagawa. Como era de esperarse el accionar insurreccional anárquico contó con la feroz represión de las autoridades japonesas en colaboración con los sectores reaccionarios de la sociedad nipona y los agrupamientos paramilitares nacionalistas que no sólo asesinarían con lujo de violencia a decenas de compañeros y sus familiares sino que desatarían una cacería xenófoba que exterminó a miles de coreanos y chinos residentes en Japónxiii.

En el contexto de la actual pandemia y con el telón de fondo de la «nueva normalidad» impuesta por la necropolítica del capitalismo hipertecnológico –con su consecuente proceso de histéresis en curso–, es muy probable que la más mínima chispa incendie la pradera y produzca una cadena de revueltas furibundas alrededor del mundo. Estas manifestaciones violentas podrían escenificarse primero en las megametrópolis de las denominadas «veinte economías más fuertes» y, viralizarse, por efecto contagio, alcanzando los más remotos parajes del planeta. Evidentemente, este breve lapso de desobediencia civil será una experiencia inédita de ruptura que generará una radicalización de la protesta, con prácticas e iniciativas destructivas sin añoranzas utópicas, que bien podría gravitar en próximas pulsiones anticivilización en el futuro inmediato. Sin embargo, no nos cabe la menor duda que mucha de esta rabia también estará motivada por la desesperanza y la nostalgia por el ancien régime y la vieja normalidad de esclavos asalariados; lo que seguramente atrairá a los buitres redentores de todas las religiones, a los pacificadores en defensa del civismo, a los pestilentes partidos electoreros y, a las entelequias ideológico-catequizadoras (de izquierda y derecha), intentando capturar esta tensión nihilista y sumar a los caídos al martirologio. Empero, si este escenario se concreta, una vez más no le temeremos a las ruinas y empuñaremos la tea anárquica con el viento a nuestro favor, atentos que no quede piedra sobre piedra, conscientes que no hay nada que reconstruir.

Gustavo Rodriguez,
Planera Tierra, 22 de mayo de 2020
(¡con Mauri en el corazón!)

Extraído del folleto «Covid-19: la anarquía en tiempos de pandemia», Rodríguez, Gustavo, mayo 2020

1. Halberstam, Jack, The Queer Art of Failure, Duke University Press, 2011 (Traducción al castellano, El Arte del fracaso, Egales Editorial, Barcelona-Madrid, 2018).

2. Ibíd. p. 13.

3. Íd.

4. Ibíd. p. 15.

5. Vid, Its going down, disponible en https://itsgoingdown.org/c19-mutual-aid/ (Consultado 21/5/2020). Sobre el tema también es recomendable echarle un vistazo a la nauseabunda «Guía anarquista» de Crimethinc, disponible en: https://es.crimethinc.com/2020/03/18/sobreviviendo-al-virus-una-guia-anarquista-capitalismo-en-crisis-totalitarismo-en-ascenso-estrategias-para-la-resistencia (Consultado 21/5/2020).

6. Vid., https://www.jeffcomutualaid.com/

7. Edelman, Lee, No Future: Queer Theory and the Death Drive. Duke University Press, Durham, North Carolina, 2004 (Traducción al castellano, No al futuro. La teoría queer y la pulsión de muerte, Editorial Egales, Barcelona/Madrid, 2014).

8. Baeden Nº 1, A Journal of Queer Nihilism, disponible en: https: //theanarchistlibrary. org/library/baedan-baedan (Consultado 21/5/2020).

9. Íd.

10. Por momentos, Edelman se queda un poco atrás y se resguarda tras Halberstam, como esperando que este saque la cara si llegara a ser necesario.

