Entries tagged with “Chile”.


Desde la zona central de Chile.

Los incendios forestales que han afectado a la zona centro y sur de Chile son conocidamente obra humana. Esto está claro, mas hace falta especificar a los responsables reales.

Estos incendios constituyen un acto ecocida, pero no basta con esta definición, como tampoco es suficiente aquella explicación mediática que indica que estos incendios son ejecutados por personas que simplemente entraron en la “moda” de provocar incendios de gran escala por placer, misteriosos pirómanos que están al acecho de zonas vulnerables el mismo día y en el momento exacto, cuando acelera el viento y asciende la temperatura.

Estos tristes eventos generan ganancias para la clase dominante chilena e internacional de varias maneras:

Primero, las mafias forestales se aprovechan de la devaluación de las hectáreas quemadas en las que existía bosque nativo (y ecosistemas de fauna y flora endémica, obviamente), y así invierten a bajo costo en estos terrenos, ahora baldíos, para invertir con plantaciones de pino y eucalipto principalmente.

Por otro lado, se genera un espectáculo mediático que genera un estado de terror exagerado en la población, donde los grandes héroes son los empresarios que invierten recursos como brigadas, helicópteros, avionetas, equipos de comunicación, entre otras cosas. Brindan así una forzada sensación de seguridad en la población que agradece a nuestros verdaderos carceleros.

También, la clase dominante aprovecha la catástrofe para darle un uso político donde entra en juego el Estado de forma explícita y legitimada. Dado el clima de inseguridad y con un discurso expresado en tono semi-neutro, se buscan culpables y se inventan nuevos conceptos policíacos como el de “violencia rural”, que por el momento no ha presentado solvencia política más que la persecución de grupos de resistencia mapuche, específicamente en la región de la Araucanía, como si fuera ésta la única región “campesina” del país, y la única donde se desarrollan eventos de violencia armada, siendo que el uso de armas y la criminalidad es una fuerte herencia colonial y latifundista palpable en el campo desde Santiago hacia el sur, las zonas subyugadas a la explotación agrícola y ganadera a gran escala en Chile. Si la violencia relacionada a las armas en la Araucanía constituye un caso especial, no hay otro motivo que la presencia policial exacerbada en la región, y el ciclo de resentimiento que de forma legítima, parte del pueblo mapuche dirige contra el Estado y las empresas extractivistas, sobretodo forestales. Obviamente, acabarán apuntando también a los sujetos incendiarios, vale decir, el sector anarquista, para variar. Ya en las noticias durante el incendio del cerro San Cristóbal este 25 de Febrero se ha esbozado y dado a luz pública las inteligentes y curiosamente específicas sospechas de la policía, pues en el frontis del zoológico habían rayados que pugnaban, no sé si simbólicamente o no, la “quema de las jaulas”.

Sabemos que este tipo de acusaciones contra mapuche y contra anarquistas es una tergiversación respaldada sólo por los medios desinformativos que utiliza el Poder. Aprovechando la profunda ignorancia y mentalidad fascista con la que educan día a día a nuestros pares de clase a través de la televisión y la confusión informativa de internet, relacionan este tipo de actos -estamos hablando de incendiar bosque nativo y asesinar especies animales no humanas-, con personas que respetan por ideología y/o forma de vida comunitaria y en relación con la naturaleza (eso último aplicable más que nada a comunidades mapuche), la vida de la naturaleza.

El pueblo mapuche en resistencia aspira a ejercer su cultura y para ello es fundamental una interrelación con el bosque y la tierra, como mundo espiritual y económico. En el caso del anarquismo, existe una histórica tradición ecologista que tiene sus raíces en figuras y discursos del siglo XIX en adelante, el anarco primitivismo, heredero del naturismo, por ejemplo, o los discursos antidesarrollistas que aspiran a la formación de localidades agrarias y asamblearias como proceso revolucionario.

