Entries tagged with “Internacional”.


Están disponibles los número 7 y 8 de la publicación Fenrir en español.

Está disponible la traduccion en castellano de los número 7 y 8 de Fenrir, publicación anarquista ecologista de Italia, de apoyo a lxs presxs, acción directa, actualizaciones y análisis sobre las luchas
anarquistas y la liberación animal, humana y de la tierra en todo el mundo. 84 páginas en formato A4.

En el número 8 encontrarás:

– Editorial
– ¿Si no es ahora, cuando?
– Por un junio peligroso
– Ataques a las infraestructuras energéticas y diálogo entre anarquistas
– Sobre el anonimato, la reivindicación y la reproducción de las
acciones
– ¿Un naufragio en curso?
– La ciencia al servicio de la represión
– El individuo en la sociedad tecnológica
– En la era digital
– ¿Para qué sirve la energía?
– Cantos de fiesta desde tierras lejanas
– La sangre en el microchip
– Guerra por la supervivencia en África
– ¿Cyborg antitecnología?
– Noticias del Necromundo
– Insurrección contra el destino
– Actualizaciones sobre lxs prisionerxs y la represión estatal
– Cartas desde la cárcel
– Lectura sugerida

LINK PARA DESCARGAR:
https://vozcomoarma.noblogs.org/files/2018/03/Fenrir-8-ESP-1.pdf

En el número 7 encontrarás:

– Editorial
– ¿Si no es ahora, cuando?
– Bosque Hambach (Alemania) – El conflicto se intensifica contra RWE
– Un depósito para la eternidad. El proyecto de establecer en Italia un
vertedero nacional de residuos nucleares
– Resistencia antinuclear en Finlandia
– La totalidad del mundo viviente amenazada
– A cada imperio su destrucción: ingeniería genética y biotecnologías
– El mundo

en un escupitajo
– Rezumar. El patriarcado sigue matando
– En lucha permanente contra la sociedad y los fantasmas de la política.
Un análisis crítico del método insurreccional
– Noticias del Necromundo
– Actualizaciones sobre los prisioneros–prisioneras y la represión
estatal
– Cartas desde la cárcel
– Lectura sugerida

LINK PARA DESCARGAR:
https://vozcomoarma.noblogs.org/files/2018/03/Fenrir7_ESP.pdf

La pasada madrugada del 27 al 28 de febrero fueron rotas a golpe de martillo las vidrieras de una oficina inmobiliaria en la calle Monte Igueldo. Se dejo un mensaje escrito con pintura en el que se podía leer “guerra a la especulación capitalista”.

Esta acción se enmarca en el actual contexto de intento de transformación urbana del barrio de Vallekas por parte del capitalismo y el Estado. Video vigilancia, especulación inmobiliaria, control policial, racismo, persecución de la okupación… es todo lo que hay detrás de la campaña mediática contra los “narcopisos”, utilizados como caballo de troya para legitimar los cambios que el mercado y el Estado estiman oportunos en el barrio.

El ataque a una inmobiliaria se justifica por si solo. Solo esperamos que esta práctica de señalamiento y ataque a lxs intereses de especuladores, empresarios y Estado se generalice.

¡Ni mafia, ni policía!
¡Por la anarquía!

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News]

Recibido el 02.03.18:

Asumimos responsabilidad por el ataque con granada contra la comisaría de Kaisariani el lunes 26 de febrero como respuesta directa y primera al secuestro y traslado violento y sin precedentes del compañero Konstantinos Giagtozglou desde la prisión de Korydallos a la prisión de Larissa mientras él ya estaba en huelga de hambre (desde 21/02) para romper su moral. Este intento del Estado fracasó después de que el compañero escalara a una huelga de sed el domingo 25/02.

Nuestro ataque se llevó a cabo para aumentar y escalar una serie diversa de acciones ofensivas junto con la escalada del ataque y para conectar el levantamiento en la prisión de Korydallos (sábado 24/2) con un ataque anarquista directo fuera de los muros. El Estado haría bien en darse cuenta de que cada vez que se alza su mano contra un/x anarquista encarceladx, una de nuestras propias manos se alzará para destruir los templos de la dominación y traspasar el miedo al campo de la autoridad.

Nuestra acción no fue simbólica. Tenía como objetivo golpear el corazón del aparato represivo y romper el falso velo de su seguridad. La acción directa anarquista ataca cada estructura de poder e intenta restringirla. Mientras protejan a los objetivos de los ataques, y mientras cuiden sus propios cuarteles, estaremos allí para destruirlos.

Hay una hermosa contradicción en nuestras acciones. Mientras luchamos por vivir libres, arriesgamos nuestra propia libertad. No buscamos concesiones o cadenas más largas, sino el choque frontal con el poder. A través de nuestros ataques, liberamos momentos. Reivindicamos y ganamos
segundos de libertad, donde su tiempo se congela y comienza el nuestro. Donde falla su seguridad y se hunden en el miedo.

MENTE, CUERPO Y ALMA POR SIEMPRE EN LA LUCHA

SATISFACCIÓN INMEDIATA DE LA DEMANDA DE TRASLADO DEL COMPAÑERO A
KORYDALLOS

VICTORIA A LA LUCHA DE LXS PRISIONERXS

FUERZAS REVOLUCIONARIAS ARMADAS

PD: El intento de silenciar el ataque se hizo solo para ocultar la acción de solidaridad revolucionaria con el compañero Konstantinos Giagtozglou. Esto nos convencerá más para multiplicar nuestra ira en los próximos ataques. En cuanto a los cuervos de los matones del régimen que se atreven a degradar un acto revolucionario, pueden estar seguros de que recibirán las consecuencias.

