Traducción al español de “This is anarcho-herbalism: Thougthts on health and healing for de revolution” de Laurel Luddite.


Mi botiquín medicinal es un consejo de bioregiones con representantes reunidos mientras avanzo por el mundo al oeste de las Montañas Rocosas. La raíz de coptis fue recogida de la herida a la tierra que dejó una excavadora en las afueras naturales de Idaho. La pequeña cantidad de hojas de pipsissewa provienen de una antigua arboleda sobre el Rio Klamath a solo a unos metros de donde un guardabosque instaló un señalamiento hablando acerca de sus planes de cortarlo todo. Estoy secando ortigas del arroyo de California donde el salmón muere, bajo el árbol de limo que quedó después de un siglo de tala industrial.

Cada frasco guarda una historia (con frecuencia una historia fantasma de ecosistemas muriendo y lugares que se han ido para siempre), estoy honrada de haber conocido las plantas en sus lugares de origen y de haber estudiado sus usos como medicina. Pero para la gente sin tanta suerte de haber vagado a través de los senderos, el comprar preparaciones herbales tales como tinturas, puede ser un paso para su regreso a este tipo de curación.

Como a menudo pasa en esta sociedad consumista, es fácil ignorar las conexiones entre una botella en una repisa en una tienda y una planta viva creciendo afuera en algún lugar del mundo. Puede ser difícil saber si la planta creció a una milla de distancia o en otro continente. Hay mucho que decir para reconectar, para educarnos a nosotros mismos a cerca de las hierbas que usamos y recolectamos para nuestra propia medicina cuando podemos. Así es como seremos capaces de construir todo un nuevo sistema de curación, uno que pueda soportar nuestro movimiento lejos de las estructuras corporativas de poder en las que la práctica de la medicina se ha convertido.

El desarrollo de un nuevo sistema médico o la recuperación de modelos antiguos será otro eslabón en nuestras redes de seguridad cuando el industrialismo fracase; nos mantendrá con vida y rompiendo ventanas mientras transcurren los últimos días del sistema, en un momento donde tanta gente no tendrá acceso a las medicinas industriales; nos ayudará a restablecer la conexión con nuestra medicina real que es la tierra.

Una alternativa a “la medicina alternativa”

El tipo de medicina herbal popular en estos días (presentada ante nosotros por los medios y los denominados capitalistas verdes como una emocionante moda mas) ha traído con ello un muy reducido pensamiento sobre una nueva manera de curar. Las plantas reducidas a forma de capsula o peor aún a sus “ingredientes activos”, son solo nuevas herramientas para trabajar dentro de la misma concepción cuerpo-máquina que la medicina industrial ve en la gente. No se diferencian en nada de las drogas farmacéuticas o del filo del bisturí: Algo que se introduce dentro del cuerpo-máquina para manipular sus componentes. Solo que mucho menos eficaz, ya que las plantas han sido sacadas del sistema de curación en el cual tienen su poder. Un sistema dentro del cual el individuo tiene el poder, el conocimiento y la capacidad de curarse así mismo directamente y sin el adormecimiento influyente del mercado y el dinero.

Cuando los mercaderes de productos herbales tienen en sus manos una nueva “cura milagrosa” puede significar la extinción para la planta. Esto es especialmente triste cuando muchas criaturas vivas son utilizadas para elaborar productos inútiles o son degradadas en condiciones que no merecen. ¿Alguna vez has visto el shampoo de Echinacea? El ejemplo clásico de esto es la Hidrastis, Hydrastis canadensis, una planta en peligro de extinción en lo salvaje. Tiene un par de acciones sorprendentes en el cuerpo humano pero en su mayoría ha sido comercializada como una cura para el resfriado común, algo en lo que realmente no ayuda mucho. Por cierto, los más grandes comerciantes de Hidrastis recolectada de lo salvaje y otras renombradas hierbas son corporaciones farmacéuticas multinacionales. Dado a la obsesión de la sociedad estadounidense (y en general cualquier sociedad capitalista, occidental, civilizada y urbanizada N. del T.), la mayoría de hierbas que se encuentran disponibles para ser mercantilizadas en masa y que componen medicamentos como el Viagra herbal, las píldoras para bajar de peso y los estimulantes, son sacrificadas para estas ridículas causas.

Hay una alternativa a la “medicina alternativa”. El herbalista, autor y maestro del suroeste Michael Moor probablemente lo dijo mejor en una de sus más recientes digresiones de una lectura: “En este país el negocio de las hierbas gira principalmente en torno a sustancias recientemente comercializadas con nuevas investigaciones, esto es algo creado por ellos para nuestro consumo. Mientras intentamos establecer, tanto como sea posible, la necesidad de crear un modelo y una práctica que sea impermeable a la moda, estamos tratando de estimular una práctica que nos conduzca a la utilización de la herbolaría en vez de a su comercialización. Un modelo no de arriba hacia abajo si no de abajo hacia abajo y a sus alrededores. Bioregionalismo por encima de todo. Mantenlo local. Abajo la centralización porque ésta lo mata todo.”

Herbo-primitivismo

Necesitamos otra forma de mirar nuestro cuerpo y las plantas medicinales. Ver estas dos cosas como cuestiones interconectadas y dentro de un balance es algo nuevo para la cultura industrial, pero en realidad es el modelo de curación más antiguo sobre la tierra. Esto lo sabíamos incluso hasta antes de ser “personas”. Los animales saben cómo usar las plantas medicinales para medicarse; los ejemplos nos rodean, desde los perros que comen pasto hasta los osos que escarban en la tierra para obtener la raíz de Osha. Probablemente cada sociedad humana ha tenido una forma de explicar cómo funciona el cuerpo y como las plantas medicinales funcionan en nosotros.

