(México) Algo huele mal en la okupa feminista de México DF

Escrito por Patroclo


Feministas 'cambian' nombre de CNDH por “Casa de Refugio ...

La lectura de “Consecuencias Inesperadas de la Anarquía frente al
Feminismo” me dejó la impresión de que en ambientes ácratas hay cierta incapacidad para identificar signos de despotismo, por más evidentes que sean. Me explico; en el citado texto se hace un repaso de los recientes sucesos del feminismo mexicano y su implicación con el anarquismo, señalando las incongruencias de que sectores antiautoritarios actúen en ámbitos ciudadanistas. Sin embargo, en él se omite referir sucesos que dejan expuesto el carácter ultrautoritario de fracciones feministas que se pretenden anarquistas. A continuación tales sucesos:

• Durante los manifestaciones del 16 de Agosto de 2019, en la Ciudad de México, fue incendiada una estación de policía en la calle de Florencia. En la acción participaron mujeres que se valieron de la estrategia del Black Bloc, es decir; una organización informal, anónima y antijerárquica para la acción directa. En el lugar las pintas fueron
fundamentalmente anarcofeministas. De manera inédita, el resto de las
manifestantes se solidarizaron con quienes realizaban destrozos,
llegando a defenderles de la represión policial, e incluso impidiendo la
intervención de los bomberos mientras gritaban a coro ¡Fuimos todas,
fuimos todas! Posteriormente se hizo público que quienes encabezaron el apoyo con las insurrectas fueron activistas vinculadas con el Poder; para muestra lo referido por la consejera de gobierno, Dana Corres, quien desde el incendio manifestaba su júbilo, exclamando por redes sociales: “Prendimos fuego a la estación de policía de Florencia. Digo prendimos porque lo hicimos todas. Nadie se mueve. Todas juntas. Nadie corre.”

• Los días 8 y 9 de Marzo de 2020 se realizaron movilizaciones
feministas en México. Desde el informalismo anárquico se convocó a la revuelta: “Fenoménicas Brujas e Insurreccionalistas” y “Alegría de Vivir la Vida” llamaron a la lucha callejera. Cabe señalar que este último
colectivo afirmó se uniría al paro nacional organizado por la agrupación
“Brujas del Mar”, la cual es una organización transfóbica vinculada con
un expresidente del país; Calderón. Durante la marcha del 8M hubo sabotajes y enfrentamiento con la policía, ampliamente reseñados por los medios, sin embargo una característica de la movilización, que se silenció, fue el rechazo hacia las mujeres trans. El contingente trans fue relegado y se le obligó a marchar al final. Se le hostilizó constantemente, además, en las paredes se escribieron mensajes transfóbicos, con el agravante de firmarlos con la A circulada. Con ello el bloque negro anarcofeminista salió del closet e hizo pública su adherencia a ideologías de odio.

• A comienzos de septiembre de 2020 familiares de mujeres violentadas toman oficinas de la Comisión de Derechos Humanos, posteriormente se integra el colectivo feminista Bloque Negro y lugar se le denomina “Ocupa Casa de Refugio Ni una Menos”. El sitio inició siendo mixto e incluyente, lo habitaban padres y madres de mujeres desaparecidas, incluso se invitó a mujeres trans a dar una charla. No obstante, el Bloque Negro comenzó a manifestar intolerancia. Es en la llamada “Antigrita” donde se evidencian las posturas enfrentadas entre
familiares de víctimas y feministas. Ambos grupos tienen invitados; el
Frente Ni Una Menos reúne a indígenas víctimas de desplazamiento forzado y feminicidio, mientras el Bloque Negro incorpora a militantes del feminismo radical (RadFem). Durante la Antigrita un indígena es
abucheado, por las feministas, mientras denunciaba un feminicidio, le
reprochan que siendo hombre intervenga en un acto separatista. Desde el micrófono, la líder de los familiares rechaza con severidad tal actitud intolerante. Tras recriminaciones mutuas el Frente Ni Una Menos abandona la okupa. Por su parte, el Bloque Negro acusa a la dirigente del Frente (Yesenia) de delatar a sus integrantes, sin mostrar ninguna evidencia que respalde tal acusación.

• Tras la salida del Frente Ni Una Menos el Bloque Negro se vuelca a la
ideología RadFem. De manera inmediata aparecen, dentro de la okupa,
pintas alusivas al RadFem, también se estrechan lazos con  adherentes a dicha ideología, especialmente con el Colectivo Asteria. En los hechos, la okupación se hace separatista, a pesar de afirmaciones ambiguas.

• Al interior del partido del presidente Obrador, Morena, dos grupos se
disputan el control. De manera inaudita el “anarcofeminismo” se
inmiscuye en tan inmundo proceso. El 12 Octubre 2020 un viejo político
pretende nombrarse presidente del partido (contrariando los deseos del
Peje), para impedirlo un grupo de feministas toman las oficinas de la
institución, pues afirman el dinosaurio es un acosador. El bloque negro
deja constancia de su participación haciendo pintas con símbolos
anarquistas, mientras líderes feministas declaran ser incondicionales
del presidente. Gracias a esa acción se impide al dinosaurio lograr su
cometido.

• Durante la tercera semana de Octubre, 2020, en dos bares (Purísima y Marra) frecuentados por personas LGBTI+ aparecieron mensajes de odio acompañados por símbolos de feminismo y de anarquía.. Dichos mensajes estaban dirigidos, principalmente, contra mujeres trans a las que acusaban de cometer violaciones. Esos bares se encuentran en las inmediaciones de la okupa feminista, por lo que se infirió que de ahí
provino la agresión, de modo que diversos colectivos solicitaron a las
okupantes deslindarse de lo sucedido. A través de las redes sociales, la Okupa Bloque Negro admitió su implicación en los mensajes de acoso y los justificó alegando que recibió denuncias de agresiones ocurridas en esos bares, no obstante al conocerse el contenido de las denuncias se distingue falta de sustento. A partir de lo anterior, la okupa ha hecho público su respaldo a los discursos de odio de la ideología RadFem. Es necesario puntualizar que el RadFem es como gustan denominarse quienes militan en una ideología reaccionaria que es sus orígenes se hacía llamar “Trans Exclusionary Radical Feminist” (TERF). La corriente TERF hace suyos postulados de la extrema derecha, a saber; odio a las trabajadoras sexuales, clasismo, racismo, pedofilia, y principalmente su fobia hacia las mujeres trans.

La Okupa Bloque Negro se ha posicionado como TERF, rechazando a
feministas interseccionales y al movimiento anarquista, sin embargo
recibe respaldo de sectores autoritarios, menciono algunos:

• Dana Corres. Consejera del Gabinete de Seguridad del gobierno de
Claudia Sheimbaum. Ideóloga TERF. Simpatizante del obradorismo. Activa en la quema de la estación policiaca de Florencia.

• Estefanía Veloz. Ideologa y propagandista de la corriente TERF.
Conductora de un programa en la televisión del Estado. Columnista en
periódicos. Militante del partido Morena. Encabezó la toma de las
oficinas del partido por el Bloque Negro.

• Xóchitl Fuentes. Activista TERF. Participante en el bloque negro.
Militante del partido PRI y dirigente de su brazo rural (CNC). La
abogada priísta presume, en redes sociales, fotografías de sus acciones con capucha.

• Beatriz Gasca. Capitalista feminista, vinculada con el anterior
gobierno local. Reconocida mecenas de la okupa, a la que hace donaciones económicas y en especie.

• Marina Daowz. Ideóloga TERF. Dirigente del Partido Verde. Vinculada
con la CNC priísta. Líder y fundadora del Colectivo Asteria. Activa en
la Okupa Bloque Negro.

• Colectivo Asteria. Organización TERF de Texcoco. Brazo feminista del Partido Verde (el célebre partido poseedor de grupos paramilitares y
financiador de la campaña de López Obrador). Implicado directamente en la Okupa Bloque Negro. Participante en la Antigrita con oradoras y con el traslado de decenas de acarreadas. Responsable de imponer el
separatismo en la okupa y de las rupturas al interior de la misma. Es el
grupo de poder más influyente en la okupa.

La información anterior es auténtica, fue manifestada por las mismas
personas en entrevistas a medios de comunicación o publicada en sus
redes sociales. Aquí se muestra que grupos de poder, partidos políticos, figuras del gobierno y sectores empresariales están implicados en las acciones del denominado Okupa Bloque Negro. Eso explicaría sus posturas de ultraderecha.

Resulta trágico que características inherentes al movimiento anarquista hayan sido incorporadas por personas autoritarias; se han adueñado de la estrategia del black bloc, de encapucharse y vestir oscuro, de la acción directa insurreccional, de la okupación de espacios, incluso del símbolo de la A circulada. Habrá que reflexionar cómo fue que permitimos, en la escena mex, tal impostura.

Patroclo

(México) Consecuencias inesperadas de la anarquia frente al feminismo en Méxicofe

Frente Ni Una Menos anuncia salida de ocupación en CNDH ...

Consecuencias inesperadas de la anarquia frente al feminismo en México – PDF con fotografías de referencia y notas al pie

La multiplicidad de formas que en las últimas décadas han tomado los anarquismos, nos lleva a replantear  las  tendencias  y  estrategias  que  están  reconfigurándose  o  emergiendo  dentro  de  estos y de su influencia en otras luchas. Aquí,  se  vuelve  necesario distinguir, un principio que se  mantiene  en  los  anarquismos  y,  que  les  mantiene  fuera  de  la  fauna  liberal  o  de  izquierda  que se asume como ácrata. Tal principio lo pudiésemos definir como una ética que, deviene en una   afrenta   a   cualquier   forma   de   poder   jerárquico,   construida   desde   lo   común   en   la   individualidad. Por lo tanto, entender hoy en día al anarquismo como una ideología sería una miopía que lleva a concebir aberraciones como el “anarcocapitalismo” o al entendimiento del zapatismo  y  de  muchas  formas  de  feminismo  como  anarquistas.  Pensado  en  estos  últimos,  valdría la pena recordar a Emma Goldman quien despotricó    contra las mujeres sufragistas de su  época  (primera  ola  del  feminismo),  bajo  el  entendido  de  que  la  libertad  no  se  podría  alcanzar  en  las  urnas.  Hoy  día  los  feminismos  son  tan  diversos,  los  hay  reformistas  con  simpatía por el Estado, con visiones autoritarias y esencialistas sobre el cuerpo, así como otros totalmente liberales, unidos bajo el manto de la ausencia de una crítica contundente  contra el poder, pero también dentro de ellos hay algunos que se articulan bajo una ética anarquista.