De ninguna manera victimizo a anarquistas y mapuche en este punto, pues eso sería una mentira y falta de respeto a los grupos e individuos que sí asumen una postura confrontacional y abiertamente incendiaria. Lo que hay que comprender, es que el fuego mapuche y anarquista no está dirigido al bosque, al cerro, a la tierra, al “león” o puma, al hualo, a la loica, o al chercán. El fuego anticapitalista está dirigido a las jaulas de exhibicionismo, a las industrias y sus herramientas… a todo lo que sea símbolo y recurso capitalista industrial y desarrollista, pues son fuente estructural de realidades especistas y ecocidas, explotadoras y aniquiladoras de formas de vida comunitarias como las practicadas por la mayoría de los pueblos precolombinos en la actual América, que junto al Estado someten a la naturaleza y a la humanidad a la explotación y efectos lógicos como sequías, derrumbes, deshielos, acompañados de una descomposición social tremenda, que al volcarse en rebelión, los medios represivos del Estado golpean a las clases bajas y a los pueblos indígenas doble o triplemente explotados por la maquinaria racista del sistema global.

Es importantísimo que reconozcamos, como clase dominada, que la rabia motivada por este tipo de hechos está dirigida y potenciada por los medios de comunicación. La rabia es legítima y es un arma, pero no es neutral, es decir, debemos ponerla de nuestro lado, pues es fuertemente manipulada por la clase empresaria respaldada por el Estado.

Si hacemos un recuento hacia años anteriores al 2017, preguntémonos: ¿cuánta era la preocupación de las masas ante los incendios forestales?, porque incendios forestales hay hace décadas, año tras año. Sin embargo hubo que esperar hasta el 2017, cuando los empresarios se disfrazaron de héroes y trajeron el Súper Tanker, avión protagonista de su propia película sobre ayudar a un pequeño país del sur, seguido cada día por cámaras de televisión, aunque no hizo más que otras brigadas.

Obviamente una intención política, además de una vanidosa demostración de poder y perpetración del eurocentrismo y del conformismo de las masas que prefieren sentirse al alero de empresarios, que se “hacen cargo del problema”. No lo hacen, ni lo harían, ni lo harán, ¿o pensamos que se disponen a dejar de explotar la Tierra?

Los incendios del 2017 están precedidos por otra serie de incendios el año 2014, y esto ha ido en asenso, así como el negocio forestal. Y ahora, que estamos más o menos “acostumbrados” a esta violencia, los gobiernos plantean “soluciones” que curiosamente consisten en aumentar el nivel represivo del Estado.

Se ha modificado la semilla del pino radiata en la Universidad de Concepción para hacerla adaptarse a climas más fríos y así expandir su cultivo hacia zonas más sureñas. ¿Y nos parece casualidad que los incendios se concentraran en el centro sur en el 2017, y el 2019 en la región de los Ríos, de los Lagos y de la Araucanía? ¿Nos parece aún la acción de anónimos y burdos pirómanos sin objetivos claros?

Las forestales se han extendido a zonas antes no tocadas por este tipo de explotación. Así también, se han construido más vías de traslado de mercancía, junto con potenciar el mercado turístico. Las medidas policíacas que están por aplicarse, y que se están ya aplicando, están dirigidas a los territorios rurales y rural-urbanos donde parte de la población se ha comenzado a negar a la mercantilización del territorio (explotación de tierra, madera, agua, ecoturismo, zoologización de costumbres y comunidades, etc.). Esto está totalmente relacionado con la aplicación de la IIRSA o “Iniciativa por la Integración de la Región Sudamericana”, cuya funcionalidad iniciará el año 2022. Este proyecto se ha planeado bajo un gran silencio hace más o menos dos décadas y es uno de los grandes proyectos logrados gracias a las políticas posteriores a las dictaduras latinoamericanas financiadas por el norte occidental, especialmente EE.UU. Esto incluye a la dictadura militar y todos los gobiernos democráticos desde 1990 en adelante, en el caso de Chile, por su apoyo directo a esta iniciativa colonial, o por brindar los medios necesarios para su aplicación en la actualidad, por ejemplo, los tratados de libre comercio y los “fomentos a la inversión privada” en el ámbito agrícola y forestal. Se están recrudeciendo los mecanismos de explotación, ampliando el espectro extractivista neoliberal, y reduciendo al Estado a una función represiva, deslegitimado (auque sea sólo de manera espectacular), por las propias empresas, cuyos representantes o lacayos vociferan que el Estado no tiene los medios suficientes para combatir la crisis ecológica, los conflictos territoriales o el cambio climático. En el fondo, el Poder de manera cada vez más explícita y aceptada está en manos de las empresas.