Una cosa que todo herbalista conoce –incluyendo los perros y los osos- es que la mejor forma de tratar un problema de salud es prevenirlo antes de que comience. En sociedades más primitivas donde la gente ha tenido el lujo de escuchar a su propio cuerpo, es fácil detectar un desequilibrio antes de que se convierta en un estado de enfermedad aguda. Es en este punto en donde las hierbas son más efectivas. Trabajan en este nivel sub-clínico (y por ello imperceptible para la medicina industrial) de “desbalance”, “deficiencia” y “exceso”. Su tarea principal se encuentra en mantener al organismo en un estado saludable y, en caso de enfermedad, alentar al organismo a que se cure por sí mismo.

Este antiguo pero nuevo modelo de salud es sutil y requiere mucho autoconocimiento o al menos cierta conciencia de ti mismo. Éste usa la intuición como una herramienta de diagnóstico. Las emociones, la espiritualidad y el medio ambiente se convierten en medicinas. El espíritu y el medio ambiente donde se encuentran las plantas que recolectamos afecta directamente sus propiedades curativas, esto hace que nuestra relación con ellas se vuelva muy importante.

Herbolaria verde

Cuando tomamos alguna hierba medicinal, tomamos parte del medio ambiente de la planta. Todo lo que la planta ha comido, bebido y experimentado ha formado la medicina de la que dependerás, así que tienes que asegurarte que viva de la mejor manera. Cuando somos curados por las plantas, adquirimos un compromiso en cuidar y defenderlas como especie así como los lugares en los que viven. Tradicionalmente los antiguos recolectores de plantas hacían un rezo o pedían permiso antes de tomar cualquier cosa de lo salvaje. Yo usualmente recito algo sobre la línea de “De acuerdo, planta. Tú me sanas y yo cuidare de ti. Te respaldaré, nadie construirá nada sobre ti, nadie te arrancará o abusara de ti mientras esté cerca”. Así que este verdadero sistema herbal de curación tiene en su corazón un profundo y radical sentido de ecologismo y compromiso por la Tierra.

El concepto bioregional es importante para este modelo curativo. Las acciones que puedan tener las plantas sobre nuestros cuerpos están bastante limitadas por las sustancias químicas que pueden producir a partir de la luz solar y el suelo. Por cada hierba de renombre ofrecida en el mercado de consumo, cortada de la selva o arrancada de las montañas, lo más probable es que haya una planta con una acción similar creciendo en la cuenca más cercana de tu zona. Muchas de las mejores medicinas para mantener una buena salud, crecen lotes baldíos o jardines abandonados por todo el mundo.

Anarco-herbalismo

Una sociedad en donde la gente es responsable de su propia salud y capaz de cultivar su propia medicina es una sociedad difícil de controlar. En la actualidad dependemos del poder estructural de la industria de la salud y la especialización médica: la sociedad secreta de doctores, las escuelas de medicina dominadas por hombres blancos, las decisiones corporativas con sus productos farmacéuticos tóxicos, su avaricia despiadada y sus laboratorios llenos de seres torturados. Esta dependencia nos mantiene atados al Estado e incapaces de rebelarnos con todo nuestro corazón o de incluso imaginarnos un mundo sin esta opresión. Con este nuevo sistema de salud, basada en el autoconocimiento y en el conocimiento comunitario de las hierbas, seremos mucho más libres.

Ofrecer una verdadera alternativa de sistema de salud ayudara a calmar a algunos en sus miedos a regresar a un modo de vida anárquico basado en el apego a la Tierra. Hay una falsa seguridad entre los hombres de grandes máquinas de que pueden curarte de todo (si es que tienes el dinero suficiente). Lo que se ignora es el hecho de que la sociedad industrial causa la mayoría de las enfermedades que la gente teme. Vivir libremente en una Tierra sanadora, estar rodeado por una verdadera comunidad y comer comida verdadera, demostrará ser una mejor medicina que cualquier cosa que puedas comprar.

¿Qué pasos podemos dar ahora para crear este nuevo sistema de medicina? Necesitamos aprender todo lo que podamos sobre nuestra propia salud. Esto significa practicar uno o varios de los modelos sobrevivientes de medicina tradicional y observarnos-escucharnos detenidamente. ¿Cómo te sientes cuando empiezas a sentirte resfriado? ¿Cuáles son los problemas que se repiten frecuentemente, especialmente cuando estas estresado? Si tienes un cuerpo de mujer ¿Cuál es tu ciclo menstrual y como se ve tu sangre? Entendiendo como actúa nuestro cuerpo en su estado más saludable nos puede ayudar a reconocer los primeros síntomas de una enfermedad, momento en cual las plantas son más útiles.

La gente que cuenta con cierto conocimiento o experiencia en temas de salud (ya sea en modelos tradicionales o industriales) puede ser de gran ayuda para aquellos que se encuentran aprendiendo. Los sanadores que trabajan para poner en marcha este nuevo modelo, ya sea colectivamente o a través de su práctica individual, deberían tener presente que están practicando una verdadera medicina revolucionaria que promueve la autonomía, la descentralización y el respeto por la Tierra.

En estos tiempos de cambio todo está siendo examinado, destruido, reconstruido o creado desde nuestros corazones. El industrialismo ha afectado todos los aspectos de nuestra vida –apenas nos estamos dando cuenta de cuanto se ha perdido–. La medicina es otra de las cosas que tenemos que recuperar y recrear para la sociedad que queremos. Cada hierba, píldora o procedimiento debe ser juzgado en función a su sustentabilidad y accesibilidad a pequeños grupos de personas. Podemos comenzar con nosotros mismos desde nuestros círculos y comunidades. Nunca hay que dejar de propagar esta perspectiva hasta que la medicina industrial se oxide en una tumba olvidada, víctima de sus propios desequilibrios.