11. Halberstam, Jack, Op. Cit., p. 23.

12. Vid., Defoe, Daniel, Diario del año de la peste, Verbum, Madrid, 2016.

13. El asesinato del compañero Sakai Osughi, su compañera Noe Ito y, su sobrino (de tan sólo siete años), entre otros masacrados pertenecientes a la asociación obrera Yun Rodo Kumial y al grupo Rodo Sna, sería reivindicado un año después por un grupo de anarquistas de praxis que emprendieron una cruzada de ataques explosivos contra bancos y autoridades del gobierno a lo largo del país. El fallido atentado al general Fukuda, a manos del compañero Kiutado Uada, sería el motivo ideal para desatar una nueva ola represiva contra el anarquismo nipón. Varios compañeros serían condenados a severas penas de cárcel. El compañero Futura, que había estado implicado en los atentados dinamiteros, también fue arrestado. Poco después moriría en la horca el 15 de octubre de 1924. El «anarquismo positivo», rápidamente lo incorporó al altar de los beatificados, junto a Osughi, la compañera Ito y demás luchadores caídos, pasando a la historia como los «Mártires de Tokio», tras haber sido sometidos al mismo ritual de «purificación» de los «Mártires de Chicago» y, nuestros queridos Sacco y Vanzetti. La difunta Federación Anarquista Japonesa y algunos cagatintas libertarios –como Tomás Gracia (alias, Víctor García)– se encargarían de engordar el mito y remolcarlo hasta nuestros días, ocultando su legado y negando la natural negatividad del accionar anárquico .

(México) Reporte de disturbios contra la policia el 8 de junio y breve reflexión -Fotos y videos-

Unos días después de los actos de protesta vandálicos ocurridos en Guadalajara, San Luis Potosí, Ciudad de México y Xalapa con motivo de la brutalidad policiaca y el asesinato de Giovanni López, las movilizaciones vuelven a replicarse en Ciudad de México, Guadalajara y Xalapa.

GUADALAJARA TERCERA JORNADA DE PROTESTAS (6 DE JUNIO)

Una tercera jornada de protestas ocurrió en Guadalajara cerca de 400 personas se manifestaron en la glorieta de la Minerva en el centro de la ciudad y avanzaron en la avenida Vallarta-Juarez, se realizaron pintas y hubo algún conato de violencia al terminar el recorrido que no pasó a mayores. El gobierno del Estado Enrique Alfaro se ha caracterizado por su brutalidad policiaca y nos recuerda la brutal represión vivida el 28 de mayo en la lucha antiglobalización en el 2004 contra el ALCUE. La desaparición de detenidxs, los abusos sexuales y las torturas se mantienen.

DISTURBIOS EN CIUDAD DE MÉXICO (8 DE JUNIO)

Los ánimos incendiaros se recargaron luego de la paliza que recibió una compañera Melanie en los disturbios del 5 de junio durante el llamado a concentrarse en la Embajada de Estados Unidos. Quien no vio la madriza en vivo pudo ver las fotos en internet y acudió a la convocatoria de acción. Subiendo el tono anti-policial manifestantes marcharon armados con varillas, cohetones, desarmadores, martillos, latas de aerosol por Paseo Reforma derrumbando vallas, atacando monumentos, vandalizando instalaciones de KFC, del Hotel Fiesta Americana, Banco de México, cámaras de vigilancia tanto privadas como públicas (C5), provocando saqueos y dejando en la calle a libre acceso montones de productos que se extrajeron de las tiendas, una de las tiendas más afectadas fue la de la marca “adidas”, en el Hemiciclo Juárez se derribaron murallas, y fueron atacados y amedrentados diversos reporteros de la prensa.

Una nota escrita por el periodista Hector de Mauleón (atención con esto) fechada el 11 de junio del periódico Universal dio a conocer nombres y apellidos de varixs compañerxs e incluso enunciando el curriculum delictivo y político de cada uno, demostrando una vez el papel cómplice de la prensa con y porque se les debe de atacar durante y fuera de las manifestaciones.