Antes de terminar, cabe responsabilizar a la clase política y empresarial del desastre ecológico y social que hoy en día se vive en Sudamérica, en el caso chileno de las forestales, a los Matte y los Angelini.

A lxs anarquistas, les invito no sólo a posicionarse de manera explícita ante estas situaciones, si no a aprender a defenderse del desprestigio y satanización que la clase dominante hace del anarquismo ante el pueblo. Con esto voy a que queramos o no, estamos inmersos en una lucha de clases donde los empresarios, el Estado y los medios de comunicación nos llevan golpeando por años y se aventajan a pasos gigantescos.

Hemos de discernir bien a la hora de fijar las responsabilidades sistémicas en lo que se refiere a los asuntos ecológicos y sociales. La misantropía no es la respuesta como tampoco lo es el pacifismo de las modas ecologistas o las ferias alternativas. ¿Por qué digo esto? Pues, porque la destrucción de la Tierra y de la vida como la comprendemos -los ciclos geoquímicos, del agua y del aire, la alimentación libre, la fauna y la flora libre y autosuficiente, por ejemplo, un medio que permite la autonomía comunitaria-, no podemos achacársela de manera abstracta a conceptos como “la Humanidad”. Es cierto que somos la única especie que se ha dedicado a explotarse a sí misma, a destruirse y a destruir la vida de otros seres y contextos naturales, pero esto se ha visto potenciado únicamente por la industrialización y las políticas globalizadoras, respaldadas por una cosmovisión totalitaria, racista y colonial inseparable del capitalismo y las ideologías europeas desde la conquista de este continente. Por lo que más que a la Humanidad como concepto abstracto, lejos de aquel romanticismo, apuntaremos a los grupos económicos, al Estado, a la clase política, a la industrialización, a los medios de desinformación masiva que contagian su ideología, a las herramientas del desarrollo y al desarrollo en sí mismo, que bajo la idea de sustentabilidad pretende mostrarse como salvación de los males eco sociales que nos amenazan cotidianamente, despolitizándola situación, mostrando el interés económico como un interés de toda la población. Sustentar el desarrollo no es otra cosa que sustentar al capitalismo, dándole más duración en el tiempo y aplazando su inevitable caída, pues las medidas actuales que se están tomando en el ámbito extractivista no demuestran otra cosa que su inminente caída, refiriéndome a décadas, por supuesto.

Por último, invitar a nuestra gente, nuestros iguales de clase, a ser crítica con la industrialización y el desarrollo económico, siempre acompañado de la explotación de recursos y generador inevitable de descomposición y crisis social, ya sea por motivos medioambientales, económicos, o por la imposición de estilos de vida sometidos al ritmo de la producción industrial.

Sudamérica, en los planes globales de dominación, cumple un rol primario, básicamente sostiene la estabilidad económica y socio-política del norte, es decir, Norteamérica y Europa. Ningún modelo estatal de gobierno interno puede superar esta imposición geopolítica.