Por Laurel Luddite

Tomado y traducido de “An herbal medecine-making primer”, de Simon de Simpler, editado en Estados Unidos por yggdrasil distro, 2010. Cotejado en internet en http://www.alchemy-works.com/anarcho_herbalism.html

 

La siguiente es una entrevista realizada por Anarchist Radio Berlin a una compañera anti-autoritaria de México.


https://archive.org/details/A-radioBerlin_mxicoI-LaRepresinContraElMovimientoAnarquistaYEl

 

Nos hacen llegar el número 17 de este programa de radio o potcast anarcopunk llamado “Ya Puso la Puerka Radio”, en la siguiente liga pueden encontrar las ediciones anteriores. https://yapusolapuerka.blogspot.com


Intro
– Presentación
– Teaser (o resumen de cosas que hay en el podcast)

– Cartas y saludines

– CHIQUERO NACIONAL
– Asquerosas elecciones en 2018. La pifia de Marichuy, AMLO y políticos de mierda.

– Canción “Ayotzinapa” de Offensive Mindset (Montreal, Canadá).

– MALDITAS PALABRAS SUCIAS

-Aforismos de Emile Cioran.

– PANGEA COCHINA
– Panadería Anarquista difundida por medios de mierda. La “autonomía” en el Estado de bienestar que hasta los jodidos nazis okupan.
– Me too. Cuando Hollywood se vuelve “revolucionario” y la instauración del puritanismo y la moral.

– Entrevista Distrust (El Salvador).

– Canción Everyday de Omerta (Otawa, Canadá).

– PUAGGHH!!!
– Los punks se dejan llevar por los mass media y los replican sin ton ni son. Linchamiento mediático entre los punks caso México y Argentina.
– Crítica al reportaje de Reporte Índigo “Punks de boutique” y al documental “México Capital Punk”.

– EL ESTERCOLERO – Recomendaciones.
– Documental “Música y Rebeldía, 28 años de punk en Xalapa”.
– Documental “La teoría sueca del amor” de Erick Gandini.
– Canal de Youtube Ezkizofrenia natural.
– Lectura “Eichmann en Jerusalén” de Hannah Arendt.
– Lectura “De la lucha al victimismo” aparecido en Ekintza Zuzena.
– Lectura “Más allá del feminismo más allá del género” tomado del blog Cultura y anarquismo.

– Despedida / Outro

Ruido en segundo plano:

Aus Rotten – When You Support these Fucking Bastards
Rakta – Intenção (pusimos todo el 7″)
Rakta – III LP (todo el disco)
Hiemal – L’Élégie des Vents du Nord, à mon Exil…
Offensive Mindset – Last Bullet
Offensive Mindset – Legacy
Omerta – Pyromania

Poco a poco van saliendo a la luz más y más historias y perspectivas que van bajando del altar de la mitificación revolucionaria al EZLN. En esta ocasión B.A. nos presenta un escrito que sigue profundizando la critica anti-autoritaria al neo-zapatismo dandole hilo al escrito realizado por Gustavo Rodríguez titulado “La irradiación pornográfica del neo-zapatismo”.


Libertad de pensamiento significa tener el derecho de decirle a la gente cosas que no quiere oír”

George Orwell

Quien supo obedecer sabrá mandar” 

Lema de la campaña electoral del expresidente Díaz Ordaz.

Los sueños de la razón producen monstruos”

Aldous Huxley

He decidido escribir públicamente las siguientes líneas (tras algunos comentarios en diferentes foros anarquistas no públicos) sobre el Prólogo “La irradiación pornográfica del neozapatismo” de Gustavo Rodríguez, a la edición en castellano del libro Detrás de la máscara: más allá de los pasamontañas del sureste mexicano de Charles Reeve, Sylvie Deneuve y Marc Geoffroy, de la editora y distribuidora “Pensamiento Ilícito.”

La frase con que titulo este intento de intercambio reflexivo se le imputa al jefe de propaganda de Hitler, Joseph Goebbels, reconocido por la decisiva influencia de su estrategia mediática en el arribo del Führer al poder y, por el alcance de su propaganda en la consolidación del régimen nacional socialista y la identidad nazi. Tanto Goebbels como Lenin, insistían con empeño en el uso “adecuado” de la mentira más allá de los posicionamientos éticos y/o morales, con el objetivo de alcanzar una “finalidad superior”: influir determinantemente en la consciencia de las masas. Desde esa óptica, Goebbels lanzó cientos de slogans publicitarios que se convirtieron en “verdad” a partir de la repetición constante de una mentira, como por ejemplo, “Gobernemos gracias al amor y no gracias a la bayoneta”, cuando es por todos conocidos el terror y la violencia exacerbada que caracterizó al nazismo.

Guardando la sabia y debida distancia, habría que aceptar que algunos medios electrónicos (incluso “compañeros”) y uno que otro periódico de circulación nacional, han colaborado en la difusión de la propaganda neozapatista a través de slogans machacones qué repetidos “adecuadamente mil veces” se han convertido en “verdad” y transforman en enemigo público a todo aquél o aquella que cuestione lo irrefutable de antemano. Tal es el caso del “mandar obedeciendo” neozapatista. Ya ni hablar de “para todos todo, para nosotros nada” o, de aquél otro que reza: “luchamos por un mundo en el que quepan todos los mundos” y demás slogans construidos desde cierta poética pretendidamente indígena y lanzados al ruedo oportunamente por el sup Marcos, que se han convertido en verdaderos hitos contribuyendo en la desinformación y en la penetración ideológica del “movimiento”, transmutando automáticamente en “mentira” toda denuncia al autoritarismo neozapatista.