Breve cronología del movimiento

 

Las  movilizaciones  feministas  en  diferentes  partes  del  mundo  se  han  agudizado,  en  América  Latina, se han hecho más evidentes tras la irrupción de la denominada “marea verde” que, en 2018 pedía la despenalización del aborto en Argentina. En México, su influencia se hizo notar rápidamente. Las marchas y los performance feministas (como “un violador en tu camino” [2]) se volvieron  tendencia  en  redes  sociales  y  espacios  públicos.  En  centros  de  trabajo,  en  centros  educativos,  dentro  de  instituciones  e  incluso  dentro  de  espacios  izquierdistas  o  anarquistas,  emergiendo la denuncia anónima como herramienta política, para exponer cualquier forma de agresión entendida como “violencia de género”. Hecho que hizo endeble los posicionamientos de  anarquistas,  pues  algunas  veces  se  llegó  a  recurrir  a  la  justicia  del  Estado  para  arremeter  contra los agresores e incluso muchos de estos, se volvieron ávidos legitimadores del proceso de   justicia   exigiendo   pruebas   o   demandas   oficiales   para   reconocer   o   no,   su   agresión.   Mermando  la  posibilidad,  de  pensar  o  crear  vías  para  dar  resolución  a  estos  procesos  sin  la  necesidad del Estado.

Bajo este contexto, es que ahora vemos una vinculación bastante estrecha entre anarquismos y feminismos, no podemos determinar que posturas, colectivos o individualidades se deben de reconocer  como  anarcofeministas,  pues  se  encuentran  en  un  proceso  de  consolidación  y  reformulación  constante.  El  16  de  agosto  de  2019  en  la  Ciudad  de  México  se  convocó  a  una  movilización por parte de diferentes grupos, colectivos y colectivas para pedir justicia por una joven  que  fue  violada  por  policías,  la  cual  terminó  con  una  insurrección de  mujeres  que  vandalizó inmobiliario público y con la quema de una estación de policía.

 

En  ella,  el  Estado  hizo  gala  de  una  represión  con  “enfoque  de  género”  propia  de  la  agenda  progresista que mantiene. En los primeros días de julio de 2020 se montó un plantón frente al palacio  nacional  por  parte  de  los  familiares  de  mujeres  asesinadas  que  no  han  encontrado  justicia  en  las  instancias  correspondientes.  En  plena  pandemia  los  casos  de  feminicidio  y  de  violencia  intrafamiliar  aumentaron,  ante  esto,  el  presidente  se  mantuvo  con  una  actitud  machista y conservadora negando estos hechos de manera rotunda y promocionando la venta de  boletos  de  la  rifa  del  avión  presidencial,  como  era  de  esperarse  diversos  sectores  se  sintieron agravados. Así pues, a un año de la quema de la estación de policías un bloque negro de  menos  de  200  mujeres  se  manifestó  nuevamente  el  16  de  agosto,  siendo  cobijadas  por  el  calor de 1600 granaderas quienes arremetieron contra ellas de manera sutil. Eventualmente el plantón  frente  al  palacio  nacional  se  retiró,  pues  estuvo  bajo  un  constante  hostigamiento  de  las autoridades además de que las inclemencias del tiempo no ayudaron.

 

El  2  de  septiembre  de  este  mismo  año  en  las  oficinas  de  la  Comisión  Nacional  de  Derechos  Humanos (CNDH) ubicada en el centro histórico a unas cuadras del palacio nacional, se dio cita María  Isela  Valdez  quien  se  había  arrodillado  ante  el  presidente  para  pedirle  justicia  por  la  desaparición de su hijo en 2014. En esta ocasión, María Isela junto con Marcela Alemán y Silvia Castillo,   madres   de   una   niña   víctima   de   violación   sexual   y   de   un   joven   asesinado,   respectivamente,  se  presentaron  ante  Rosario  Piedra  titular  actual  de  la  CNDH,  quien  no  les  atendió  por  no  traer  bien  formulada  su  carpeta  de  investigación.  Ante  esta  negativa,  Silvia  amenazó con suicidarse y Marcela decidido encadenarse a la silla.

 

Rosario Piedra,  la CNDH y los tentáculos del poder

 

hora  bien,  ¿Quién  es  Rosario  Piedra?,  ella  es  hija  de  la  activista  Rosario  Ibarra una  de  las  primeras  madres  en  emprender  la  búsqueda  de  su  hijo,  Jesús  Piedra,  quien  fue  detenido  en  1974 por  estar  vinculado  supuestamente  en  un  asesinato  perpetrado  por   la  “Liga  comunista  23  de  septiembre” [3].  Desde  entonces  a  la  fecha,  ha  encabezado  una  búsqueda  por  su  hijo,  fundando  el  Comité  Pro  Defensa  de  Presos,  Perseguidos,  Desaparecidos  y  Exiliados  Políticos  (Comité  ¡Eureka!).  Actualmente  la  hermana  de  Jesús  Piedra  se  encuentra  como  titular  del  organismo  que  supuestamente  procura  se  respeten  los  derechos  humanos,  ungida  por  la mano del presidente, es que llega a este puesto. Ante esto, debemos de preguntarnos ¿Cómo el  dolor  de  la  pérdida  de  un  hermano  en  manos  del  Estado  se  trasforma  en  el  deseo  de  un  puesto de gobierno? Si bien, se nos podrá increpar diciéndonos que busca una mejoría social esperando que su  dolor  no  se  repita  en  alguien  más,  esta  mejoría  jamás  saldrá  de  los  parámetros  que  le  convengan  al  Estado  o  a  las  manos  del  capital,  por  lo  tanto,  no  podemos  esperar más que, una buena administración y gestión sobre nuestras vidas por parte de ellxs. Como  anarquistas,  ningún  funcionario  público  o  gobierno  nos  podrá  ofrecer  la  libertad  que  anhelamos y mucho menos la justicia que aclamamos.

 

La Okupa “Ni una Menos” una aguja en el corazón del Estado

 

Tras  el  encadenamiento  de  Marcela  Alemán,  fueron  llegando  a  las  instalaciones  de  la  CNDH  feministas  a  apoyarla  hasta  que  el  día  4  diversas  colectivas  entraron  y  tomaron  el  edificio  proclamándolo  como  una  “Okupa”,  más  adelante  las  primeras  mujeres  que  iniciaron  la  protesta  se  retiraron  de  las  instalaciones.  En  los  días  posteriores  renombraron  el  lugar  llamándolo  “Okupa  ni  una  menos”,  interviniendo  las  paredes  y  las  pinturas  de  personajes  históricos como Francisco I. Madero o Morelos, hecho que enardeció al presidente.

 

Este  hecho  alentó  a  más  mujeres  a  que  accionaran  contra  otras  instalaciones  de  la  CNDH  en  otros  estados.  Una  de  ellas  fue  la  toma  de  la  sede  de  la  Comisión  de  Derechos  Humanos  del  Estado  de  México  (CODHEM)  en  Ecatepec  el  10    de  septiembre,  buscando  repetir  la  acción  llegaron a irrumpir a las instalaciones, sin embargo, en la madrugada del día siguiente llego la policía  a  sacarlas  del  espacio  de  forma  violenta  y  en  vehículos  no  oficiales,  llevándoselas  detenidas [4. Ante estos hechos, la Okupa Ni una Menos se pronunció repudiando la actuación del  gobierno,  por  otra  parte,  algunas  individualidades  decidieron  ir  a  las  instalaciones  ese  mismo día para vandalizarla y terminar quemándola.

 

Bajo  esta  coyuntura  el  sábado  12  un  grupo  de  mujeres  encapuchadas  toman  la  estación  del  metro chabacano, exigiendo el cese al hostigamiento policial a los vendedores informales que hacen entregas en el metro de sus productos [5].

 

El  14  de  septiembre  la  “Manada  Periferia”  realiza  una  acción  en  un  puente  peatonal  en  Valle  de Aragón, Nezahualcóyotl, Estado de México. A la par, en la Okupa Ni Una Menos se realiza la “Antigrita”  con  un  programa  artístico  cultural  y  un  mitin  con  algunas  madres  agraviadas,  en  este  evento  la  señora  Yesenia  Zamudio  quien  encabeza  el  frente  “ni  una  menos”  se  muestra autoritaria y al día siguiente se hacen públicas algunas fricciones que posteriormente llevaron a una ruptura interna entre las facciones dentro de la toma. Una de ellas, denominada “Okupa Bloque Negro [6]” fue quien se deslindó principalmente de Zamudio por dar nombres de algunas nompañeras exponiendo su integridad y por el señalamiento de un mal uso del dinero que se ha recolectado y, respaldando a Erika Martínez madre de una niña de 7 años que fue violada. Y aunque pareciera una decaída del proceso, en la madrugada del 18 manifestante tomaron las entradas  de  Ciudad  Universitaria  e  incendiaron Inmobiliario  del  lugar,  dañando  dos  vehículos  de  vigilancia  y  realizaron  pintas  en  respuesta  por  la  detención  de  Elis  Hernández  quien  fue  detenida  en  abril  pasado  por  su  supuesta  participación  en  la  quema  de  un  edificio  de  la  FES  Acatlán  (actualmente  ya  fue  dejada  en  libertad).  A  la  fecha,  la  Okupa  “Ni  una  menos”  se  encuentra  aparentemente  afianzada,  siendo  habitada  por  mujeres,  niñxs  y  algunas  personas  de  la  tercera  edad.  A  lo  largo  de  este  mes,  se  han  mantenido  abierto  el  espacio  a  público  en  general  ofreciendo  talleres  diversos  y  realizando  eventos  como  “la  mercadita”  (donde  las  mujeres pueden vender productos varios), pero manteniendo un posicionamiento separatista.

 

Represión policial bajo el seno de las Ateneas

 

El 27 de este mismo mes, en una marcha que no reunía a más de cincuenta mujeres salidas de la Okupa ni una menos, con motivo por la despenalización del aborto en el país, varias decenas de  mujeres  granaderas  principalmente,  las  encapsularon  por  al  menos  un  par  de  horas,  para  que finalmente fueran replegadas hasta la Okupa. Cabe señalar, que varias cuadras de la zona del centro de la Ciudad de México se encuentran amuralladas y protegidas por escuadrones de policías  en  diversos  puntos,  esto  debido  a  las  movilizaciones  que  se  esperaban  por  la  conmemoración de lo acontecido en Ayotzinapa hace 6 años y del 2 de octubre. Desde el 2019 la llamada de granaderas por parte del Estado para contener o amedrentar a las movilizaciones feministas,  se  ha  vuelto  una  estrategia  sutil  para  apaciguar  a  los  ojos  de  la  ciudadanía  la  represión que se mantiene principalmente sobre las mujeres.