[Noticias de la Guerra Social]

Cerca de las 03:35 horas del 21 de febrero del 2018 un ataque incendiario sacude la comuna de Puente Alto, afectando a la parroquia San Esteban ubicada en la intersección de Los Toros con Nonato Coo.

El ataque incendiario se produjo mediante bombas molotov lanzadas contra el templo católico produciendo daños parciales en el mismo, además de quemar la caseta del cuidador. Afuera del sector se encontró un gran rayado revindicando la acción donde se leía “Violadores y asesinos”.
(…)

Mas info en:

https://noticiasdelaguerrasocial.wordpress.com/2018/03/01/bombas-molotov-contra-iglesia-en-puente-alto/

Aquí publicamos un compilado informativo de varios correos que nos han hecho llegar los compañeros de Sin Banderas Ni Fronteras sobre el caso  del compañero griego Konstantinos Yiagtzoglou acusado de pertenecer a la Conspiración de las Células de Fuego, quien inició una huelga de hambre con la demanda de ser trasladado a la prisión de Koridalos. Todo el movimiento de solidaridad que se ha gestado en torno a este caso y muchos otros en Grecia, con acciones directas callejeras, enfrentamientos con la policia, ataques a cuarteles policiales, charlas, concentraciones y acciones de diversa índole nos demuestran que sí es posible hacer una intervencion anarquista solidaria  fuera de las mecanismo reformistas y victimistas para que influyan decisivamente en las desiciones de los jueces. La constancia, la empatía antia-autoritaria y la solidaridad con las necesidades de los compañeros presos es de vital importancia.

¡Que el miedo cambie de bando!

¡Contra las cárcceles, contra el encierro!


(Grecia) El compañero anarquista Konstantinos Yiagtzoglou es trasladado al hospital y continúan las acciones y ataques en solidaridad

Según información de Indymedia Atenas, el compañero Konstantinos Giagtozglou habría finalizado su huelga de hambre luego de que el consejo de autoridades que discutiría hoy viernes 02 de marzo  aceptara su demanda de traslado a la prisión de Koridalos, lo que se haría efectivo el día 10 de abril.

El compañero, acusado de pertenecer a la Conspiración de Células del Fuego y de enviar paquetes explosivos a instituciones europeas y al ex primer ministro griego, se encontraba en huelga de hambre desde el día 21 de febrero y en huelga de sed desde el 25 de febrero, exigiendo su
traslado permanente a la prisión de Korydalos para estar más cerca de su familia, amigxs y personas cercanas.

No cabe duda de que el accionar solidario y ofensivo llevado a cabo por compañerxs de Grecia dentro y fuera de las prisiones fue un elemento de presión importante para la decisión tomada en beneficio de Dinos.

Compartiremos más información según se difundan nuevas actualizaciones sobre el caso.

Saludamos al compañero y a todxs quienes solidarizaron de diversas formas sin quedar indiferentes ante la huelga de hambre del compañero.

Sin Banderas Ni Fronteras, núcleo de agitación antiautoritaria.

—-
Fuentes:
https://athens.indymedia.org/post/1584751/
https://athens.indymedia.org/post/1584760/

(Grecia) Actualización sobre la huelga de hambre y sed del compañero anarquista K. Yiagtzoglou y últimas acciones de solidaridad.

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News]

Recibido el 27.02.18:

El compañero Konstantinos Giagtzoglou está ahora en huelga de hambre durante 5 días y en huelga de sed desde hace 2 días. Hoy fue llevado a la enfermería de la prisión después de sentirse muy indispuesto. Ahora pesa 55 kg (originalmente pesaba 61 kg). A pesar de sus promesas, hoy
(lunes) no hubo noticias del Ministerio de Justicia sobre su demanda de ser trasladado permanentemente a la prisión de Korydallos.

En lo que respecta a las acciones de solidaridad, unas pocas decenas de anarquistas han ocupado el edificio central de la Universidad Nacional de Atenas, que se encuentra justo en el medio de la ciudad.

También ha habido algunos ataques más en nombre de Dinos:

-Un grupo de anarquistas atacó el área exterior de la prisión de Volos con cócteles Molotov el 25/02/2018
-Un grupo de anarquistas atacó a algunos escuadrones de la policía antidisturbios que estaban estacionados alrededor del barrio de Exarcheia en Atenas con cócteles Molotov el 25/02/2018.
-Un grupo de anarquistas atacó bancos y oficinas corporativas en la calle central de Patras el 26/02/2018
-Una célula FAI llamada “Colaboración de Anarquistas Inquebrantables
-FAI / FRI” se atribuyó la responsabilidad de 5 ataques incendiarios contra el automóvil de un conocido fascista , las oficinas de una estación de televisión de extrema derecha, un vehículo diplomático y las oficinas de una firma de diseño de moda que pertenece la esposa del líder del partido político “Nueva Democracia” (es el partido de derecha más grande de Grecia y también la principal oposición en el parlamento actualmente).
– Individuxs atacaron con una granada la comisaría de Kaisariani en solidaridad con Dinos.
(Grecia) Acciones en solidaridad con el compañero Konstantinos
Giagtzoglou

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News, Indymedia Atenas y Mpalothia]

** Ataques Molotov coordinados contra la policía antidisturbios en Exarchia **

Durante las últimas dos noches (viernes y sábado) llevamos a cabo ataques coordinados con cócteles molotov contra las fuerzas MAT (Policía antidisturbios) que custodiaban Exarchia. Estos ataques fueron una señal de nuestra total solidaridad con el anarquista Dinos Giagtzoglou que
está en huelga de hambre y sed exigiendo su traslado a la prisión de Korydalos. Volveremos mañana por la noche.

Si Dinos sufre la más mínima lesión quemaremos la ciudad…

Victoria a la huelga de hambre y sed del compañero Dinos Giagtzoglou.

Victoria a la lucha de lxs presxs.

Anarquistas.