Sin faltarle el respeto a la inteligencia, de quienes han vertido comentarios en el sentido de descontextualizar el discurso intrínseco en el escrito en cuestión y que desvían la atención escapando por la tangente en vez de confrontar el fundamento principal del mismo. Vale aclarar un hecho a todas luces indiscutible: El texto, está narrado en primera persona a partir de la experiencia de primera mano de su autor durante aquellos años de la reestructuración neozapatista tras el fallido intento del EZ de la toma militar de las cabeceras municipales en Chiapas; momento en donde los indígenas que no se alinearon al zapatismo fueron “desplazados” de sus comunidades por la jerarquía rebelde siendo muchos cooptados, tras su expulsión, bajo las banderas partidistas del PRI, del PAN o, con el transcurrir de los años por el Verde Ecologista e incluso terminaron creando grupos paramilitares.

Lamentablemente, cada vez que se expresa sin cortapisa que el neozapatismo no es lo que parece, mostrando su verdadera esencia autoritaria y la realidad que enfrentan las llamadas “comunidades en rebeldía” (aún al interior de los círculos autodenominados “antiautoritarios”), se cae inapelablemente en el fundamentalismo milenarista y religioso que no admite cuestionamiento alguno y se apega con los ojos cerrados a un guión previamente redactado que se repite hasta la saciedad ajena. Y desde luego, como siempre pasa en estos casos, se ataca indiscriminadamente a las y los herejes que se atreven a cuestionar el dogma: “mentirosos”, “agentes del CISEN”, “agentes de la CIA”, “contrarrevolucionarios”, “traidores”, “oportunistas”, etc.

Sin embargo, como anarquistas, más allá de las filias y las fobias manifiestas en torno a esta organización ajena a nuestras ideas y nuestra práctica, deberíamos de plantearnos un sin fin de interrogantes que nos ayudarían a reflexionar retirando tanta telaraña milenarista que nos impide ver. Aquí, más bien, las preguntas podrían plantearse justamente en torno a quienes conforman las denominadas bases de apoyo zapatistas y cabría delinear como primeras interrogantes: ¿Por qué algunos grupos indígenas se sumaron al neozapatismo desde sus inicios y otros no quisieron sumarse? ¿Por qué hay muchos grupos indígenas chiapanecos que tampoco han querido incorporarse a dicha organización con el transcurrir del tiempo, incluso se han pasado al lado de entes del Sistema? ¿Por qué algunos continúan siendo parte de esta estructura y otros han desertado? ¿Cuáles son las razones por las que abandonan el neozapatismo?

Un segundo bloque de preguntas necesarias deberá centrarse en un contexto político ideológico que bien podría comenzar con estas tres interrogantes. ¿Por qué el discurso neozapatista es tan cambiante?; ¿Por qué si tomaron las armas contra el Estado en busca de la instauración de un régimen socialista al estilo cubano, cuándo fracasaron militarmente se subieron al barco “democrático” de las transformaciones y la “paz social con justicia y dignidad”, impulsando el frentismo mediante el fallido Frente Zapatista de Liberación Nacional, para otra vez volver a saltar, en esa ocasión a La Otra Campaña con un virulento discurso antielectoral, para ahora terminar participando en la farsa electorera a través de su candidata Mari Chuy en un intento de resurrección aprovechando la plataforma de las próximas elecciones?; ¿Todas las preguntas anteriores no hacen evidente el pragmatismo político de la jerarquía militar neozapatista, misma que no renuncia a la idea primigenia de la toma del poder pero ahora “por cualquier medio necesario”?

Desde luego, no pretendo contestar el cuestionario anterior en esta breve invitación al debate pero si quiero dejar planteadas estas preguntas para que las contestemos colectivamente y enfrentemos todo lo que acarrea responderlas reflexivamente desde los principios ácratas. De momento intentaré continuar con esta repuesta recontextualizando el texto publicado en algunos foros y que ha motivado este intercambio.

Me atrevo a afirmar, que el texto en cuestion, no fue escrito expresamente con la intención de irrumpir la tranquilidad de quienes se han sumado al llamado de la selva, moviéndoles el petate ideológico.

Desde los renglones iniciales de este “prólogo incomodo” se puede percibir que la crítica no está dirigida únicamente contra el discurso nacionalista liberal (evidenciado en sus primeras declaraciones y reconocidos en los insurgentes Independentistas, donde dejaban ver de manera manifiesta que en su agenda no estaban los pueblos indígenas, sino que, una vez más, estos fueron usados como carne de cañón) del EZLN; el verticalismo propio de su estructura militar y; algunos deslices discursivos que yo califico, quizá ingenuamente, como “resbalones” de claro signo socialdemócrata (como cada vez que hacen hincapié en “la falta de gobernabilidad”, en la “necesidad” de una nueva constitución, o su doble discurso ante las negociaciones con el Estado), sino que también tiene como destinatario al movimiento anarquista local e internacional; ése “movimiento” que se ha dejado seducir por estos discursos ajenos, diametralmente opuestos a lo que el compa Gustavo denomina el “andamiaje teórico-práctico” del anarquismo.