 

Para  ello,  en  la  capital  del  país  se  encuentra  la  agrupación  Atenea,  perteneciente  a  la  Secretaría  de  Seguridad  Ciudadana  (SSC)  encabezada  por  Itzania  Otero,  quienes  han  sido  las  encargadas  de  tomar  la  batuta  a  la  hora  de  hacer  frente  a  las  protestas  de  mujeres,  siempre acompañadas de policías hombres, que se encuentran detrás de ellas a forma de refuerzo. En otros  estados,  esta  misma  estrategia  se  comienza  a  observar,  se  tendría  que  ser  bastante  ingenux  para  pensar  que  una  mujer  policía  es  un  mal  menor,  sin  embargo,  incluso  dentro  de las  propias  movilizaciones  hay  quienes  ven  con  buenos  ojos  que el  garrote  se  empuñado  por  una mujer y no por un hombre.

 

En  la  jornada  llevada  a  cabo  al  siguiente  día,  por  el  Día  de  Acción  Global  para  el  Acceso  al  Aborto Legal y Seguro, se vio opacada por el circo mediático montado por los medios oficiales por el altercado entre manifestantes y las Ateneas, pues un medio presentó la imagen de una mujer  de  este  agrupamiento  llorando.  En  lo  dicho  por  las  autoridades  este  destacamento  no  utiliza gas lacrimógeno ni otros medios para la contención de las manifestaciones, no obstante, en   decenas   de   fotos   se   ve   como   lo   utilizan,   además   del   testimonio   de   las   propias   manifestantes.  Así  pues,  esta  Atenea  se  encuentra  llorando  como  resultado  del  propio  gas  lanzado por sus compañeras y no por haber sido agredida por una feminista.

 

Replicas en otros estados

 

El 5 de septiembre alrededor de 40 mujeres que protestaban fueron detenidas en el estado de Chihuahua,  mientras  se  manifestaban  pacíficamente.   El día  10  del  mismo  mes,  mujeres feministas tomaron y vandalizaron la sede de la CNDH en Michoacán en apoyo a las colectivas de  la  CDMX,  ese  mismo  día  en  Tabasco  y  Aguascalientes  se  hicieron  tomas  simbólicas  en  las  sedes  de  la  CNDH,  de  igual  forma,  en  Puebla  se  manifestaron  afuera  de  la  sede  de  este  organismo.  Al  día  siguiente  mujeres  toman  las  instalaciones  de  la  CNDH  en  el  puerto  de  Veracruz  en  apoyo  a  la  Okupa  Ni  Una  Menos.  El  13  de  septiembre  en  Monterrey   se   manifestaron  en  las  instancias  de  la  Comisión  Estatal  de  Derechos  Humanos  (CEDH). A la  par, de la antigrita en la capital del país en Tijuana se realizó un evento similar en el Centro Cultural de   Tijuana   (CECUT)   donde   se   manifestaron   y   pintaron   consignas.    Un  día  después   en Guadalajara  fue  convocada  una  concentración  y  realizar  una  Antigrita  en  la  Rotonda  de  los  Jaliscienses Ilustres. Finalmente, en la madrugada del 18 en la ciudad de Xalapa se vandalizó elInstituto Veracruzano de las Mujeres. A la fecha se han registrado más actos de esta índole en más punto del país.

 

Rutas a la deriva: Anarquismos,  feminismos o anarcofeminismos

 

La influencia de las diferentes corrientes del anarquismo en el siglo XXI, se han hecho notar en diferentes  procesos  y  movilizaciones  sociales,  lo  cual  no  quiere  decir  necesariamente  queestos, sean por antonomasia anarquistas. David Graeber, el “antropólogo anarquista” fallecido a  principios  del  mes  de  septiembre,  comentaba  esto  mismo,  sin  tomar  en  cuenta  el  lado  contrario,  las  posturas  e  influencias  de  los  movimientos  que  articulaban  dentro  de  su repertorio de actuaciones estrategias anarquistas. En consecuencia, es necesario no perder de vista este punto, pues diferentes grupos sociales de la izquierda progresista, se han apropiado tanto  de  discursos,  prácticas  e  incluso  de  una  estética  ácrata,  sin  en  verdad  formular  y  proponer algo concreto contra el poder, siendo que su intensión real es formar parte de este. Generando  un  pseudoanarquismo,  falto  de  un  ethos  antiautoritario  que  en  aras  de  una  pretendida   transformación   revolucionaria   genere   concesiones   al   poder   a   través   de   la   institucionalización  de  las  demandas  y  la  canalización  de  la  rabia  al  patíbulo  de  la  legalidad,  extendiendo las arcas del Estado y criminalizando a quien trascienda su lógica.

 

Partiendo  de  esto,  en  las  movilizaciones  feministas  en  México  se  han  vestido  de  negro  con  pañuelo  verde  o  morado,  exigiendo  derechos  y  clamando  justicia.  Muchxs  le  dan  a  este  proceso  una  lectura  anarquista  y,  si  bien,  hay  una  influencia  directa  de  ideas  anarquistas  también  hay  ideas  ciudadanas.  El  clamor  por  ver  a  mujeres  enfrentándose  a  las  Ateneas  no  debe  volvernxs  ciegxs  a  lo  que  ocurre.  Por  otro  lado,  la  historia  del  anarquismo  nos  muestra  como  anarquistas  de  diferentes  momentos  y  latitudes,  se  han  vinculado  a  movilizaciones  sociales  que  carecen  de  idéalas  anarquistas.  Aquí  nos  encontramos  con  una  apuesta  en  común,  la  mejoría  del  individuo  dentro  de  un  estado  de  opresión  y,  aquí  mismo,  es  donde  reside  una  diferencia  fundamental,  cómo  llevarlo  a  cabo:  siguiendo  los  parámetros  de  la  civilidad y jurídicos de la época o desafiándolos y asumiendo los riesgos, no pidiendo migajas, sino  arrebatándole  a  lxs  detentorxs  del  poder  su  paz.  Entonces  la  pregunta  sería  ¿Cuáles  son  los parámetros en que buscamos esas mejorías? ¿No es acaso que esas mejorías servirán para mantenernos felices dentro de los marcos del dominio?

 

En  pleno  siglo  XXI,  es  claro  que  muchxs  anarquistas  se  han  vinculado  a  procesos  de  corte  ciudadano,  pero  ¿Por  qué  ocurre  esto?  Y  ¿Por  qué  lxs  anarquistas  gustan  de  accionar  en  procesos   reformistas?,   tales   respuestas   son   complejas,   pero   retomando   el   ejemplo   del   anarcosindicalismo [7], podemos decir que siempre como anarquistas buscaremos la libertad de alguna u otra forma, ya sea abandonando la vida que nos ofrecen o mejorando las condiciones de vida en donde nos encontramos, con lxs nuestrxs y a partir de nuestras afinidades, esto no es  tajante  pues  habrá  momentos  en  nuestras  vidas  donde  nos  inclinemos  más  hacia  un  lado,  según lo sintamos necesario. Ser estudiante, es un proceso por el cual muchxs anarquistas han atravesado,  momento  de  aprendizaje  o  pérdida  de  tiempo  para  algunxs,  en  el  sentido  de  la  puesta en acción de los idearios anarquistas; sumarse a un conflicto social, es una experiencia que  ha  servido  para  vitalizar  nuestros  posicionamientos,  replantearlos,  ajustarlos  o  quizá  olvidarlos.  Entonces,  ¿que  nos  dejan  las  movilizaciones  feministas  actuales?  ¿En  donde  las  ubicamos   y   sobre   todo   en   donde   nos   posicionan   a   nosotrxs,   como   anarquistas,   que descalificamos o aplaudimos sus luchas?

 

Quienes  conforman  el  Colectivo  Bloque  Negro,  se  encuentran  en  un  escenario  peligroso  que  podría vulnerar su autonomía y su perspectiva anti-autoritaria, pues  a  la  fecha  se  encuentran pidiendo  donaciones  de  todo  tipo,  pero  una  donación  económica  realizada  por  la  empresaria  Beatriz  Gasca  puede  poner  en  tela  de  juicio  su  calidad  como  anarquistas,  ya  que  esta  intervención    difumina  toda  la  crítica  al  poder  que  conllevan  los  anarquismos,  puesto  que  su  sororidad,  no  conlleva  a  confrontar  la  totalidad  del  régimen  de  dominación,  pues  incluso  la empresaria  pidió  a  la  Jefa  de  Gobierno  de  la  CDMX  Claudia  Sheimbaum  respondiera  a  las  demandas de las okupantes. [ ] No creemos necesario que aquí tengamos que explicar por qué una  empresaria  no  puede  ser  considerada  dentro  de  una  lucha  anarquista. Mientras  algunxs  salen de estos procesos sociales convencidxs de que nuestra propuesta más contundente es el conflicto  a  la  autoridad,  recreando  nuestras  vidas  en  esa  tesitura,  escapando  al  control  y  proyectando una alegría negadora, otrxs emprenden un viaje sin retorno en la nave estatal. Así veremos (y hemos visto) una y otra vez repetirse ejemplos, como el de Rosario Piedra, camino que Erika Martínez pudiese emprender sino abre bien los ojos o si sus conclusiones no logran concretar la ruptura anti estatal.

 

Si  como  anarquistas  no  somos  conscientes  de  los  límites  de  nuestras  intervenciones  sociales,  las  narrativas  que  no  buscan  una  ruptura  contra  el  poder  en  sí,  terminaran  por  señalarnos  e instrumentalizarnos. Esto   queda   muy   claro   con   la   narrativa   de   la   criminalización   y   estigmatización   del   aborto   clandestino   por   parte   de   importantes   sectores   feministas,      afirmando que esa “libertad” o “derecho” debe de ser practicado a través del Estado, bajo una rigurosa vigilancia con perspectiva de género, encaminando la defensa de la conquista a través de  vías  burocráticas,  asumiendo  a  priori  que  todo  aborto  fuera  del  marco  de  la  legalidad  “feminizada” no es deseable, es insalubre e inseguro hasta llegar al punto de volverlo de nueva cuenta  “ilegal”.  Desde  una  perspectiva  anarquista,  la  criminalización  debe  ser  combatida,  sea  ésta proyectada en forma positiva o negativa. Legal o ilegal, con o sin recursos del Estado (y lxs contribuyentes)  el  aborto  será  practicado  y  así  lo  defenderemos.  No  podemos  limpiarnos  el  sudor  de  la  frente  y  terminar  con  un  suspiro  vencedor  al  ver  legalizado  el  aborto,  ya  que  su  legalización está adscrita a las circunstancias político-sociales del momento, la cual en un abrir y   cerrar   de   ojos,   puede   desmoronarse   en   la   medida   que   las   posturas   patriarcales   y   conservadoras den frente a esto.