———————————-

** Intervención afuera del Ministerio de Justicia **

Hoy, sábado 24/2 tuvo lugar una intervención fuera del Ministerio de Justicia de alrededor de 80 compañerxs con motivo del traslado violento del compañero Dinos Giagtzoglou y rebelión que siguió en la prisión de Korydalos.

Se abrió un lienzo [en solidaridad con la huelga de hambre y sed de Dinos]. La intervención duró aproximadamente media hora.

Cuando nos fuimos, las fuerzas policiales (antidisturbios) hicieron un ataque innecesario y persecución por las calles de la Red Sea y Panormos.

En el contexto de una opción clara de la administración política del gobierno izquierdista para golpear, la policía procedió a intervenir con cinco detenciones, de las cuales cuatro se convirtieron a detenciones por cargos de carácter erróneo (alteración del orden público e intento de lesiones graves contra la policía, insulto, posesión de armas, denegación de huellas dactilares).

Cumplimiento inmediato de la demanda de K. Giagtzoglou para el trasladoa la prisión de Korydallos.

Fin a la persecución de lxs cuatro arrestadxs después de la intervención en el Ministerio de Justicia.

Llamamos mañana domingo 25/2 en tribunales militares a las 11:00 en el edificio 16, donde lxs compañeros pasarán por el fiscal.

Anarquistas/Compañerxs

———————————–

** Intervención en el domicilio del ex primer ministro Lukas Papademos**

Se intervino con volantes, consignas y pancartas fuera de la casa de
Lukas Papademos en solidaridad con nuestro compañero en huelga de
hambre, y desde el 25/02 en huelga de sed, Dinos Giagtzoglou.

Un texto más detallado vendrá pronto.

Asamblea de Solidaridad con Dinos Yagtzoglou

CUERPO, MENTE Y ALMA PARA TODXS EN LA LUCHA (…)

(Nota de Sin Banderas Ni Fronteras: el compañero Dinos es acusado por el ataque con un paquete bomba contra el ex ministro Lukas Papademos ocurrido en mayo 2017. El domicilio de Papademos se encuentra con una caseta de vigilancia en el exterior, como se puede ver en las imágenes acá https://athens.indymedia.org/post/1584373/ )

———————————–

** Ataque molotov a cárcel de Volos **

El domingo por la tarde atacamos con varios cócteles Molotov en las cárceles de Volos. Esta acción es una primera respuesta directa a los eventos que ocurrieron el sábado en las cárceles griegas y fuera del Ministerio Justicia.

Fuerza al anarquista huelguista de hambre Dino Yogtzoglou. Satisfacción inmediata de su demanda  de traslado a Korydalos Solidaridad con las 4 personas arrestadas por el ataque del MAT (policía
antidisturbios) en la manifestación de protesta afuera del Ministerio de Justicia.

Manada de negación.

(Grecia) El compañero anarquista Konstantinos Yiagtzoglou es trasladado
al hospital y continúan las acciones y ataques en solidaridad

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News,
Indymedia Atenas y Radiofragmata]

01.03.18:

El compañero Konstantinos Giagtzoglou fue trasladado hoy al hospital después de un grave incidente de desmayo que tuvo mientras descansaba en su celda. Los funcionarios del Departamento de Justicia informaron a los abogados del compañero que el consejo que va a decidir si Dinos será
transferido permanentemente a la prisión de Korydallos o no, se reunirá el viernes, 4 días después del día prometido (lunes). El viernes Dinos estará en huelga de hambre durante 9 días y en huelga de sed durante 5 días.

El comité de lucha de la prisión de Korydallos emitió un comunicado informando al Departamento de Justicia que si el consejo no se reúne el viernes, habrá rebeliones en las prisiones de todo el país.

El edificio central de la Universidad Nacional de Atenas permanece ocupado y se han producido otra serie de acciones y ataques:

-Cerca de 250 anarquistas marcharon ayer por las calles centrales de Atenas en solidaridad con Dinos.
-Un grupo de anarquistas destrozó varios escaparates en la calle Ermou (es la calle comercial central de Atenas).
-Α grupo de anarquistas levantaron barricadas en la avenida Egnatia en el centro de Tesalónica.
-Un grupo de anarquistas bloqueó una calle central en Patras
-Un grupo llamado “Trabajadores de la Noche” incendió un vehículo de seguridad privado y un vehículo diplomático el 21/02 y el 25/02 en Salónica.
-Un grupo llamado “Fracción anarquista para la autodefensa política” rompió las ventanas de dos bancos el 27/02 y el 28/02 en Atenas.
-Un grupo llamado “Red Informal Anarquista – Comando Haris Temperekindis” prendió fuego a un automóvil de seguridad privado y atacó las oficinas centrales de la misma firma de seguridad privada (G4S) con cócteles Molotov el 27/02 en Atenas.
-Un grupo llamado “Células anarquistas en solidaridad y conspiración” incendió un cajero automático, lanzó 10 cócteles Molotov contra una sucursal del Departamento de Agricultura, rompió las ventanas de un supermercado y prendió fuego al vehículo personal de un policía el
28/02 en Patras.
-Un grupo de 40 anarquistas ocuparon las oficinas del periódico “Avgri (Dawn)”, que es el periódico oficial de Syriza, durante un par de horas en Atenas.
-Un grupo de anarquistas canceló el discurso de N.Voutsis, actual presidente del parlamento griego y uno de los miembros más conocidos de Syriza, al bloquear la entrada del hotel donde estaba programado el discurso.
– Un grupo de compañerxs se dirigió el 28/02 a la cárcel de Larissa, y al enterarse de que Dinos había sido trasladado al hospital, se dirigieron hacia el lugar. Algunxs lograron acercarse a la habitación del hospital donde Dinos estaba. Se gritaron consignas y hubo comunicación con el compañero. Tan pronto como se dieron cuenta los policías, lxs compañerxs fueron expulsadxs ​​inmediatamente del lugar.