En ese sentido, no considero “agresivo”, señalar los puntos que evidencian esas desvirtuaciones del “movimiento” anarquista, como tampoco me parece “agresivo” que se denuncien las prácticas autoritarias y el verticalismo del EZLN desde la perspectiva ácrata ni que se narre la situación que enfrentan las comunidades indígenas bajo su control en un contexto conocido por el autor del texto. Sin embargo, lo que sí considero agresivo y, hasta un truco barato, es ese viejo recurso de echar mano de las descalificaciones para restarle credibilidad al exponente. Hacer alusión a supuestas posiciones de “derecha” de manera indirecta y, calificar de mentiroso a cualquiera que emita comentarios contrarios al discurso del EZ: eso si es agresivo.

Espero que el empleo de adjetivos calificativos no degenere después en la larga lista antes mencionada, que casi siempre se reduce al intangible “agente del imperio” emanado originalmente de los discursos populistas tan usados por las dictaduras socialistas (Cuba, Venezuela, por mencionar un par de casos en Latinoamérica) y repetidos hasta el cansancio por sus fanáticos adoradores. Recuerdo, cuando hace ya varios años organizamos una serie de presentaciones con el compa Nelson de El Libertario de Venezuela1 en la ciudad de México, como se nos acusó cínicamente a los promotores del evento de “agentes del imperialismo” o, como el diario prozapatista La Jornada acusó al compa Gustavo de ser “agente de la CIA” justificando su expulsión del país por la autoría del libro ¡Que se ilumine la noche!. Insisto: ojalá esa no sea su estrategia.

Quizá, se me podría acusar de “derechoso” si no tratara de expresar mis propias opiniones sobre el neozapatismo o, si no difundiera las reflexiones de otros compañeros anarquistas y me limitara a echar mano de lo vertido en los libros de Carlos Tello y Marco Saavedra, en este caso, libros que se convirtieron en bestsellers, gracias a la publicidad que le diera sin ese propósito el conocido propagandista del neozapatismo, Hermann Bellinghausen, cuando “censuró” dichos libros argumentando que le daban “sustento ideológico” a la contrainsurgencia porque en ellos se narraba la presencia de “censores ideológicos” supervisando lo que los indígenas en territorio zapatista pueden decir sobre la situación política y la organización o, sobre las comunidades Tojolabales que han desertado del EZLN. Pero tampoco estoy dispuesto a reproducir la apología de los libros de Adolfo Gilly y Carlos Montemayor, para ganar la aceptación y el reconocimiento “políticamente correcto” de mis palabras.

En realidad, resulta extremadamente endeble la acusación de “mentirosos” cuando ni siquiera hacen el menor esfuerzo por desmentir con aportaciones que realmente demuestren que lo que se expone en el prólogo de Gustavo no es cierto sino limitándose al empleo de adjetivos descalificativos y repitiendo (con puntos y comas) todo lo que la maquinaria de propaganda neozapatista, incluyendo La Jornada, se empeña en hacernos creer para poder llevar a término sus objetivos.

Ojo, no estoy casado con ninguna tergiversación ideológica, sino con la construcción teórico-práctica del anarquismo, por eso, nos abocamos a generar debate y reflexión dentro de nuestros círculos a partir de la práctica anárquica de nuestros días y, justo por eso, nos mantenemos alejados del campo de la confrontación personal tratando de poner en marcha el caminar “natural” (por decirlo de alguna manera) de la Anarquía, desarrollo que, precisamente, considero se vio interrumpido tras la irrupción en el escenario político del neozapatismo y su posterior adopción acrítica en nuestros círculos.

No cabe duda que la percepción de la realidad cada individuo la aprecia de manera diferente casi siempre en dependencia de la distorsión del lente a través del cual la observa; mi percepción sobre ciertos conceptos y/o “resbalones” del EZLN, me orillan a desconfiar de sus verdaderas intenciones pero, sobre todo, me conducen a preocuparme por la actual crisis teórico-práctica del anarquismo y por el futuro inmediato de ese “movimiento” que una vez más se ha dejado arrastrar en proyectos con agenda e intereses propios, ajenos a nuestra teoría y nuestra práctica.

Habría que comenzar por reflexionar sobre lo que se ha venido produciendo recientemente en nuestro entorno geográfico, como por ejemplo, el lamentable libro de Marcelo Sandoval, que concluye que la actualización del anarquismo va de la mano del neozapatismo o el texto de Guadalupe Rivera, quien desde la tardía influencia del feminismo socialdemócrata de Simone de Beauvoir, nos habla de la postura euromachocentrista de los anarquistas mexicanos tanto en los tiempos magonistas como en la actualidad, o las reiteradas reediciones de textos que nada aportan a la reconstrucción teórico-práctica del anarquismo en el siglo XXI; entre otros tantos textos que consideramos necesario debatir para poder avanzar no sólo teóricamente sino en el día a día de la vida y la lucha cotidiana.

Cabe destacar que en ningún momento he afirmado que sean tontos, ciegos o, que se empeñen en andar equivocados todos los involucrados en la solidaridad acrítica al EZLN. Eso dependerá de la honestidad de cada uno de los que la nutre. Sin embargo, es indiscutible que cada quien ve lo que quiere ver y en el momento en que quiere hacerlo. Muchas veces, el lente distorsionador de la ideología nos impide ver los árboles aunque estemos en el bosque. También el oportunismo condiciona la ceguera, así encontramos a muchos intelectuales becarios y laureados escribanos que prefieren no ver para seguir mamando o alguno que otro punk acostumbrado a talonear sus frijolitos a cambio de posar para la foto en medio del multiculturalismo caracolero.