 

Es  por  ello,  que  es  importante  en  estas  aguas  revueltas  vislumbrar  la  manera  de  no  verse  atrapadxs en las redes de “lxs pescadores” del poder. La capacidad negadora, destructiva y de revuelta  de  las  movilizaciones  de  mujeres  (y  no  solo  en  las  movilizaciones,  sino  también  en  otro  tipo  de  intervenciones  como  las  parteras,  los  círculos  de  mujeres,  la  recuperación  de  la  medicina natural, etc.) son las que han puesto en jaque el sistema de valores patriarcales, es la tensión generada lo que molesta al poder. Convertir en un “hecho” más que en un “derecho” la libertad de elección en cualquier ámbito de la vida es una tarea que debe partir de nuestra cotidianidad,  la  solidaridad  entre  mujeres,  la  complicidad,  el  combate  al  machismo  y  la  violación   a   través   de   la   acción   directa      es   lo   que   en   realidad   transformará   nuestra   individualidad y  lo  que  hace  que  el  miedo  cambie  de  bando.  ¿Esto  quiere  decir  que  no  se  utilicen las clínicas de aborto del Estado? ¡No! Serán utilizadas con desfachatez y a necesidad,sin  agobio  por  la  eterna  contradicción  a  la  que  nos  somete  la  realidad,  sin  por  ello  asumir  el  proyecto estatal y capitalista, sin dejar de proyectar por los medios necesarios la autogestión de   nuestras   luchas   y   abandonando   la   búsqueda   del   consenso   social   generalizado.   El   capitalismo  nos  venderá  el  aborto  como  una  mercancía  más,  como  lo  ha  hecho  con  el  feminismo,  el  queer,  el  veganismo  y  una  larga  lista  de  posturas  y  actividades,  de  nosotrxs  depende que la navaja anárquica no pierda su filo.

 

¡Que el miedo cambie de bando!

¡Sin liderezas ni dirigentas!

¡Sin mundos rosas para camuflar la autoridad!

¡Seamos tan libres que ni su legalidad nos pueda controlar!

¡Seamos libres y salvajes!

 

México a 16 de octubre del 2020

Afinidades Conspirativas

México: Así Sí Señora! Fuimos Muy Malas y Fuimos Todas! (Recuento de un día de guerra)

El 8 de marzo pasado fue una demostración de la potencia insurreccional femenina a nivel global. En Ciudad de Mexico el fuego y el sabotaje se dejaron ver de manera ampliamente extendida, pero no solamente en la capital del país, en diversos estados de norte a sur de México  en mayor o menor medida la acción directa se vió contra iglesias, patrullas policiales, monumentos, bancos, propiedad publica y policias. Lejos de buscar una perfección, pulcritud y perfecta dirección de la revuelta el objetivo de extender socialmente el ataque se logró, el devenir de quienes participaron en las acciones no está en nuestras manos ni debemos de aspirar a dirigirlas, no queremos que la lucha anti-patriarcal se convierta en un programa politico a realizar, de ser así se dejan abiertas las puertas de la cooptación y asimilación y si cae en ello el caracter anti-patriarcal se esfuma. Por ello somos anarquistas y anti-autoritarxs y hablamos por nosotrxs. Sigamos nuestro propio camino. Ánimo a las compañeras y a quienes enarbolan la perspectiva de la Liberación Total. Lo que se hizo se hizo.


El pasado 8M volvimos a salir y nos portamos muy mal!

Como habíamos anunciado estuvimos presentes en la lucha callejera con nuestra rabia antisistémica junto a un chingo de compañeras de distintos grupos de afinidad y colectivas anárquicas y muchísimas mujeres que se unieron a la revuelta de manera espontánea…

Volvimos a contagiar de furia a los sectores adormecidos del “movimiento feminista” y a los grupos “etapistas”.

I. No Somos Una Ni Somos Cien, Somos Un Chingo…

Los medios de domesticación masiva (de “izquierda” y de “derecha”) como siempre mienten junto a lxs cacalover del “nuevo” régimen cuando dicen que las manifestantes fuimos 80,000, cuando fuimos en realidad más de 300,000.
También mienten cuando dicen que las “violentas” fuimos mayormente rechazadas por las ciudadanistas y que solo éramos “un grupúsculo menor de cincuenta”.

La verdad es diferente: a cada acción directa se oían los coros de “fuimos todas” y se contagiaban con nuestra rabia anárquica cada vez más mujeres que espontáneamente se unían a apoyarnos en los ataques contra los símbolos del capitalismo y el patriarcado.

El rechazo a la autoridad si que era mayoritaria: “Me cuidan mis amigas y no la policía” y “primero las mujeres y luego las paredes” fueron los cántitos de todas las mujeres jóvenes pese a los berrinches  de las cacalover infiltradas en la marcha y de las politiqueras feministas que gritaban “Violencia No, Violencia No” y “No nos representan”.

Fuimos un chingo las GUERRERAS ANÁRQUICAS pese a las retenciones antes de que comenzara la marcha de algunas compañeras a la salida del metro Insurgentes y de las agresiones de lxs PUERXS UNIFORMADXS que trataron de apañar a varias afines encapsulando a los grupos y jaloneando a compañeras con el argumento de que eran “hombres infiltrados”, denigrándolas con criterios discriminatorios y sexistas porque son compañeras que usan hormonas para tener cabello facial, llegando a manosearlas y a subirles la playera para “comprobar que tienen chichis”…

II. Las Verdaderas Infiltradas

Conocíamos que desde las alturas del poder planeaban la represión de la protesta…  pero esta vez con una banda de chivatas infiltradas e infiltrados de diferentes corporaciones policiales, agentes del “nuevo” Cisen y con un chingo de drones equipados con cámaras biométricas de reconocimiento facial.

Quisieron imponer la represión selectiva para no salirse del guión del “amor y paz” y los pinches abrazos reconciliadores… Como nos advirtieron las compas de la “Colectiva de Mujeres Anárquicas Alegría de Vivir la Vida” nos estaban esperando…
Nuestra convocatoria (junto a otras muchas compas) era para conformar el bloque negro de GUERRERAS ANÁRQUICAS EN LUCHA CONTRA EL PATRIARCADO pero al llegar a la explanada del monumento hicimos un recorrido en grupos de tres antes de ponernos la pasamontaña y pudimos confirmar el cambio de estrategia: Sería poco más de la 1:30 de la tarde cuando vimos que las funcionarias de gobierno y las cacalover de Morena que habían llamado para el “cordón de paz ciudadano” estaban quitándose las playeras blancas que tenían sobre sus ropas y poniéndose paliacates violenta en el cuello para confundirse con las manifestantes… varias oficiales de policía les daban ordenes, recogieron las playeras en bolsas mientras que preguntaban que hacer por sus radios: las cacalover empezaron a integrarse en los contingentes de la marcha en pequeños grupos.

Cuando estudiamos como estaban organizando los contingentes demarcando con cuerdas los grupos y que las “organizadoras” se comunicaban con radios y platicaban con la tira, decidimos cambiar nuestra estrategia… si conformábamos el bloque negro quedábamos rodeadas y nos iban a encapsular en la primera calle que cruzáramos…

Luego luego descubrimos un camión de la Sedena dónde… sorpresa: había bomberos y hombres con chalecos amarillos y cascos de la construcción blancos y rojos!

Seguimos nuestro reconocimiento y encontramos en las calles aledañas varios comandos de hombres granaderos con sus “benditas” Ateneas hasta adelante… detrás habían varias camionetas de la policía con mujeres de civil que cuando nuestras compañeras empezaron a accionar en distintos puntos corrieron hacia la marcha cubriéndose la cara con paliacates, pasamontañas y playeras negras…

Nos comunicamos por celular con nuestras afines y decidimos hacer ataques difusos y mantenernos en nuestros grupos de afinidad en movimiento, tomadas de la mano, atacando y moviéndonos antes de que nos alcanzaran, avisando al resto de las compañeras de la presencia de las policías infiltradas.

Nuestro objetivo no era desfilar como una marcha fúnebre con nuestras mantas agitando banderitas negras… nuestro objetivo era provocar todo el daño que pudiéramos al sistema de dominación hetero-patriarcal y androcéntrico que nos oprime.

Al final de todos los contingentes de la marcha, en el extraño “contingente mixto”, las afines que cubrieron la “retaguardia” identificaron la presencia de la PDI, algunos hombres infiltrados con cámaras fingiendo ser fotoreporteros, comunicándose con radios y en coordinación con la gente de Marabunta…

Otros infiltrados en la marcha fueron los providas evangélicos que agredieron varias veces a las compañeras manifestantes, de los cuales no dijo nada la prensa y menos el pinche gobierno que les alienta y empodera en sus mañaneras… pero íbamos preparadas para enfrentarlos, sabíamos que las amenazas de quemarnos con ácido venían de la mochería de ultra-derecha, y no solo eran hombres, también había mujeres cristianas fundamentalistas dispuestas a agredirnos.

Al final de la marcha en el zócalo, encontramos otros infiltrados: los patéticos morenazis guadalupanos (herederos del YUNQUE) junto a los soldados de Kristo Rey que custodiaban su pinche catedral y agredieron a las manifestantes…

Y fuimos todas… las que nos portamos mal… las lesbianas… las putas… las queers… las trans… y las brujas violentas… las GUERRERAS ANÁRQUICAS CON LAS TETAS AL AIRE Y EL ROSTRO CUBIERTO, las que salimos a partirles los wevos… y entre nosotras, en la primera línea, a putazos contra los agresores fascistas que estaban resguardados por la tira y la gente de Marabunta… estaba la compañera que hoy busca la Fiscalía Capitalina y que las mierdas pacifistas acusan de “infiltrada” y condenan por haber lanzado un artefacto incendiario contra las PUERCAS POLICÍAS (con perdón de las adorables cerditas que también queremos vivas!)… gracias a la chivata Katy López a quién hacemos responsable de lo que pueda pasarle a esta compañera…

La misma actuación tuvieron las chivatas de Morena, las PUERCAS infiltradas, las ciudadanistas y lxs reporterxs de La Jornada y otros medios digitales cacalover, apañando a una compa después de tirar un artefacto explosivo contra las puertas de palacio y la línea de PUERCAS que la protegían…

Todas las PUERCAS infiltradas de civil se le fueron encima… Detectamos como una de las infiltradas enmascaradas le trató de descubrir la cara para que le tomaran video… todas corrimos a rescatarla, enfrentando a la banda de chivatas, a las puercas infiltradas y a los pinches gueyes de Marabunta que trataban de entregarla a la tira… pero también tenemos las caras de las que al grito de “agárrala” dieron la orden detenerla.

III. Los Montajes Policiales…

El montaje policial (de cuarta) que nos preparó la feminista jefa de gobierno Claudia Sheimbaum y su fiscal carnalita (también feminista) Ernestina Godoy, no logró contener nuestra rabia y sacó a la luz el cochinero que ocultan: que siguen espiando e infiltrando las luchas COMO TODOS LOS PINCHES GOBIERNOS DEL MUNDO (aunque digan que son diferentes)… El CISEN solo ha cambiado de nombre.