Última información: El doctor informó que Dino está bien en su salud, dada la huelga de hambre y sed. Lo mantuvieron en la celda del Hospital Universitario de Larissa por razones preventivas principalmente debido a un episodio de desmayo. El doctor lo verá mañana.

(Grecia) Carta del compañero anarquista Konstantinos Giagtzoglou +
actualización de su huelga de hambre.

[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Insurrection News]

Hoy, 24/02, temprano en la mañana, un grupo de fuerzas especiales de la policía (EKAM) ingresaron en la prisión de Korydallos y secuestraron al compañero Konstantinos Giagtzoglou (que está en huelga de hambre desde 21/02 exigiendo su traslado permanente a la prisión de Korydallos, en Atenas) para transferirlo a la prisión de Larisa. El compañero luchó y fue herido por los bastardos. No le permitieron tomar ninguna de sus cosas, ni siquiera su medicina.

Como respuesta inmediata, el resto de los prisioneros se alzaron y se tomaron todas las alas de la prisión, exigiendo una reunión con un representante del Ministerio de Justicia. Exigen el regreso inmediato de Konstantinos en la prisión de Korydallos.

Como resultado de la movilización masiva en las cárceles de Korydallos, Malandrino y Chania, un representante del Ministerio de Justicia se ha reunido con representantes de los presos en la prisión de Korydalos (toda la prisión estuvo ocupada por los presos durante 5 horas) y les ha prometido que habrá un nuevo consejo en sesión el lunes para examinar la demanda de nuestro compañero. Los prisioneros terminaron la ocupación advirtiéndole que tomarán medidas nuevamente si la demanda del compañero no se cumple.

Dinos se encuentra ahora en la prisión de Larissa y anunció que escalará su huelga de hambre a la huelga de sed a partir del domingo 25/02/2018.
Él también ha publicado una carta sobre su lucha.

La carta del compañero:

AÚN VIVO…

Actualmente estoy en la prisión de Larissa después de la operación policial llevada a cabo por fuerzas especiales de la policía (EKAM), hoy al amanecer en la primera ala de la prisión de Korydallos donde fui trasladado por razones judiciales. Los policías invadieron mi ala y mi
celda, mientras que yo estaba postrado en cama como huelguista de hambre, después de un episodio de debilitamiento que tuve en la noche, me sacaron del edificio de la prisión mientras me golpeaban y me arrojaron al vehículo de traslado de prisionerxs. En ese momento me resistí tanto como pude mientras exigía mis artículos personales (zapatos, ropa, medicinas, etc.) que nunca obtuve. Ni siquiera me permitieron tomar una botella de agua que tenía en mi celda, aunque sabían que mi salud estaba en mal estado debido a mi huelga de hambre. En lo que a mí respecta, tengo que decir que el intento de los círculos autoritarios de doblegar mi moral será en vano …

“En el momento del compromiso, todo el universo conspira para ayudarlo”
Johann Wolfgang von Goethe

“Aquellxs que restringen el deseo lo hacen porque el suyo es lo
suficientemente débil como para ser restringido”
William Blake

En primer lugar, mi captura no implica de ninguna manera mi derrota moral y política. Desde que me puse de pie y respiré a través de mis pulmones, mis valores y mis principios no son negociables, porque mi decisión de rebelarme contra el poder no será detenida por ningún calabozos ni “exilio”. Y este mensaje es una promesa para todxs lxs compañerxs.

Pero parece que mi solo encarcelamiento, así como mi larga condena, que ha sido anunciada por las autoridades investigadoras (en la acusación preliminar se afirma que los actos de los que se me acusa son punibles con cadena perpetua) no son suficientes para el poder. La autoridad quiere, además de privarme de mi libertad física, imponer un “exilio” informal sobre mi. Por lo tanto, el fiscal Raikou, en lugar de ordenar mi detención en la prisión de Korydallos, donde cada persona arrestada en Atenas es encarcelada mientras espera el juicio, “me exilió” a la prisión de Larisa. Un “exilio” que tiene como objetivo:

En primer lugar, alejarme de mis amigxs y familiares, haciendo que sus visitas sean prácticamente imposibles, obligando a mis parientes a viajar enormes distancias cruzando medio país, cargándolos física y financieramente solo para verme unos minutos detrás del vidrio.

En segundo lugar, alejarme del extenso y complejo dossier del caso que me mantiene en la cárcel, ya que lxs abogadxs no pueden viajar a Larissa para tener una comunicación frecuente e ininterrumpida conmigo. Además, la propia naturaleza del archivo del caso (miles de páginas en formato electrónico, video, etc.) hace que sea imposible incluso después de tantos meses acceder desde la prisión de Larisa ya que no hay un equipamiento adecuado.

En tercer lugar, que sea posible supervisar, controlar y restringir severamente mi comunicación con otrxs anarquistas y compañerxs encarceladxs en solidaridad conmigo, en un esfuerzo por aislarme.

Por último, básicamente condenarme ante el juicio en un estado de olvido, “olvidado en los depósitos de productos humanos defectuosos e innecesarios” …
Esta práctica de la autoridad no tiene precedentes. Sin embargo, su fuerte implementación por parte del Estado griego fue evidente durante los dos años 2010-2011, cuando la ola de represión que resultó en el arresto de docenas de compañerxs anarquistas fue seguida por su dispersión en las cárceles de Grecia (Grevena, Malandrinos, Corfú, Trikala, Komotini, Domokos, etc.) a pesar de que fueron acusadxs ​​de las mismas acciones. Una guía para esta práctica fue el método represivo
anti-insurreccional aplicado por otros estados en el extranjero, como en España, por ejemplo, donde los combatientes de ETA fueron trasladados a 700 kilómetros del País Vasco para que no tuvieran visitas a la prisión o comunicación entre ellxs.