Esta crítica en realidad, va dirigida al circuito anarquista en particular y a todo aquel o aquella que deseé leer el libro alejado de los mitos y los dogmas. El objetivo, a mi consideración muy particular, es llamar la atención “ante los continuos desvaríos del anarquismo contemporáneo” y mantener la mira crítica sobre el avance del neozapatismo bajo el carisma de Marcos y el liderazgo que hoy asume el CGI con su candidata MariChuy; es decir, “advirtiendo” y “alertando” (términos usados por el EZ en sus primeras declaraciones) a través del debate y la reflexión o, mejor aún, más que advertir o alertar, prefiero usar términos más antiautoritarios como “avisando” o “previniendo” a los anarquistas, de caminar con cuidado los pasos del neozapatismo, no con la prepotencia de los “iluminados”, como se han señalado en los comentarios que motivaron esta respuesta (otro recurso gastado) sino desde posiciones consecuentes con nuestras ideas y nuestra práctica, como por ejemplo, un oportuno “aviso”, de una compañera publicado en uno de los foros del circuito libertario, sobre las desviaciones del levantamiento kurdo dirigido a todos los compañeros anarquistas dispuestos “… a combatir en medio del desierto por una causa de la que aún no se sabe el fondo pero que es atractiva a simple vista, pues usa la libertad y la autonomía como estandarte…”. Ambos hechos se han nutrido de energías y fuerzas libertarias y comienzan a contar con la solidaridad acrítica del “movimiento” como bien señala el compa Gustavo en el prólogo en cuestión.

En este sentido, mi crítica no es desde una posición de comodidad, sino desde la preocupación genuina ante la inminente crisis teórico-práctica del anarquismo contemporáneo. Considero que todo es criticable y que todxs cometemos errores por lo que debemos de ser siempre sujetos de crítica. La crítica y, más aún si ésta es anárquica, es nuestra mejor aliada; no debemos de temerle sino fomentarla. La crítica teórica y la crítica práctica son nuestras mejores armas.

Como anarquista, no deseo contribuir al desarrollo de un movimiento mesiánico, tampoco estoy dispuesto a dejar que se le apoye en el nombre del anarquismo. No luchamos por nadie, no delegamos nuestra actuación a un vocero o vocera o representante, por eso enarbolamos la bandera de la acción directa, luchamos por la libertad como compañerxs iguales, sin jerarquías verticales ni guías iluminadxs que nos repitan una mentira hasta convertirla en verdad, por eso no creemos en las bondades o las buenas intenciones de la estructura neozapatista.

Parece que en el afán de ver a los indígenas como los nuevos sujetos revolucionarios, muchxs compañerxs perciben al neozapatismo como una opción, sin embargo, si al interior de su estructura se encuentra un grupo de “iluminados” en quienes delegan el resto de los indígenas los “bastones de mando” y las responsabilidad para solventar sus demandas y peticiones ante el gobierno (algo que ellos mismos deberían hacer de manera autogestiva mediante la auto-organización), nos parece evidente que ese “movimiento” tiene muy pocos puntos (si no es que ninguno) en común con nuestras concepciones sobre la libertad y la autonomía individual.

Para finalizar, en lo referente a los medios libertarios. Mi pregunta va dirigida a quienes integramos o nos reclamamos del anarquismo: ¿se considera una tontería publicar un texto que genere el debate al interior de nuestros medios? ¿Qué piensan lxs anarquistas en general, respecto a la existencia de un amplio sector del anarquismo que no somos simpatizante del EZLN, que no apoyamos las tesis del NEOZAPATISMO ni las movidas electorales de la candidata MariChuy?

¿Consideran un error fomentar el debate y la reflexión? ¿Creen que debemos publicar en los medios libertarios sólo apologías y artículos acríticos sobre el EZLN, el NEOZAPATISMO y todo lo que le rodea?

Nos queda claro que las pautas (sin caer en dogmas) a la pertenencia al movimiento libertario están establecidas en los principios entre las y los mismos integrantes. En el que se ha manifestado el antimilitarismo (pero que hay entonces del EZLN con su estructura y jerarquía militar) y, el rechazo a la religión (el EZLN tiene su estandarte de la virgen encapuchada que se alinea con el estandarte de Hidalgo o con el de los zapatistas del caudillo del Sur, sin mencionar las implicaciones directas de la Diócesis de San Cristóbal y otras formaciones católico-liberacionistas), entre otros puntos, para finalizar con un enfático “SOMOS ANARQUISTAS” que, lógicamente, implica el cuestionamiento y la confrontación de toda estructura autoritaria.

Parece que muchos medios libertarios, terminan convirtiéndose en nuevos voceros del neozapatismo, como sucedió en su momento con el periódico Amor y Rabia, que concluyó sus días siendo el vocero oficial del EZLN en los círculos anarquistas, abandonando sus proyectos para dar cobertura con sus propios medios a un organismo ajeno que incluso los medios de alienación masiva han magnificado a través del vedetismo de Marcos, haciéndolo el personaje central de entrevistas, artículos, reportajes y ensayos. Hoy en día la estructura de marketing y comunicación del neozapatismo es mucho más amplia de lo que podamos imaginar, rebasando con creces todos los medios del anarquismo internacional.

Febrero del 2018

B.A.

1 Y el ataque contra los compañerxs de Venezuela no cesa, como por ejemplo el más reciente, una convocatoria para este 15marzo a una concentración en Argentina, promovida por los grupos subsidiados por las menguadas finanzas de la dictadura gobernante en Venezuela, accesible en https://www.lahaine.org/mundo.php/premio-a-provea-un-tiro

Lo anterior como una nueva campaña de agresiones y quizás hasta un eventual montaje represivo, al acusar a los compañerxs de actuar como “plataforma para la sedición contra el gobierno constitucional de Venezuela”.