Si pensaban que nosotras somos parte de una organización que podían infiltrar con 10 o 12 PUERCAS recién egresadas de su academia con tan solo acercarse diciéndonos que quieren ser parte de nosotras como si fuéramos una pinche guerrilla, están más pendejas de lo que pensábamos… de nada le han servido sus asesores gringos…

Nosotras no creemos en organizaciones cuadradas, ni tenemos dirigentes ni jefas… nos organizamos de manera informal en pequeños grupos de afinidad de no más de 5 anárquicas donde nos conocemos una a otra hasta los pircings más íntimos… no sabemos quiénes son las compañeras que integran otros grupos de afinidad… solo nos coordinamos para acciones más grandes cuando necesitamos tener fuerza para una confrontación mayor… los demás días accionamos solas contra objetivos más fáciles y pegando donde más duela… No buscamos tener un crecimiento cuantitativo… buscamos la propagación de la guerra anárquica… somos las portadoras de un virus que se contagia caóticamente: No podrán pararnos!

Si pensaban que filtrando el video de las compas detenidas descendiendo de la combi de los puercos de la Policía Bancaria e Industrial, después de que les decomisaron martillos, piolets y petardos y que se negaron a descubrirse el rostro, a proporcionarles sus nombres y a hacer declaraciones, iban a conseguir lo que no pudieron hacer con sus PUERCAS infiltradas: o sea, hacer creer que somos mercenarias pagadas por la “conspiración conservadora”… Consiguieron lo contrario… quienes hicieron viral el video fueron los medios de derecha haciendo creer que somos mercenarias de la  Sheimbaum y su fiscal carnalita…

Sabemos que al final la intención es “tiznar” porque saben que “algo queda” y así crean la desconfianza y la sospecha… El objetivo de la derecha y de la izquierda (y de cualquier autoridad) es prohibir el uso de pasamontañas en las marchas para poder identificarnos y aplastarnos (esa es la próxima iniciativa de ley que se prepara)…

Si pensaban montar su teatrito de que detrás de la lucha contra el sistema de dominación hetero-patriarcal y androcéntrico está “la mano peluda” de Soros y la conspiración conservadora que recluta  “chavas banda” para “hacer desmanes” por 2500 varos, tenían que coordinar su teatro con Vicente Serrano de Sin Censura, el pendejo de Bajo Palabra o cualquier medio de los cacalover  de las “benditas redes sociales”… para entrevistar en “vivo” a las PUERCAS infiltradas y presentar “las pruebas” en el circo mañanero con las historias de la manipulación de la derecha…

Ya nos imaginamos las palabras del peje-ganso-caca-presidente: “tenemos las pruebas… pobres morras… victimas… del neoliberalismo… contratadas… por la conspiración conservadora para… descalabrar… la 4T… ahora sí… fueron rescatadas… y… podrán… recibir… becas… para no tener que venderse como sicarias feministas… y serán testigas… protegidas… si declaran contra Calderón… la Zabala y… el Sorel… no, no… este… ¿cómo se llama?… Coro de cacalovers de la primera fila: Soros, señor presidente, Soros… Ése… ése.”

IV. Cómo Saber Quién Es Quién…

NOSOTRAS, LAS ANARQUISTAS INFORMALES, NO DAMOS ENTREVISTAS a los medios de domesticación masiva… solo respondemos entrevistas de los medios de contrainformación afines. Cuando queremos expresar nuestra opinión lo hacemos mediante un comunicado o mediante el sonoro rugir de la propaganda por el hecho…

La joven prendidota y cargada de rabia que fue entrevistada en la marcha por Carmen Aristegui, es una de las tantas mujeres espontáneas que se unen gozosas a la insurrección contra el sistema de dominación hetero-patriarcal.

Ellas, se enseñarán en esta guerra sin final, aprenderán a organizarse en grupos de afinidad de no más de cinco, a cuidarse unas a otras, a no exponerse en los medios, a escribir sus comunicados, a cubrirse bien el rostro, a usar guantes para no dejar huellas, a usar lentes y máscaras para no padecer los ataques de gases y las quemaduras de líquidos corrosivos como los que nos lanzan con los extinguidores (como los que usan lxs carabinerxs en Chile), y a abandonar todas las herramientas que usen después de una acción y no cargarlas en la mochila, aprenderán a hacer sus artefactos incendiarios y sus bombas de retardo…

Nosotras nos hemos enseñado mucho de la experiencia práctica… hemos aprendido a la luchar durante muchos años de guerra anárquica contra toda autoridad y nos hemos enseñado de nuestrxs afines en todo el mundo…

Hemos padecido montajes en Italia, en España, en Chile, en Grecia, en Argentina… el aprendizaje ha sido grande. Sabemos que no hay mucha diferencia en las operaciones de “inteligencia” de un Estado a otro… Estamos preparadas…

V. La Repetición De La Mentira…

En su circo-misa mañanera el peje-ganso-caca-presidente todos los días echa a andar la máquina de apendejamiento masivo y trata de imponer un cambio de realidad: “Somos diferentes… todo cambió… somos felices… lo malo quedó atrás… el viejo régimen murió… quienes se oponen a nuestra transfomación son todxs conservadores… las anarquistas y las feministas son conservadoras…”

Nuevamente piensa que nos agarra de pendejas pero a nosotras no nos engaña. Con la repetición de la mentira solo apendeja más al pueblo bueno, felíz, felíz e ignorante que lo sigue… Sabemos quiénes son los verdaderos conservadores y fascistas. Todo gobierno es por naturaleza conservador y fascista.

El mensaje mañanero de moralidad cristiana y su llamado a fortalecer la familia hetero-patriarcal mexicana es la evidencia. La estructura de la familia hetero-patriarcal es la base del Estado (sagrado o laico) y la continuidad del patriarcado…
Todos sus proyectos de destrucción de la Tierra y la naturaleza salvaje son la persistencia del capitalismo depredador: el extractivismo, las hidroeléctricas, la producción de hidrogarburos, la tala de bosques y selvas, la explotación de lxs animales no humanxs, las refinerías, las industrias contaminantes, los trenes de alta velocidad, la destrucción de los lugares sagrados, el envenenamiento del agua, la explotación turística…

Siguen los asesinatos de lxs defensores de la naturaleza salvaje, de lxs opositores de todos estos proyectos de muerte… siguen los feminicidios… sigue el narco-estado controlando la vida y la muerte en todo el territorio de esto que llaman México…
Siguen infundiendo el nacionalismo, los valores patrioteros (la devoción por el territorio del patriarca) y la abnegación de las mujeres que “hicieron patria”…

Qué es lo diferente? ¿Qué cambió? Quiénes están felices? ¿Qué quedó atrás? El viejo régimen murió… o esta es la “nueva” cara del viejo régimen?

Con el empoderamiento de  la familia hetero-patriarcal mexicana y la imposición del cristianismo solo se obtiene la felicidad de los machos, la ratificación de la misogínia y la continuidad del patriarcado… quienes no lo ven es porque quieren hacerse pendejxs o conservar sus privilegios de machos o de mujeres de esos machos o son parte del pueblo bueno, felíz, felíz, felíz e ignorante…

Podrán seguir repitiendo la mentira pero la alianza entre el fascismo evangélico y la izquierda retro-bolchevique es la mejor prueba de la unión de los perros misóginos.

VI. Dónde Estábamos Y Dónde Estamos?

En su circo-misa mañanera el peje-ganzo-caca-presidente todos los días echa a andar la máquina de apendejamiento masivo y trata de imponernos un cambio de realidad para asegurar la opinión pública y poder imponer su mandato y reprimirnos a gusto…

Primero nos acusó a las anarquistas de «conservadoras», luego extendió el título al llamado «movimiento feminista». Acusa que hay «mano negra» en la lucha por la destrucción del patriarcado. Dice que detrás de la rabia porque nos violan y nos matan está la mano de la derecha, del fascismo…

Esta inversión de papeles es el guión del cambio de realidad que trata de imponernos el sistema de dominación… La argumentación es falaz: “si yo soy de izquierda lo que se me opone es de derecha”

Esa estrategia junto al viejo teorema de “divide y vencerás” opera con la izquierda, por eso se ha quedado sin discurso, desarmada y dividida… pero no con nosotras…  Nosotras SOMOS ANARQUISTAS, no somos de izquierda y tampoco de derecha… nuestra guerra es contra el poder sin importar de que bando esté el poder… nuestra guerra es contra toda autoridad (divina o terrenal)… y lo hemos demostrado en años de lucha.

En la misa matutina, desde el púlpito, todos los días preguntan “dónde estaban antes?” lxs que protestan ahora contra el patriarcado y la depredación capitalista…

Pues nosotras siempre hemos estado en guerra contra la dominación.

Solo tienen que reabrir las “viejas” carpetas del “nuevo” Cisen para comprobarlo… Lxs anarquistas hemos estado en guerra en esto que llaman México desde los años noventa del siglo XX… y las mujeres anárquicas hemos emprendido nuestra propia lucha desde mediados del 2000…

Muchos grupos de mujeres anárquicas informales hemos venido atacando a la dominación de manera anónima y otros grupos, como las compañeras del Comando Feminista Informal de Acción Antiautoriataria (COFIAA) han dejado prueba de esta guerra desde 2016, con ataques explosivos al Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (20 de diciembre de 2016) y a la Conferencia del Episcopado Mexicano (25 de julio de 2017).

Lxs anarquistas nunca hemos dejado de luchar… Durante el sexenio de Fox el Cisen nos dio el tercer lugar, precedidas por los carteles del narcotráfico (primer lugar) y las guerrillas leninistas (segundo lugar)… en el sexenio de Calderón nos mantuvieron en el mismo lugar, y durante el sexenio de Peña,  ocupamos el segundo después del  “crimen organizado”, superando la “peligrosidad” de las guerrillas que empezaban a transar posiciones de poder político en concertaciones con Morena …

Dónde estamos? Donde estuvimos siempre: en guerra contra toda autoridad, extendiendo la insurrección  permanente y quemando templos y palacios.

¡Qué estalle el cielo con todo y su pinche dios!
¡Destruyamos todo lo que nos domina!
Ni Dios, ni Estado, ni Amo, ni Marido!
¡El Estado-Capital, con AMLO o sin AMLO, patriarcado es lo que teje!
¡Solidaridad anárquica con todas las compañeras y compañeros presos alrededor del mundo!
¡Contra la civilización patriarcal!
¡Por el control de nuestras vidas!
¡Por la destrucción del género!
¡Por la tensión anárquica insurreccional!
¡Por la Anarquía!
¡Fuego a todo lo existente!