DISTURBIOS EN XALAPA (8 DE JUNIO)

Se convocan dos marchas una pacífica y otra con insinuaciones de acción directa. La manifestación recorrió la avenida Avila Camacho hasta llegar al centro de la ciudad, destruyendo todo símbolo capitalista, estatal y religioso. Fueron atacadas por grupos de personas vestidxs de negro y encapuchadxs diversas sedes de bancos, tres iglesias fueron dañadas grafiteadas y destruidos sus vitrales, puertas y estatuillas de ídolos religiosos en su interior, las oficinas del Diario de Xalapa fueron atacadas con fuerza, diversos centros de especulación y tiendas de empeño fueron destruidos, al igual que el palacio de gobierno donde prendieron fuego a una puerta; un edifico de la policía (SSP) fue de igual manera rabiosamente vandalizado y en el punto final de la marcha, destruyeron en la plaza principal unas letras ornamentales de Veracruz y se prendió fuego a un muñeco representando a un policía. Se recordó a parte de a Giovanni López, de Carlos Andrés Navarro y George Floyd, a activistas veracruzanos asesinadxs como Nadia Vera, Rubén Gonzales, al anarcopunk oaxaqueño Salvador Olmos, así como reivindicaciones feministas y anarquistas.

BREVE REFLEXIÓN

Ante todas estas expresiones de violencia contra la policía y la normalidad es importante recalcar que una perspectiva anarquista consecuente no se puede limitar a luchar coyunturalmente y monotemáticamente por un hecho particular de brutalidad policiaca, como en este caso lo desencadeno la difusión por redes del asesinato de Giovanni López en Jalisco, ya que no es ni será la primera muerte perpetrada por el Estado y la policía, no es el único hecho que indigna; en México esto es el pan de cada día, y aunque la policía actuara con apego al estado de derecho la combatiremos, estamos en contra del Estado, el capital, su civilización y la nueva normalidad a la que nos quiere acarrear. Si los familiares que piden justicia a los mismos policías y gobernantes que asesinaron a uno de los suyos, solapandolos y repudiando los actos de vandalismo y el anarquismo violentamente propagado, esto nos debe de ayudar a quitarnos el velo de “héroes del pueblo”, para poder comprendernos como unxs verdaderxs vandalxs y delincuentes (muy a nuestra manera) desencantadxs del mundo y la sociedad actual, en busca de una dignidad negadora de lo existente que plante cara a lxs opresores. Estamos acostumbradxs a ser ninguneadxs y señaladxs, y mejor que sea así, el día en que las masas consumidoras nos comiencen a aplaudir algo estaremos haciendo mal. Ni las pugnas entre poderosxs ni la ignorancia ciudadana podrán salir de la narrativa conspirativa de la pugna entre partidos políticos: Que somos pagados por lxs conservadores para desestabilizar el gobierno del AMLO, que si somos porros, que si AMLO está detrás de las marchas, que esto es otra vez la mano negra del PRIAN, etc.…La estupidez vistiéndose de politólogo. Nunca llegaran a comprender la esencia de la vieja frase de «nuestros sueños no caben en sus urnas», ni mucho menos “el mundo que llevamos en nuestros corazones”, y aún menos “la negación de lo existente”.

Así que:

¡Ninguna agresión sin respuesta!
¡Solidaridad y complicidad!
¡No nos sumaremos a sus suplicas de justicia, no lameremos botas!
¡Contra el reformismo y el ciudadanismo!
¡Por la propagación del ataque a la autoridad!
¡Frente a su nueva normalidad: nuestra eterna e irreductible anarquía!
¡Aprovechemos los disturbios para robar en beneficio de nuestros proyectos!
¡Contra el secuestro voluntario: salud y conspiración!
¡Que la pandemia no te encarcele ni física ni mentalmente!
¡Por la extensión del conflicto: No al tren Maya ni a cualquier nuevo emprendimiento del poder y la tecno-industria!
¡ACAB!

Guadalajara:

Ciudad de México:

-Videos-

https://www.youtube.com/watch?v=DZRpbycR9ks&feature=emb_rel_pause

https://youtu.be/DZRpbycR9ks

https://twitter.com/i/status/1270089679216324618

Xalapa:

-Videos-

https://www.youtube.com/watch?v=X7whRs8vkXM

https://youtu.be/XAG3v9GSnGI

https://www.youtube.com/watch?v=zdD1UnsnLFI