No se puede dejar de mencionar que el comunicado es reproducido por el portal “La Haine”, que se dice libertario y afín a las voces anarquistas, pero que desde siempre ha sido un entusiasta difusor de todas las campañas de ataque contra los compañerxs de El Libertario. Igualmente, esto ocurre al mismo tiempo que ese otro portal que llevan los plataformistos y que se hace llamar anarkismo.net vuelve a publicar una de las viejas andanadas contra los comapñerxs, pues al parecer son incapaces de elucubrar algo diferente a su gastado arsenal de calumnias.

Y como ha dicho el compa Nelson Mendez: “En todo caso, no deja de ser satisfactorio: ¡Les seguimos dando donde les duele y siguen resollando por la herida!”

Nueva publicación anarquista desde Madrid. Gratuita. Podéis descargarla pinchando aquí. A continuación os dejamos el índice de contenido y la editorial. Para pedidos y demás contactos, escribir a: publicacioninfamia@autistici.org.

Editorial al primer número de Infamia:

En la época de la Antigua Roma, la infamia era la degradación del honor civil. El afectado por ella debía haber llevado a cabo un acto deshonroso o vil, para acto seguido ser desacreditado por un censor, que le otorgaba la categoría de infame. De esta manera, el afectado no podía acceder a cargos públicos ni votar en las elecciones, lo que limitaba sus facultades sociales y jurídicas.

El derecho romano reconocía dos tipos de infamia según sus causas.La infamia iurs, era una consecuencia de un fraude o de alguna acción dolosa. La infamia facti se decretaba cuando la persona desarrollaba un acto contrario al orden público, la moral o las buenas costumbres.

Es con este tipo de infamia con el que nos sentimos identificadas, aquella que reivindicamos con orgullo, pues ¿qué tarea, acción o estrategia netamente anarquista no cabe bajo de la definición de “un acto contrario al orden público, la moral o las buenas costumbres”?

Si su orden público se basa en el ejercicio de una violencia (tanto explícita como simbólica) para obligarnos a actuar en contra de nuestros intereses y a favor de los beneficios de asesinos y explotadores, nos rebelamos contra él y nos declaramos infames. Si su moral lo único que defiende es la propiedad privada (concepto bajo el cual se lleva a cabo el expolio de la gran mayoría de desposeidas y oprimidas a través del acaparemiento de los medios de vida en unas pocas manos privilegiadas), nos rebelamos contra ella y nos declaramos infames. Si sus buenas costumbres nos atan a la jerarquización social, convirtiéndonos en seres humanos de segunda clase, nos rebelamos contra ella y nos declaramos infames.

Por eso nace esta publicación. Para extender la llama de la infamia y la desobediencia. Para luchar por la anarquía.

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News]

Inspirándonos en Olympia Stand, interrumpimos el tráfico de trenes de carga con cables de cobre. Hicimos esto tres veces en los últimos 30 días. Desde que escuchamos sobre el bloqueo sentimos la necesidad de actuar en solidaridad y sabemos que fue hace un tiempo, ¡pero el tiempo es una estafa!

Obviamente, tomamos esta medida porque odiamos la economía, el dinero y las cosas que mantienen el capitalismo en movimiento. Queremos hacer mierda su flujo con cualquier medio que tengamos.

Esta acción también pretende ser un ataque a la paz social. La jerarquía y la dominación son un problema y ​​queremos atacar todas sus formas, pero la sumisión, la apatía, la conformidad, la resignación y el estancamiento también nos impiden ser libres. Queremos terminar con todo
lo que mantiene unida a esta miseria. A la mierda la comodidad y la seguridad, ¡nada es seguro! Esta supuesta “seguridad” que las personas anhelan solo está creando más vigilancia sobre nuestras vidas. ¡Tenemos que dejar de lado la seguridad! ¿Cómo podemos esperar avanzar hacia la libertad sin soltar la comodidad y asumir riesgos reales?

¡La crisis siempre es urgente!
¡La anarquía como lucha vive en el presente!

Solidaridad con lxs anarquistas y antifascistas frente a la represión y la tortura en Rusia
Solidaridad con lxs anarquistas en Hamilton luchando contra los ricos y aquellos que defienden su paz mental y su propiedad

Solidaridad con los acusados restantes del ​​J20

También grito y solidaridad a quien rompió las ventanas del café de algunos edificios en West Philly recientemente.

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Actforfreedom]

Un grupo de activistas estudiantiles y antifascistas clausuró exitosamente una charla ‘alt-right’ (alternativa de derecha) en el King’s College de Londres. Lxs manifestantes tomaron por asalto el
escenario y, según los informes, lanzaron bombas de humo y activaron una alarma contra incendios para interrumpir el evento. El lugar tuvo que ser evacuado.

La discusión interrumpida fue entre el Dr. Yaron Brook, presidente de la junta directiva del Instituto Ayn ​​Rand, y Carl Benjamin, quien es más conocido como Sargon de Akkad, personalidad británica de YouTube. (…) Uno de los manifestantes antifa fue golpeado. Algunos medios de comunicación, de una manera bastante dramática, describieron la acción antifa como un ataque a la libertad de expresión. Sin embargo, es probable que el objetivo principal de la acción de ayer fuera Benjamin. Con 766.717 suscriptores y más de 200 millones de visitas, es un vlogger muy popular. Él mismo se describe como “el alt-centrista del hombre pensante”, pero es conocido por vender propaganda de derecha, y sus comentarios a menudo presentan teorías de conspiración. Es también un partidario de Trump.