Fenoménicas Brujas e Insurreccionalistas (F.B.I), antes Féminas Brujas e Insurreccionalistas.
Ciudad de México, martes 10 de marzo 2020.

(México) Post scriptum a”El regreso de las Bandas Negras- Irrumpe la potencia y la rabia femenina en la escena insurrecta.”

Post scriptum “El regreso de las Bandas Negras- Irrumpe la potencia y la rabia femenina en la escena insurrecta.” escrito por Nihil.


Se repiten actos vandálicos en marcha feminista para ...

Post scriptum.

A propósito del próximo 8 de marzo, indudablemente los ánimos están calientes tras los feminicidios y el acoso, lxs anarquistas no exigimos justicia y castigo a los culpables ni mucho menos protestar desde la perspectiva feminista sino, como plantean las compañeras insurreccionalistas citadas, “luchamos contra el Patriarcado porque somos anarquistas” y, en ese tenor, una vez más se debe aprovechar el momento para salir a la calle y atacar a la dominación y volver a poner a la Anarquía en primera línea, subiendo de tono la protesta y pasando a acciones más allá de los símbolos; desde luego, sin descuidar lo “simbólico”. Las compañeras oportunamente han originado las condiciones para extender la lucha prendiendo la llama de la insurrección.

Nihil.

(México) ¡Marchemos por la vida! ¡La insurrección es vida!

Manifestantes en marcha de mujeres vandalizan, agreden a ...

«Los sátrapas de turno se ven superados por todas partes. Hoy solo pueden recurrir al terrorismo, al montaje y la manipulación a través de sus conductos regulares: sus fuerzas armadas, sus medios de (in) comunicación, y su teatro político…» Palabras de la insurrección chilena.

Somos una colectiva de mujeres anárquicas en lucha que nos sumamos al llamado de las compañeras que convocan a conformar un bloque negro anarquista el próximo 8 de marzo.

Tomémos las calles validando el hermoso ejercicio de la violencia anárquica. Sin dirigentes ni partidos, alejadas de cualquier grupo, colectivo o coordinadora peticionista, alejadas del feminismo hegemónico, ya sea partidista, académico, o altruista. Nuestra lucha es contra el patriarcado, que es la base de la familia, del Estado-Capital, de todas las religiones y de todo lo que nos oprime.

Luchamos por la destrucción de todo lo existente. Nuestras vidas están en juego.

El derecho de vivir nuestras vidas y de decidir sobre nuestras cuerpas no se mendiga ¡Se toma! Por eso no buscamos diálogo, no queremos reformas, no promovemos leyes, ni demandamos derechos, promovemos la lucha frontal contra el poder en todas sus dimensiones.

Luchamos contra toda autoridad, por eso retomamos nuestro grito de guerra anárquica ¡Ni Dios Ni Estado Ni Patrón Ni Marido!

También nos sumamos al llamado de la Colectiva de las Brujas del Mar convocando al paro en todo el territorio de esto que llaman México, pero como dicen las compañeras Fenomenicas Brujas e Insurreccionalistas: en un día no cabe toda nuestra rabia! Por eso apoyamos la propuesta por un marzo caliente, extendiendo la lucha callejera y el paro de labores a todo el mes de marzo.

La destrucción del trabajo es parte de nuestra liberación total, comencemos a liberarnos!

Liberemos los torniquetes del metro todo el mes de marzo, continuemos el paro en facultades, cchs y prepas, tomemos todas las plazas del país y declarémonos en plantón permanente todo el mes, enfrentemos a todas las instituciones que propagan el dominio patriarcal (la Iglesia, el Estado y el Capital), no basta con hacer estallar el techo de cristal, hay que hacer estallar el cielo con todo y su pinche Dios!

Invitamos a todas las individualidades y colectivas anárquicas a sumarse a la lucha anti-patrairacal, y a la que no este de acuerdo con nuestros métodos y todavía crea en las reformas, en la lucha pácifica, las promesas del Estado y en su señor Jesús, la invitamos a que no estorbe: El 8 de marzo no es un día para celebrar, es un día de guerra.

No aceptaremos la presencia de politicas sean del partido que sean, ni autoridades del gobierno. Si quieren asistir que se atengan a las consecuencias… Nosotras sabemos distinguir al enemigo.

Sabemos que en las oficinas de gobierno preparan la estrategia para aplastarnos. Tienen diseñado el recorrido por donde quieren que pase la marcha y sus benditos monumentos, instituciones y comercios resguardados, tienen trazados los puntos donde piensan encapsularnos, han citado a toda el personal femenil de la Guardia Nacional vestida de civil para que se unan a las 3000 mujeres policías para reprimirnos, otra vez han ordenado a las funcionarias del Estado y las AMLOvers ha conformar el «cordón de paz» para impedir que nos manifestemos…

PARA NOSOTRAS QUIEN ELIJA ESTAR DEL OTRO LADO DE LA BARRICADA ES NUESTRX ENEMIGX, SEA HOMBRE O MUJER; ESTE DE CIVIL O UNIFORMADA.

Desbordemos las rutas trazadas, hagamos un bloque negro caótico e incontrolable que de vida a la Anarquía.

Contra el Estado y el Capital Lucha anti-patriarcal!
Ni Dios, ni Estado, ni Amo, ni Marido!
Por el control de nuestras vidas!
Por la destrucción del género!
Destruyamos todo lo que nos domina y condiciona!
¡Por la tensión anárquica insurreccional!
Por la Liberación Total!
VIVA LA ANARQUÍA !

Colectiva de Mujeres Anárquicas «Alegría de Vivir la Vida», CDMX, 28/2/20

(México) Llamado urgente a la acción anárquica para todo el mes de marzo

MÉXICO: LLAMADO URGENTE A LA ACCIÓN ANÁRQUICA.

Como GUERRERAS ANÁRQUICAS EN LUCHA CONTRA EL PATRIARCADO llamamos a todas nuestras compañeras a estar presentes en la lucha callejera el próximo domingo 8 y ha extender la insurrección durante todo el mes de marzo: ¡en un día no cabe toda nuestra furia!

Volveremos a salir con nuestra rabia antisistémica y esperamos volver a contagiar de furia a los sectores adormecidos del llamado «movimiento feminista».

Esto es una guerra y estamos preparadas para la guerra. Sabemos que desde las alturas del poder preparan la represión de la protesta. Pero a nosotras no nos intimidan, convertiremos la protesta en insurrección generalizada.

En su circo-misa mañanera el peje-ganzo-caca-presidente todos los días echa a andar la máquina de apendejamiento masivo y trata de imponernos un cambio de realidad para asegurar la opinión pública y poder reprimirnos a gusto.

Primero nos acusó a las anarquistas de «conservadoras», ahora extiende el título al llamado «movimiento feminista».

Acusa que hay «mano negra» en la lucha por la destrucción del patriarcado. Dice que detrás de la rabia porque nos violan y nos matan está la mano de la derecha, del fascismo.

Esta inversión de papeles es el guión del cambio de realidad que tratan de imponer desde el poder.

Nuevamente piensa que nos agarra de pendejas pero a nosotras no nos engaña. Sabemos quienes son los verdaderos conservadores y fascistas. Todo gobierno es por naturaleza conservador y fascista.

En su Cuarta Transformación abundan los ejemplos de conservadurismo… La alianza entre el fascismo evangélico y la izquierda retro-bolchevique es la principal prueba de la unión de los perros misóginos.

El mensaje mañanero de moralidad cristiana y su llamado a fortalecer la familia hetero-patriarcal mexicana es la evidencia. La estructura de la familia hetero-patriarcal es la base del Estado (sagrado o laico) y la continuidad del patriarcado.

Como hemos expresado antes: somos conscientes de la presencia en palacio nacional de un fascista misógino y sexista, pro-vida, ultraconservador y evangélico al que se ha aliado la izquierda en su constante oportunismo para «tomar el poder» a toda costa.

Podrán engañar al pueblo bueno (feliz, feliz e ignorante) a nosotras NO. Por eso no pondremos límite en la revuelta. Continuaremos liberando los torniquetes del metro durante todo marzo, invitando a la desobediencia individual y colectiva, contagiando la furia…

No queremos diálogo ni nuevas leyes: queremos reventar el sistema de dominación hetero-patriarcal. Y lo haremos con toda nuestra creatividad, como nos encarga la señora Yakul, enseñándonos de las insurreccionalistas chilenas, no con tambores y coreografías sino con la piedra y la molotov.

La lucha ha alcanzado un punto de inflexión decisivo: extendamos la revuelta.

¡Qué estalle el cielo con todo y su pinche dios!
¡Destruyamos todo lo que nos domina!
¡La plaza del metro Insurgentes será la Plaza de Las Insurgentes!
Si algún día no volvemos a casa: No prendan velas, prendan barricadas! ¡
Ni Dios, ni Estado, ni Amo, ni Marido!
¡El Estado-Capital, con AMLO o sin AMLO, patriarcado es lo que teje!
¡Destruyamos todo lo que nos domina y condiciona!
¡Solidaridad anárquica con todas las compañeras y compañeros presos alrededor del mundo!
¡Contra la civilización patriarcal!
¡Por el control de nuestras vidas!
¡Por la destrucción del género!
¡Por la tensión anárquica insurreccional!
¡Por la Anarquía!
¡Fuego a todo lo existente!

Fenoménicas Brujas e Insurreccionalistas (F.B.I), antes Féminas Brujas e Insurreccionalistas.
Ciudad de México, lunes 24 de febrero 2020.

México: Somos malas y seremos peores. Llamado urgente a la acción anárquica.

SOMOS MALAS Y SEREMOS PEORES: ¡SOMOS SU PEOR PESADILLA!

Llamado Urgente a la Acción Anárquica

El próximo lunes 25 se conmemora el Dia Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y no nos quedaremos en casa. Volveremos a salir con toda nuestra rabia antisistémica y esperamos volver a contagiar de furia a los sectores adormecidos del llamado “movimiento feminista”.

No permitiremos que mientras nos violan y nos matan el Estado mexicano convierta este día en un acto oficial y nos presuma su Cuarta Transformación como el fin del Patriarcado. Tampoco toleraremos la presencia policial ni permitiremos que lxs reporterxs y periodistas nos tomen fotos o videos de nuestras caras: la prensa apunta y el sistema dispara! Menos soportaremos la presencia de políticas y dialogueras en la marcha sean del partido que sean.

En su circo mañanero el pejeganso ha decretado “el fin del machismo en México” y ha ordenado a su subordinada Sheimbaum que declare la Alerta por Violencia de Género en lña Ciudad.

Si el peje emplumado piensa que nombrando ministras en la SCJN y haciendo declaraciones nos agarra de pendejas se equivoca. Como hemos expresado antes: somos conscientes de la presencia en palacio nacional de un fascista misógino y sexista, pro-vida, ultraconservador y evangélico al que se ha aliado la izquierda en su constante oportunismo para “tomar el poder” a toda costa.