El “exilio” informal en mi caso (sin que sea el único que ha tenido lugar recientemente) me parece una prueba de autoridad en vista del nuevo Código Penal, ya que de alguna manera es una condición previa para algunos de sus promotores. En particular, la autoridad reabre el tema de
las condiciones de detención especial para lxs presxs anarquistas. No han pasado muchos meses desde que el secretario de política anti-criminal del Ministerio de Justicia, Eftihis Fytrakis, declaró que “ningún anarquista regresará a la prisión de Korydallos”. Hoy es mi “exilio” en Larissa, mañana serán las custodias especiales para todxs lxs prisionerxs políticxs e ingobernables. Por supuesto, la
experimentación que hemos mencionado anteriormente se basa en la medición de nuestras reacciones, y especialmente en los reflejos de lxs anarquistas fuera de los muros y de los movimientos en solidaridad con las luchas de lxs prisionerxs.

Tampoco es una coincidencia el hecho de que mi traslado a Korydallos para ser juzgado por otro caso (un arresto en enfrentamientos con la policía después de una manifestación antimemorándum el 11 de mayo de 2011) tuvo lugar un día antes del juicio!. Esto es indicativo de los procedimientos de vía rápida que quieren implementar en mi caso, ya que hay presiones políticas de los altos niveles del Dominio y sus trabajos de “justicia” a pedido…

“La resolución ética de quien abandona y ataca las estructuras de poder es una percepción, un momento en el que unx saborea la belleza de lxs compañerxs y la miseria de la obligación y la sumisión. “Me rebelo, luego existo” es una frase de Camus que nunca deja de encantarme como
solo una razón para vivir lo puede hacer. Frente a un mundo que presenta la ética como el espacio de la autoridad y la ley, creo que no existe una dimensión ética, excepto en la rebelión, en el riesgo, en el sueño.
La supervivencia en la que estamos confinadxs es injusta porque
brutaliza y afea”. Massimo Passamani

Por todas estas razones, ME NIEGO a aceptar pasivamente el estado de “exilio” y los traslados-secuestros de la noche a la mañana. Me opongo ferozmente con palabras y acciones contra estas maquinaciones. Porque mi profunda convicción es que nuestras acciones y actitud no deben quedar
atrapadas entre el dipolo represión-antirrepresión, sino que deben impregnar todos los aspectos de nuestro ser, que mis acciones sean otro estruendo ataque con el objetivo de abrir grietas de libertad en las múltiples y multiformes celdas dentro de la sociedad carcelaria. Un ataque, un producto de rebelión, que, si no sucede en este momento, nunca será una opción futura…

El hecho de que soy prisionero de guerra en la República Helénica no significa que haya dejado mi dignidad en la entrada de la prisión y que me haya puesto de rodillas. Por el contrario, en la prisión, en el patio, en la celda, en el vehículo de traslado de prisionerxs, llevo conmigo mi pasión pura por la libertad, cada gesto de solidaridad, cada acto de complicidad revolucionaria que reduce los muros de la prisión y una decisión de luchar por la anarquía HASTA EL FINAL.

Por eso, desde el 21/02/2018, estoy en huelga de hambre exigiendo que se formalice mi traslado a la prisión de Korydallos y que se suspenda mi estado informal de “exilio”. La primera solicitud de transferencia que había depositado desde mi primera semana en la cárcel fue rechazada, lo
que confirma la decisión de la autoridad de ponerme en una “cuarentena política” en la prisión de Larisa para ser olvidado aquí. Pero la potencia y la voluntad por la continua rebelión anarquista es capaz de anular todas las decisiones de aquellos que piensan que pueden gobernar nuestras vidas sin ningún costo. Ningún enemigo de la libertad es inaccesible y ningún/x compañerx encarceladx está solx…

También anuncio que a partir de mañana, domingo 25/2, iniciaré una huelga de sed como una escalada de la huelga de hambre en la que ya estoy. Agradezco desde el fondo de mi corazón a lxs miles de prisionerxs en la prisión de Korydallos que han demostrado hoy que cuando hieren y ofenden a un/x prisionerx, nos lastiman y ofenden a todxs. Unidxs, ganaremos. Su fuerza me da la fuerza para llegar al final y ganar la pelea que doy.

MENTE, ALMA Y CUERPO POR SIEMPRE EN LA LUCHA

EN SOLIDARIDAD CON TODXS LOS PRISIONERXS POLÍTICXS EN GRECIA

FUERZA A TODXS MIS HERMANXS Y HERMANAS EN CHILE E ITALIA

FUERZA A LXS ANARQUISTAS QUE SE ENFRENTAN A LA MANÍA REPRESIVA DEL
ESTADO DE RUSIA

LA JUSTICIA PERTENECE A LXS QUE REVUELTAN

VICTORIA A LA LUCHA DE LXS PRISIONERXS

CONTRA EL NUEVO CÓDIGO PENAL

Konstantinos Giagtzoglou
24/02/2018

******

Información general sobre el caso:

El compañero anarquista Konstantinos Yiagtzoglou fue arrestado el 28 de octubre de 2017, mientras salía de un escondite alquilado por él bajo una identidad falsa y mientras intercambiaba armas de fuego y materiales explosivos. Dinos está acusado de ser miembro de Conspiración de las
Células de Fuego y de enviar paquetes bomba a varios funcionarios de la Unión Europea, incluido el ex primer ministro de Grecia, Loukas Papadimos. Las acusaciones de los policías se basan en una muestra de ADN mixto y sobre el hecho de que Dinos estaba visitando a un ex prisionero anarquista en la prisión de Korydallos a principios de 2013. El compañero dijo que tanto el alquiler del apartamento como la transferencia de los elementos eran parte de la “solidaridad revolucionaria” y niega todas las demás acusaciones.