En una transmisión en vivo con su colega Colin Robertson, Benjamin ayudó a difundir la teoría de la conspiración de alt-right de que la víctima de Charlottesville, Heather Heyer, murió a causa de un ataque al corazón, y no porque fue golpeada por un vehículo conducido por un neonazi. (…)

Benjamin es quizás más conocido por su serie “Why Do People Hate #Feminism” (Por qué la gente odia el feminismo). Él cree que “la realidad tiene un sesgo antifeminista” y que “el feminismo es un
cáncer”. Después de que la parlamentaria británica Jess Phillips sostuviera que la libertad de expresión en Internet requiere que el acoso a las mujeres sea “inaceptable”, Benjamin respondió con un tweet que decía “Ni siquiera te violaría”. Durante la campaña #MeToo, alentando a las mujeres a compartir sus historias de abuso sexual, Benjamin sugirió un hashtag para burlarse de la campaña. Más tarde se refirió a las sobrevivientes de abuso sexual cometidos por Harvey Weinstein como “prostitutas que buscan oro”.

Bien hecho a lxs Antifa de Londres por actuar contra una de las principales universidades que ayuda a un portavoz de extrema derecha a difundir propaganda odiosa.

                                                          

En memoria de Lambros Foundas, asesinado por la policía el 3/3/2010 en Atenas.

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Actforfreedom]

En la vida trueno
Acusado de genuina angustia por las elecciones, el mañana, lxs
compañerxs, la lucha.
Con pensamientos agudos, forjado en las entrañas del trabajo personal y
el movimiento.
Con actos decisivos, firmes, en llamas.
Demostraste con tu vida que el camino del revolucionario es decir poco,
actuar con furia y devoción. Con rabia y conciencia.
En tu memoria, apretamos los puños …
Las lágrimas se convierten en armas …
Y el viejo caso se vuelve más imperativo.
Y en la muerte un lobo
Uno
la respiración fue suficiente para ti, una decisión y la voluntad de
hierro.
Con el arma en tu mano y la libertad en tus ojos perseguiste tus sueños
hasta el final.
Como vivías, así es como te fuiste. Salvaje y libre.
Cuando lxs revolucionarixs mueren
no están perdidxs
Montan una estrella y dibujan cursos de libertad en lo indefinido.
Dibujan con su sangre lo que cada unx de nosotrxs sueña pero tiene miedo
de atreverse.
Son luciérnagas en la oscuridad de la inercia.
Ellxs son el fuego, la lucha, la calle.
Permite que todxs saquen el fuego de su fuego …
no lo olvidemos, actuemos.

Honor al anarquista
Lambros Foundas
La lucha continúa.

La pasada madrugada del 27 al 28 de febrero fueron rotas a golpe de martillo las vidrieras de una oficina inmobiliaria en la calle Monte Igueldo. Se dejo un mensaje escrito con pintura en el que se podía leer “guerra a la especulación capitalista”.

Esta acción se enmarca en el actual contexto de intento de transformación urbana del barrio de Vallekas por parte del capitalismo y el Estado. Video vigilancia, especulación inmobiliaria, control policial, racismo, persecución de la okupación… es todo lo que hay detrás de la campaña mediática contra los “narcopisos”, utilizados como caballo de troya para legitimar los cambios que el mercado y el Estado estiman oportunos en el barrio.

El ataque a una inmobiliaria se justifica por si solo. Solo esperamos que esta práctica de señalamiento y ataque a lxs intereses de especuladores, empresarios y Estado se generalice.

¡Ni mafia, ni policía!
¡Por la anarquía!

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News]

Recibido el 02.03.18:

Asumimos responsabilidad por el ataque con granada contra la comisaría de Kaisariani el lunes 26 de febrero como respuesta directa y primera al secuestro y traslado violento y sin precedentes del compañero Konstantinos Giagtozglou desde la prisión de Korydallos a la prisión de Larissa mientras él ya estaba en huelga de hambre (desde 21/02) para romper su moral. Este intento del Estado fracasó después de que el compañero escalara a una huelga de sed el domingo 25/02.

Nuestro ataque se llevó a cabo para aumentar y escalar una serie diversa de acciones ofensivas junto con la escalada del ataque y para conectar el levantamiento en la prisión de Korydallos (sábado 24/2) con un ataque anarquista directo fuera de los muros. El Estado haría bien en darse cuenta de que cada vez que se alza su mano contra un/x anarquista encarceladx, una de nuestras propias manos se alzará para destruir los templos de la dominación y traspasar el miedo al campo de la autoridad.

Nuestra acción no fue simbólica. Tenía como objetivo golpear el corazón del aparato represivo y romper el falso velo de su seguridad. La acción directa anarquista ataca cada estructura de poder e intenta restringirla. Mientras protejan a los objetivos de los ataques, y mientras cuiden sus propios cuarteles, estaremos allí para destruirlos.

Hay una hermosa contradicción en nuestras acciones. Mientras luchamos por vivir libres, arriesgamos nuestra propia libertad. No buscamos concesiones o cadenas más largas, sino el choque frontal con el poder. A través de nuestros ataques, liberamos momentos. Reivindicamos y ganamos
segundos de libertad, donde su tiempo se congela y comienza el nuestro. Donde falla su seguridad y se hunden en el miedo.

MENTE, CUERPO Y ALMA POR SIEMPRE EN LA LUCHA

SATISFACCIÓN INMEDIATA DE LA DEMANDA DE TRASLADO DEL COMPAÑERO A
KORYDALLOS

VICTORIA A LA LUCHA DE LXS PRISIONERXS

FUERZAS REVOLUCIONARIAS ARMADAS

PD: El intento de silenciar el ataque se hizo solo para ocultar la acción de solidaridad revolucionaria con el compañero Konstantinos Giagtozglou. Esto nos convencerá más para multiplicar nuestra ira en los próximos ataques. En cuanto a los cuervos de los matones del régimen que se atreven a degradar un acto revolucionario, pueden estar seguros de que recibirán las consecuencias.

Next Page »