A NOSOTRAS NO NOS ENGAÑAN!

Aunque nos acuse de “conservadoras” sabemos quienes somos. SOMOS GUERRERAS ANÁRQUICAS EN LUCHA CONTRA EL PATRIARCADO.

Por eso no queremos diálogo, por eso no ponemos límites a la revuelta.

En el espíritu de guerra de nuestras hermanas chilenas volveremos a salir y seremos su peor pesadilla.

¡La plaza del metro Insurgentes será la Plaza de Las Insurgentes!
Si algún día no volvemos a casa: No prendan velas, prendan barricadas!
¡Ni Dios, ni Estado, ni Amo, ni Marido!
¡El Estado-Capital, con AMLO o sin AMLO, patriarcado es lo que teje!
¡Destruyamos todo lo que nos domina y condiciona!
¡Solidaridad anárquica con todas las compañeras y compañeros presos alrededor del mundo!
¡Contra la civilización patriarcal!
¡Por el control de nuestras vidas!
¡Por la destrucción del género!
¡Por la tensión anárquica insurreccional!
¡Por la Anarquía!
¡Fuego a todo lo existente!

Fenoménicas Brujas e Insurreccionalistas (F.B.I), antes Féminas Btujas e Insurreccionalistas.
Ciudad de México, jueves 21 de noviembre de 2019.

México: Llamado a la acción anárquica por Féminas Brujas e Insurreccionalistas

SOMOS MALAS Y PODEMOS SER PEORES: ¡SOMOS SU PEOR PESADILLA!

“Provocación” e “Ilegalidad” es toda acción que no es ejecutada por el Estado y excede sus leyes y normas; es por eso que las autoridades insisten en presentar la guerra anárquica contra el sistema de dominación como una “provocación” que busca desatar la represión. Pero la realidad nos enseña que la represión está aquí y ahora y se practica desde el poder de forma cotidiana ya sea de manera velada o de forma brutal.

El Estado continúa ejerciendo el monopolio de la violencia y solo está dispuesto a compartirlo con los grupos del llamado “crimen organizado” con quienes también comparten ADN, demostrando que no hay nada nuevo en su Cuarta Transformación. Como hemos dicho siempre: son los mismos perros misóginos ahora con el collar de color guinda.

Finalmente la rabia antisistémica logró contagiar de furia a amplias fracciones del llamado “movimiento feminista”, tristemente dormidas hasta la tarde de ayer.  Al fin han comprendido que el pacifismo es el cómplice más activo del poder patriarcal y la dominación.

Nosotras hemos expresado siempre que no somos feministas. SOMOS ANARQUISTAS y por eso luchamos contra el Patriarcado, no por el feminismo. Conocemos la ideología feminista y la vemos cotidianamente en “acción”, ocupando curules y puestos públicos,  encaramándose sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos para propagar “la Patria feminista” como declaraba una senadora de MORENA, olvidando (consecuentemente) que la Patria es  el territorio del Patriarca.

Ni Martha Lucia Michel ni Marta Lamas ni Marilú Razo ni ninguna de las feministas sistémicas (políticas, académicas y dialogueras) nos representan. Su reacción contra la violencia purpura y negra, su amasiato con la Sheimbaum, solo refuerza su condición de oportunistas en busca de hueso, por eso le lamen las botas y le chupan los wevos a su presidente.

La mejor muestra de su complicidad es el hashtag #ellas no nos representan,  afirmando que con la violencia antisistémica  empañamos “la defensa de los derechos de las mujeres”, promoviendo la pasividad cómplice e imponiendo la conducta políticamente correcta del “pueblo bueno”.

Nosotras no somos Pueblo. Ser “pueblo” es delegar nuestra realidad como mujeres, nuestra libertad y nuestra autonomía a Otro, es negar nuestra individualidad y nuestra esencia.  SOMOS GUERRERAS ANÁRQUICAS EN LUCHA CONTRA EL PATRIARCADO.

Somos conscientes de que estamos en guerra y sabemos quienes son nuestrxs enemigxs. Sabemos a qué nos enfrentamos, como también conocemos quienes son lxs aliadxs del sistema y quienes nuestras cómplices.  Reconocemos lo que otras callan: la presencia en palacio nacional de un fascista misógino y sexista, pro-vida, ultraconservador y evangélico al que se ha aliado la izquierda en su constante oportunismo para “tomar el poder” a toda costa.

Por eso, nosotras no pedimos justicia a nuestros verdugos ni la destitución y el castigo de sus pinches cerdos violadores.  Eso sería distinguir entre policías buenxs y  policías malxs. Para nosotras el mejor policía es el que está muerto.

Nosotras no queremos diálogo, por eso no ponemos límites a la revuelta.  Nuestros deseos de destrucción y nuestras ansias de libertad no se quedarán atorados en los atrapasueños: seremos su peor pesadilla!

Si algún día no volvemos a casa: No prendan velas, prendan barricadas!
¡Ni Dios, ni Estado, ni Amo, ni Marido!
¡El Estado-Capital, con AMLO o sin AMLO, patriarcado es lo que teje!
¡Destruyamos todo lo que nos domina y condiciona!
¡Solidaridad anárquica con todas las compañeras y compañeros presos alrededor del mundo!
¡Contra la civilización patriarcal!
¡Por el control de nuestras vidas!
¡Por la destrucción del género!
¡Por la tensión anárquica insurreccional!
¡Por la Anarquía!
¡Fuego a todo lo existente!

Féminas Brujas e Insurreccionalistas (F.B.I)
Ciudad de México, sábado 17 de agosto de 2019.

Degeneraciones: entre orgullo y victimismo de género por Anna Benniamino

Soy anarquista, no soy feminista porque percibo el feminismo como un retroceso sectorial y victimista, nunca he hecho discriminación de género aunque no utilizo convenciones lingüísticas gender-friendly, por el contrario utilizo a menudo un lenguaje grosero y políticamente incorrecto. Considero que en la aspiración a la anarquía, es decir en la práctica de relaciones antiautoritarias, está ya contenida y ha de ser cultivada la anulación de los privilegios y opresión de género. Ah, se me olvidaba, detesto la autoconsciencia en sede pública y asimismo considero las asambleas un instrumento romo. Entiendo y tengo la voluntad de encuentro, pero veo como demasiado a menudo el momento asambleario decae en la autorrepresentación estéril. Ahí lo tenemos, en estos tiempos se arriesga deber abrir con un preámbulo como éste para meterse en el jardín de los lugares comunes sobre género y feminismo, desenmarañándose en la enmarañadísima incapacidad e ineptitud para relacionarse en la nebulosa anarquista, con una variabilidad de comportamientos que va desde la hiperemotividad al burocrático cálculo de la posición a asumir (y del nivel de acuerdo negociable) en una lucha. No creo que comportamientos autoritarios y sexistas se combatan tratando de difundir nuevas convenciones lingüísticas y recalentando en salsa alternativa cachitos de retórica indignada mainstream (entre #niunamenos, contadores de feminicidios en tv, el orgullo, zapatitos rojos y bandas arco iris).

Más bien sería necesario reconocer éstos como indicios de la enésima operación en marcha de deconstrucción de los significados reales y de recuperación. O sea, creyendo oponérseles, de hecho se está adaptando a los mismos códigos comportamentales y normativos concedidos por el dominio como válvulas de escape de la tensión.

No es ninguna novedad que el poder económico y político tiende a fagocitar y redigerirlo todo, cada vez más rápido, véase por ejemplo las perlas de neoconservadurismo y conformismo antisexista, antirracista y todo el resto que a diario son regaladas con generosidad por los medios.

Un malentendido inicial creo que es la incapacidad de situar determinados comportamientos, reduciendo a clave de problemas de género cuanto debería ser proprio de una más amplia crítica en sentido antiautoritario de las relaciones y de la capacidad de comunicación e interacción entre individuos.

Sería necesario dejar las categorizaciones por géneros, tipo LGTBI (XYZ…) a quien siente la necesidad de ser categoría protegida, dentro de encasillamientos dignos más de una clasificación linneana de las variedades de combinaciones entre individuos que de cuerpos y mentes libres. Nos hallamos sin embargo teniéndonos que confrontar con tales encasillamientos en ámbitos antiautoritarios, que deberían haber interiorizado ya el rechazarlos.

Vaya como inciso que estoy bien lejos de pensar que los denominados espacios liberados lo sean realmente siempre, por el contrario a menudo se convierten en aparcamientos de malestares diversos que en lugar de elevar la calidad de vida y de relaciones arriesgan bajarla aún más.

Por ejemplo no es posible leer en clave de sexismo, imposición autoritaria o violencia de género toda incapacidad de interactuar precisamente en el ámbito asambleario: leo en un folleto1 en circulación el año pasado, para estigmatizar la violencia latente en las relaciones entre compañeros “entonces el más viejo ejercita poder sobre el más joven, quien tiene más experiencia se impone a quien tiene menos, quien es más fuerte a quien lo es menos, recreando en un espejo las relaciones del existente que se dice querer subvertir”.

La crítica pretendía ser a actitudes autoritarias en ambientes antiautoritarios y tendría un sentido, pero así banaliza y lo aplana todo: existe una diferencia fundamental entre imposición de la fuerza y expresión de la experiencia. La incapacidad de expresarse o de hacer no es autoritaria o antiautoritaria y no puede más que resolverse individualmente… si no se llega al idiotismo del elogio a la incapacidad y a la inacción.

El concepto de violencia emotiva o de violación de la integridad emocional es como mínimo lábil, ¿por qué promover semejante análisis de pacotilla entre individuos antiautoritarios que deberían tener armas críticas y capacidad práctica de intervención mucho más punzantes? Además vaciando de significado la violencia súbita y brutal con la que se equipara. ¿Cómo pretendemos comprometernos en una lucha sin cuartel contra la autoridad y disertar sobre violencia revolucionaria y liberadora si no alcanzamos siquiera a reaccionar individualmente a un “comentario no demandado por la calle” (tomándolo por lo que es. Y tratando consecuentemente a quien lo ha proferido) o a sostener una discusión acalorada, en un encuentro, sin recurrir al pretexto de la sensibilidad mancillada? ¿Por qué tenemos que vernos leyendo la desconcertante y palmaria idiotez que aconseja, para evitar un aborto no deseado, hacer el amor con una mujer 2 ? ¿Por qué codificar preferiblemente en ámbito de género, para “bandas de mujeres” sólo, como conquista, la autodefensa frente a agresiones y molestias? ¿No es acaso un problema común a los géneros, entre seres liberados?

¿Por qué desempolvar del armario del feminismo de los años 70 sus productos más ajados como el de los encuentros separados… llamándolos incluso work-shop/Taller (feísimo término que conjuga trabajo y negocio, tomado de las convenciones empresariales e indigno de la libre discusión)?