Las autoridades judiciales pretenden aislarlo asignándolo a la prisión de Larissa para su detención preventiva, en una ciudad a 355 kilómetros de Atenas, donde están su familia, amigxs y compañerxs. Dinos fue trasladado a la prisión de Korydallos hace unos días para ser juzgado
por un caso más antiguo (fue arrestado en Atenas, en 2011 durante enfrentamientos masivos en disturbios con la policía). Mientras estaba allí, se le informó que su pedido oficial de permanecer en Atenas (prisión de Korydallos) hasta su nuevo juicio fue denegado por el Comité Central de Transferencias Carcelarias. Como respuesta, el compañero decidió iniciar una huelga de hambre el 21/02, exigiendo su traslado permanente a la prisión de Korydallos hasta el momento de su juicio.

Hubo algunos ataques aquí en Grecia en solidaridad con el compañero durante los últimos meses de su encarcelamiento:

Un grupo llamado “Grietas en la normalidad” dañó fuertemente dos oficinas locales de SYRIZA (el partido más grande de la coalición del gobierno) y una oficina de correos en Atenas, el 26/01/2018.
Una célula FAI llamada “Célula FAI-FRI ” plantó un dispositivo incendiario en una oficina de correos en Patras (parte occidental de Grecia), el 01/06/2018.
Un grupo llamado “Destructores de la paz social” vandalizó en gran medida una oficina de correos y una sucursal local del banco del Pireo en Atenas, el 18/01/2018.
Una célula de la FAI llamada “Células de acción revolucionaria” plantó un dispositivo incendiario en una sucursal local del banco del Pireo en Atenas, el 26/01/2018.
Un grupo llamado “Célula Anarquista – Destrucción de lo existente” incendió una estación local de electricidad que pertenecía a la Compañía Nacional de Telecomunicaciones (OTE) en Tesalónica, el 14/12/217.

También hubo algunas pequeñas concentraciones de solidaridad y se colgaron pancartas alrededor de la ciudad de Atenas junto con carteles, etc.

Toda la información fue compilada y traducida al inglés por un grupo de compañeros de Dinos

Escrito  parte del archivo sobre  la represión por parte del Estado Español contra anarquistas a través de la denominada Operación Piñata, donde se refelxiona a cerca de los procesos represivos anti-anarquistas, situandolos bajo sus contextos políticos, económicos y sociales y alejados de la lógica victimista. Retomado de Contramadriz con todo y presentación.


Extraemos, nuevamente de la publicación La Ira de Behelial, otro texto con motivo del reciente sobreseimiento de la causa contra lxs compañerxs detenidos en la Operación Piñata. Es el tercero de estos textos (El trasfondo de la solidaridad y Arquitectura, mitología, folclore y operaciones antiterroristas). En los próximos días iremos subiendo de diversas fuentes, mas análisis sobre el contexto represivo, las circunstancias y todo aquello cuanto rodeó estos últimos años a los golpes contra los entornos anarquistas de la península. Este texto en concreto realiza un seguimiento a las categorías legales con las que el aparato represivo del Estado ha ido encasillando a anarquistas y rebeldes en los últimos tiempos hasta la actualidad.


“Puesto que el número está del lado de los gobernados, la única opción de los gobernantes para seguir siéndolo es la opinión”

James Madison

El Estado, intrínsecamente, se constituye para ejercer el poder, y para ejercer el poder (pues el poder se ejerce y, como la historia no para de demostrar, tiene su propia lógica) es tarea obligada mantener el orden, con lo que el Estado se convierte en el garante de un orden; el orden, impuesto por el poder, el orden, necesario para que el poder exista. Hay diversas formas de mantener el orden pero las más eficientes suelen ser aquellas basadas en el palo y la zanahoria. Según esta filosofía para que la persona gobernada se porte bien, es decir se pliegue a los designios del poder y mantenga el orden, se le promete algo (generalmente material) que por supuesto nunca o muy pocas veces alcanzará, y cuando se porta mal se le castiga. Pero en las formas más sofisticadas de ejercicio del poder (y cabe recordar de nuevo que el poder se ejerce principalmente y de manera más elaborada y eficaz mediante la constitución de un estado), es decir, en los autodenominados estados de derecho: las democracias, pero también en muchas dictaduras, no sólo se mantiene el orden mediante un palo (con su zanahoria) sino que también se justifica el garrotazo al desobediente. Esto ocurre porque en estas formas algo más sofisticadas, el Estado se presenta a sí mismo como un simple arbitro y garante de la convivencia, pues como decía Madison, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos de Norteamérica, los gobernantes frente a los gobernados sólo tienen en última instancia de su parte la opinión. Por este motivo el estado siempre tratará de justificar de alguna manera o de otra sus castigos, cual padre benévolo que azota a sus hijos, por su bien, para conducirles por el camino de la rectitud y que cuando les castiga sufre más dolor que los castigados por tener que recurrir a tan extrema medida. Se puede decir sin ambages que, a día de hoy (y esto es algo que se puede rastrear desde el pasado más reciente hasta nuestros días) el garrote más grueso que tiene el Estado, su látigo más acerado y mortífero es la ley antiterrorista. Pero ¿de dónde sale esta ley?

Tradicionalmente, desde los albores de la constitución de los primeros estados (de forma embrionaria, eso sí) hace más de siete mil años, el poder, instituido en aparato estatal para regir la sociedad, ha tenido y tiene dos tipos de enemigos: el enemigo externo, al que siempre trató como “bárbaros” o “invasores” y el enemigo interno, al que siempre etiquetó de “bandoleros”. En el siglo XIX el Estado se ha convertido ya en un estado liberal­burgués, democrático y representativo en lo político y plenamente capitalista en lo económico y a resultas de la industrialización, la misma que permitió impulsar y moldear el capitalismo liberal, el poder de la época hubo de enfrentarse a diversas revueltas y revoluciones obreras y al nacimiento de las grandes ideas revolucionarias y libertadoras del momento (y que más o menos aún perduran): el marxismo y el anarquismo. Para enfrentarse de manera más eficaz y sin que el mantenimiento del status quo supusiera una fractura muy grande de los principios humanistas y liberales que el establishment decía sostener e impulsar, se creó una legislación especial para tratar el tipo de delitos que podrían quebrar el orden y traer la pretendida emancipación y liberación de la humanidad de la explotación y opresión y de sus explotadores y opresores. Esa legislación daba un tratamiento especial a quienes la vulneraban, tanto jurídicamente como ante la opinión de las oprimidas, con un especial ahínco (más que en otras épocas) de denostación moral hacia el refractario. Pese a este tratamiento especial el estado seguía golpeando con su vara a quien violase la ley sin importarle el motivo de tal violación (generalmente la desigualdad material y la supervivencia) pero con una preocupación a parte y un seguimiento mayor hacia quienes combatían al Estado de manera clara y por motivos políticos. Al fin y al cabo un ladrón sólo pretendía sobrevivir mientras que un revolucionario o revolucionaria quería derrocar al régimen y a sus regentes. Surgen pues hace dos siglos las leyes especiales sistemáticas (siempre hubo alguna ley especial para afrontar problemas temporales concretos, en eso se basa la legislación) acompañadas del linchamiento mediático que van a suponer la referencia y guía de las posteriores y muy modernas leyes antiterroristas. Las primeras que podemos rastrear en el tiempo son las leyes contra los ludditas, un movimiento organizado muy heterogéneo que basaba su actividad en la destrucción de la maquinaría industrial de los capitalistas y en un rechazo de éste sistema económico, aunque por diversas motivaciones (ni todos eran revolucionarios ni todos estaban politizados). A partir de aquí y aun sin una etiqueta concreta para los refractarios, más allá de un manido “bandoleros” no siempre aplicable, entramos en el siglo XX donde la evolución es cualitativa y cuantitativamente mucho mayor.

En el siglo pasado lo que el poder pretende para combatir a sus opositores, en especial a los enemigos interiores, es desgajarlos del cuerpo social para tratar de aislarlos con el fin de que nadie se identifique con los refractarios y pueda simpatizar con ellos o emularlos. Para este fin les demoniza. El problema entonces pasa de ser “los obreros” o “el pueblo” a un grupúsculo sedicioso, misterioso y cruel que desde las últimas décadas decimonónicas empieza a ser catalogado como “los terroristas”. Este paso se da en especial a raíz de la derrota del movimiento obrero en la Comuna de París en 1871, cuando dicho movimiento revolucionario se da cuenta de que militarmente es derrotado una y otra vez, abriéndose paso poco a poco a una nueva etapa que, aunque con grandes convulsiones sociales, ya no es la de las grandes revoluciones (con la excepción histórica del periodo de entreguerras: la rusa en 1917, la alemana en 1918-1919, la coreana en 1929,… o la rara y tardía española de 1936) sino la de las acciones aisladas de la masa social con el fin de volver a conseguir despertarla para el intento definitivo

A partir de entonces y ya durante todo el siglo XX el Estado aplica la categoría de terrorista y toda una legislación de excepción a sus enemigos internos. Claro que las y los revolucionarios o el movimiento obrero no son para el Estado sus únicos enemigos. Según en qué épocas opositores de todo tipo, incluso los afectos al poder pero no al gobierno de turno, han sido y son perseguidos, catalogados de la nueva etiqueta. En el mismo siglo XX, el término terrorista tiene que convivir con el de subversivo o el de “banda armada” según el tipo de aparato estatal que tenga que enfrentarse a la subversión en ciernes. Generalmente las dictaduras, menos fashion, eran más partidarias de términos como “sediciosos” o “subversivos” y en sus legislaciones los delitos eran estos mismos o bien la pertenencia a “banda armada”. Las democracias, siempre con un toque más glam (no la española, por cierto, casposa y cazurra como pocas), se decantan más por “terrorista” y en su legislación vienen bien claras las palabras “terrorismo” u “organización terrorista”. En pleno siglo XXI esta tendencia ya está consolidada, en especial a partir de los atentados de 2001 en Estados Unidos, pues según las democracias ­ amparándose en auténticos actos de brutalidad indiscriminados contra la población cometidos por aprendices de Maquiavelo del autoritarismo religioso o revolucionario, o por orquestación estatal (cómo saberlo) ­, los nuevos enemigos internos del presente buscan sólo aterrorizar a la población pues en su delirio se oponen a la democracia (¿cómo osan?) la más perfecta de las formas de convivencia civilizada y no una simple y cutre forma de articular el Estado. La democracia convierte al Estado, aún más, en un ente totalitario envuelto en un ropaje de presunta libertad, pues no permite que nadie la cuestione, y para ello no sólo produce una animadversión total en la población hacia las refractarias y rebeldes con todo el enorme aparato mediático del que dispone, sino que elabora la correspondiente legislación especial.

A día de hoy, todo enemigo del Estado es un terrorista y esa es la legislación que se le aplica. Veamos cómo evoluciona. Por acotar un poco el asunto, vamos a ceñirnos al estado denominado España. Nos encontramos con que aquí existen diversas leyes antiterroristas desde finales del siglo XIX cuya diferencia más sustanciosa respecto de la legislación ordinaria residía en la especial dureza de las penas (que en la legislación general no eran ligeras, por cierto) y en que al “terrorista” le juzga un tribunal militar. En la segunda república es derogada esta disposición y abolida la pena de muerte pero se crea un tribunal de orden público para juzgar los delitos políticos y la huelgas y revueltas. Este tribunal es derogado por el frente popular en 1936 pero poco después estalla la guerra.