El espectro de un mecanismo reductivista y banalizante similar lo leo en otra publicación reciente, la edición italiana de los textos reivindicados por las Rote Zora3 , o sea el intento de sensibilizar sólo a un público feminista sobre un grupo de mujeres practicantes de la lucha armada en los años 80/90 en Alemania, de fortísimo interés en algunas temáticas feministas, insistiendo en la opción de género como una discriminante privilegiada y para sacarlas del olvido… visto que no se querría “que entre a formar parte de la historia oficial. Aquella escrita por los hombres”4 … ¿Cómooohh?!? ¿No será que la historiografía oficial tiende a no tratarlas por furiosas, no feministas furiosas? ¿Del mismo modo que no trata o tergiversa la historia, las acciones, los escritos de tantos otros furiosos y furiosas? La visión parcial no es de las Rote Zora, que experimentaron un recorrido propio de lucha y liberación individual y colectiva en el ámbito de una más amplia acción antiimperialista y anticapitalista, sino de quien trata de hacer de ellas una bandera para dar mayor credibilidad y peso específico a su propia teorización, encima para reducirse después a buscar “trayectos de autodefensa”.

¿Por qué enrocarse en un discurso “feminista y lésbico”5, por qué otra jaula protectora, en vez de desarrollar la belleza y los infinitos principios más avanzados de crítica al dominio (no sólo de género) ofrecidos y experimentados?

La “sororidad” me ha parecido siempre una forma de alienación alusiva a alianzas políticas trasversales entre oprimidos y opresores, entre bandos adversos… “interclasistas”, como se ha vuelto de moda llamarlas. En estos días me ha llegado también un librito6 que recogía las entrevistas efectuadas por una feminista italiana a unas supervivientes de la revolución española de 1936, buscando una discutible “sororidad” entre anarquistas implicadas en el frente (y en la retaguardia con Mujeres Libres), poumistas y estalinistas. Era sin embargo significativo que las revolucionarias anarquistas casi centenarias fuesen mucho más lúcidas y abiertas en la crítica a los límites del feminismo que su entrevistadora, empapada de los lugares comunes de los años 70: con la tranquilidad extrema de una vida vivida plenamente, conseguían explicar con sencillez la relación paritaria entre compañeras y compañeros, cómo consiguieron ridiculizar y neutralizar los machismos que emergían de entre los más retrógados y estúpidos de entre sus compañeros. En definitiva las prácticas y la aportación teórica de estas mujeres son mucho más avanzadas en el camino de liberación del individuo y en la negación de dinámicas autoritarias que las de las feministas que picotean sobre sus experiencias, defendiendo simulacros de lucha en vez de la propia lucha. La necesidad de autos de fe, la “deconstrucción de los privilegios propios del macho”, la búsqueda de espacios de discusión separados, la autoconsciencia y autoanálisis en sede publica parecen un tanto demasiado el signo de estos tiempos de sobreexposición e inconsistencia, abanderar “luchas” por categorías y luchas interiores para acabar por no luchar por nada.

Anna

cárcel de mujeres de Rebibbia

octubre 2018

tomado de VETRIOLO, giornale anarchico, invierno del 19, número 3


1.  Violenza di genere in ambienti antiautoritari ed in spazi liberati. Edición italiana traducida del español en 2017

2. Critica all’aborto, Jauria, Pubblicazione transfemminista per la liberazione animale, n.º 1, verano/otoño 2015

3. Rote Zora – guerriglia urbana femminista, Autoproduzione Femminista, 2018

4. De la introducción del mismo libro

5. Que entre otras cosas las propias Rote Zora no consideraban caracterizador. De la entrevista a las Rote Zora de 1984: “Algunas de nosotras tienen hijos, muchas otras no. Unas son lesbianas, a otras les gustan los hombres” pág 51, ibídem

6. Donne contro, Isabella Lorusso, de. CSA editrice, 2013

Yo también me pongo las gafas moradas

Escrito por Buho de Ya puso la Puerka Radio.


Amigos y enemigEs.

Los de yapusolapuerka por supuesto que NO nos ponemos las gafas moradas del feminismo contemporáneo. Arrojados a este mundo ya bastante constituido, ya contextualizado, y muy importante: ya Institucionalizado. Pues nos tenemos que ocupar de lo que se sucede en el orbe.   Para eso somos anarcos.

Y bueno pues éstas gafas moradas del feminismo de la tercera, cuarta, post, pop, y un largo etcétera , se ha hecho muy presente en los medios, en las políticas públicas de todo occidente, y en los corazones de millones de personas bien intencionadas.

Estas gafas moradas hacen que todo se vuelva de esa tonalidad. Tornasol que, efectivamente, tuerce la realidad un pooooooooooquitín para hacer que todo sea negro o blanco, dual, jin-jang, maniqueo. Todo esto sucede, a la vez que precisamente uno de sus lentes niega “lo binario” “lo construido”.

Por cierto, ya que mencionamos la palabrita: “maniqueísmo” me gustaría hacer mención del parecido de uno de sus postulados — ya que como sabrán éste fue un movimiento religioso de la antigüedad que hacía énfasis en la oposición absoluta entre el bien y el mal, no aceptaba matices, pues’n— con las prácticas de algunos de los feminismos que —a mi parecer— no son tan “liberadoras” como se vienen exhibiendo. Sino todo lo contrario, poseen una moral fuertemente autoritaria. Veamos pues.

“…el maniqueísmo niega la responsabilidad humana ante los males existentes en el mundo, y muchas veces cometidos por los hombres.   Porque cree que no son producto de la libre voluntad, sino del dominio del mal sobre nuestra vida…”

¡Sopas perico! ¿No les suena muchísimo ésta proposición del maniqueísmo de los, apenas, años 200-300 D.C? ¿No les suena a la “doxa” de hoy en día que afirma que la mitad de la humanidad (hombres, varones) oprime, casi, casi por pecado original? “Doxa” que afirma que los hombres son malos. “Doxa” que afirma que los hombres son violadores. Secuestradores. Embaucadores. Que… encarnan el mal.

T-O-D-O-S

No niego la violencia que existe. Eso está claro, sobre todo porque la padezco también. Pero me parece que existe hoy por hoy un paradigma paralizante, exento de crítica, inmovilizante. Donde no se avanza. Se delega. Y se encumbra hacia lo pop, hacia el consumo, lo mediático, lo hegemónico.

Recuerdo una canción de Sin Dios llamada Ecología Social, donde habla cómo se ha recuperado  —rapidísimo, casi un suspiro—  la lucha por la ecología. Eso en los años noventa. Y pues vemos “ecologistas burgueses” lo mismito se entrevé para el feminismo pop de las universidades gringas que han exportado éste espíritu de docilidad al mundo. Escuchadddddd.

Es inherente al capital

la destrucción de ecosistemas

por la ciega explotación

por el lucro sin escrúpulos.

No importa que un río

se quede sin vida

no importa que un bosque

no vuelva a crecer

no importa que el aire

sea irrespirable

si nuestros productos

se pueden vender.

Es inherente al capital

medir la vida en dinero

no te extrañe que mañana

paguemos por respirar.

No importa que comas

frutos químicos

no importa que bebas

agua envenenada

no importa que sufras

nuevas epidemias

si nuestros productos tienes que consumir.

Y ahora hasta el sistema

se disfraza de verde

al poder le viene muy bien

la contaminación

es un buen negocio

¡Hasta en la bolsa cotiza Greenpeace!

Piensa verde, compra verde, cotiza verde

Negocio verde.

Un sistema que esta enfermo

solo de base cambiará

cambiemos las estructuras cambio de mentalidad.

Defendamos nuestra tierra

Luchemos por nuestro entorno

no deleguemos en grupos reformistas

salvemos la tierra del capital voraz

¡Por los clavos de cristoooooo!   ¡Pedazo de canción! (…ya luego los Sin Dios… bueno eso es otra historia).

Pues así las cosas. Esto que digo no es para denostar el feminismo, abrazar la misoginia, y hacerme varonista o alguna mamada de esas, y negar lo mal que se la pasan algunas compas. De hecho cuando me enteré del anarcopunk, estaba la lucha de la liberación de la mujer de facto, era y es el corpus de ideas de esta movida. Pero Mierda. ¡Un poco mas de razón! ¡Un mucho mas de pensamiento anárquico. Deja mucho que desear los derroteros que algunos sectores de éste “movimiento” han estado navegando. Con un discurso alejado de las ideas de libertad. Abrazando o reafirmando el estatismo. Propalando hasta la nausea el ciudadanismo. Emparejados con grupos burgueses que nada, pero que nada tienen que ver con la anarquía.

Alejémonos de Cultura Colectiva por favaaaaar.

Deconstrucción ¡Patrañas!

A cuento de esto me gusta citar esta reflexión de Simone Weill cuando reflexionaba sobre la libertad, y las causas últimas de la opresión social:

La libertad verdadera no se define por una relación entre el deseo y la satisfacción, sino por una relación entre el pensamiento y la acción; sería completamente libre el hombre cuyas acciones procediesen, todas, de un juicio previo respecto al fin que se propone y al encadenamiento de los medios adecuados para conducir a este fin. Poco importa que las acciones en sí mismas sean fáciles o dolorosas, y poco importa, incluso, que estén coronadas por el éxito; el dolor y el fracaso pueden hacer al hombre desdichado, pero no pueden humillarlo mucho tiempo cuando es él mismo quien dispone de su propia facultad de actuar.”

¡¡¡Ufffffffffff!!!!!!

Y para terminar ésta invectiva, les recuerdo una plática que tuve con el Kaio donde me decía que a los compas de Furia de radio, un programa radial de España de tendencia claramente anárquica los habían denigrado de “anarco machos” por entrevistar a un grupo de no se donde que dizque porque tenían letras supuestamente misóginas

Los compas claramente azorados por la situación manifestaron su descontento. Y me dio a escuchar uno de sus programas donde los cabros invitaron a María del Prado Esteban a hablar del caso. Una compa anarquista —si de esas de la CNT— que hace unas reflexiones chipocludas sobre todo éste tema de la guerra de sexos y el feminismo desde el pensamiento anarquista. Denostada de igual forma por toda la oleada de anarquistas cuadrados que han incorporado éstas ideas pesudolibertarias al anarquismo.

Advierto que la compa ha sido utilizada por los lobies antifeministas de esos culeros. Así que apelo a su inteligencia y no ha la ideologización de la anarquía. Como siempre, hay que escuchar, leer y pensar con crítica hacia el texto o el material del que estemos bebiendo. Así que como el sol esta inclemente, me pondré mis gafas moradas…

Con odio Buho.

Revisen éste video.

https://youtu.be/CZEc5Tpshbg