Las leyes de guerra rigen entre 1936 y 1953 (y rigen con toda la dureza que implica el término) y es en este año cuando se elabora la primera ley antiterrorista moderna en España. Franco siempre tan innovador. En esta ley no existía delito de terrorismo per se sino que existía el de “pertenencia a banda armada”. Para poder ser aplicado los requisitos eran, ser una banda (es decir, más de dos personas) y tener armas; como vemos los militares y las dictaduras van al grano. Pero el ligero toque oficioso para su aplicación (una banda de atracadores puede tener armas pero un atraco no necesariamente es una subversión del orden politico­social) era el contenido político que dicha banda tuviera. Si en esta época un grupo de 4 ” jóvenes rojos” repartía propaganda contra el régimen o lanzaba un cocktail molotov contra una comisaría de policía, por poner un ejemplo, y eran detenidas, además de la somanta de hostias que iban a recibir en el calabozo y de ser juzgadas por el renacido tribunal de orden público franquista (1962), no siempre iban a sufrir totalmente la ley antiterrorista y a ser condenados por el delito de “banda armada”. Esta ley es la que se mantendrá vigente, con modificaciones en los años setenta y en la democracia, hasta el año 1995, en que se creará el llamado código penal de la democracia (que hasta ahora se basaba en una reforma del código penal del año 1973).

Éste entra en vigor en 1996 y en él se añade al delito de “pertenencia a banda armada” el de “organización terrorista”, es decir que ya no hace falta que haya armas para que sea aplicada la ley antiterrorista, que por cierto, en plena democracia, es esencialmente más dura en general, salvo en el caso específico de que ya no hay pena de muerte, que la de la dictadura. Además este código admite por primera vez el delito de terrorismo individual, aunque al carecer de banda las penas son menores.

En 2001 esta ley es endurecida tras los atentados de las torres gemelas. Son los años en los que se aplica la doctrina, aun hoy vigente y perfectamente extrapolable y extrapolada, del “todo es ETA” y lo mismo se es terrorista por secuestrar a un industrial que por quemar un banco, romper los cristales de una ETT o editar un periódico que justifique o incluso no condene los actos anteriores. Lógicamente toda esta batería respondía algo tardíamente a las necesidades del Estado, algunas de las cuales eran frenar los últimos rescoldos de luchas obreras, cada vez más violentas (sobre todo en el periodo 1987­1994) en los últimos coletazos de la reconversión industrial (1981­-1997) y desactivar el conflicto vasco.

En 2010 asistiríamos a un nuevo código penal, aplicado en 2011, en el que la ley antiterrorista se aplica a quienes “alteraren de forma grave y reiterada la paz pública y buscaren subvertir el orden constitucional”, suponiendo una nueva vuelta de tuerca en cuanto a la aplicación y endurecimiento de las penas. Esto sucede en un contexto de cierta convulsión social como el periodo 2010­-2014.

Este periodo ha visto nacer el fenómeno 15 M y derivados con todas sus particularidades y consecuencias, para lo bueno (más bien poco) y para lo malo (más bien bastante, en todos los sentidos), enmarcado en una crisis y que se ha caracterizado por episodios de cierta violencia en la calle pero también de protestas pacíficas masivas, algunas tremendamente molestas. Ha sido también (y por ello) de un enorme descrédito democrático y económico y ha visto el decaimiento y cese de la actividad de ETA (lo que ha abierto nuevos escenarios). Es en estos momentos cuando surge un nuevo código penal que intenta enfrentarse a esos nuevos desafíos.

El código penal de 2015 es el de la ley mordaza pero también el de la nueva ley antiterrorista y el del pacto anti-yihadista (aplicable, claro está, a muchas otras realidades). Es una legislación en la que el policía es a la vez juez, jurado y verdugo para delitos no muy graves pero de claros tintes reivindicativos y políticos y en el que la ley antiterrorista contempla por primera vez que no sea necesaria la violencia para subvertir el orden constitucional y/o alterar reiterada y gravemente la paz pública, y en el que a una sola persona se le puede condenar como si en sí misma fuera toda una organización terrorista. Vemos claramente cómo, partiendo de un mismo concepto, la defensa del orden, el Estado a lo largo de la historia ha ido defendiéndose de sus enemigos, en especial de los internos, en especial de los rebeldes y revolucionarios, para seguir adelante sin oposición con su proyecto de dominación. Para ello adecua a los tiempos que corren todo su aparato punitivo y mediático porque ante todo ha de mantener el statu quo.

El poder ha de perpetuarse (regenerándose si es preciso o mordiendo hasta matar si fuera menester) y para ello si es necesario justifica lo injustificable. Así está el patio, amigos y amigas, pero eso sí, todo por nuestro bien y por la seguridad y armonía de nuestra pacífica y armoniosa convivencia, todo ello bien atadito, justificando, como hemos dicho más arriba, lo injustificable. Pero lo injustificable no son sus mentiras, ni su rigor en el castigo, ni siquiera la opresión, cuyo castigo a su rechazo tratan de excusar. Lo injustificable es que día tras día pocas levanten la voz y el puño contra tan infame entramado de explotación y engaño. Lo injustificable es que todo siga igual. Porque pese a que el garrote sea grueso y la zanahoria magra, pese a que existan un garrote y una zanahoria y una mano que las sostenga y nos marque el camino que hemos de seguir, obligados o engañados, la lucha sigue siendo el único camino. Y como decían los clásicos anarquistas “lo que la fuerza y la astucia han levantado, la fuerza y la astucia lo pueden destruir”.