Desde el sector anarquista, no se busca un mercado “justo” o un modelo de producción sustentable, pues la destrucción de la Tierra es inherente al capitalismo, sea empresarial o sea estatal, como en los modelos de Rusia, China o Venezuela (economías basadas en la industrialización y explotación humana pro artefactos tecnológicos, o la explotación de recursos como el petróleo). La salvedad de esta situación está en manos del pueblo organizado de forma autónoma, apartado de las empresas y las instituciones estatales, y con la fuerza suficiente para construir un medio asambleario, local y autónomo, idealmente una reconstrucción ecológica de la vida. En el centro sur, por ejemplo, por sus condiciones climáticas, es posible un estilo de vida agrario. Sin embargo, combatir será totalmente necesario y crear redes internacionales de sabotaje, de ataque y de defensa territorial en general.

Solidaridad anticarcelaria y libertad para lxs seis compañerxs del caso “21 de Mayo”.

Desde el centro sur, río Mataquito.
Lombriz de Charco.

Conjunto de palabras en memoria al anarquista chileno  Mauricio Morales  caido en combate el 22 de Mayo del 2009, realizadas por Internacional Negra Ediciones, compañerxs antiautoritarios de Bolivia, Marcelo Villarroel Sepúlveda y Gustavo Rodríguez.


 

Compañeras y compañeros:

Para nosotras, lxs que conformamos Internacional Negra Ediciones,acompañarles en esta jornada kontrakultural y anticarcelaria, en conmemoración a la caída en combate de nuestro querido compañero Mauricio Morales, es un honor y un compromiso. No sólo por la afinidad
teórico práctica que nos hermanaba sino en reconocimiento a su entrega total a la guerra anárquica, consecuente con sus principios antiautoritarios.

Hoy el punki Mauri vive en nuestra memoria negra pero también nos acompaña en cada acción, en cada iniciativa, en cada proyecto insurreccional. Hoy el compa Mauri está a nuestro lado en esta jornada anticarcelaria impulsando la solidaridad con nuestrxs compañerxs
secuestradxs por el Estado en todas las regiones del mundo, asestando un golpe más contra los muros de las prisiones, atizando el fuego de la Liberación Total, suscitando nuestra guerra contra todo Poder, contra toda Autoridad.

Justamente, nuestro primer libro en castellano: ¡Que se ilumine la noche! del compa Gustavo Rodríguez (editado simultáneamente en México y Chile), fue dedicado a la memoria de Mauricio Morales, caído mientras ilumina la noche de Santiago. Y cada nuevo proyecto editorial, insurreccional e informalista, implícitamente es una evocación a Mauri.

Como la mayoría de lxs presentes recordará, las ediciones Internacional Negra, surgieron entre barrotes y muros, como propuesta de lucha de nuestrxs compañerxs presxs miembrxs de la Conspiración de las Células de Fuego en Grecia. Desde sus primeros días encarceladxs en 2012, lanzaron esta propuesta que desde entonces se ha venido materializando gracias a
la solidaridad y la coordinación internacional. Procurando que viva la Anarquía,  como bien nos recuerda Mauri, no en los libreros, en las repisas y en las estanterías de las bibliotecas y librerías sino cristalizando nuestras ideas en las calles,  donde realmente se escribe la historia de la insurrección anárquica como aspiraban nuestrxs hermanxs encarceladxs de la CCF.

Internacional Negra Ediciones, hoy es una realidad que potencia la tendencia  informal anárquica abriendo paso hacia la liberación total, un proyecto autogestionado que se edita en diferentes idiomas, “auspiciado” con el dinero del enemigo, como lo soñaron nuestrxs compas
griegxs, y sus libros, llegan totalmente gratis, a las manos de nuestrxs compañerxs en prisión y esperan ansiosos ser leídos por nuestrxs afines en todas las bibliotecas antiautoritarias, aportando unos gramos más de pólvora negra a la lucha.

¡Pasemos de la lectura a la complicidad!
¡Destruyamos todas las prisiones y todas las jaulas!
¡Por la liberación total!
¡Acción Directa, Solidaridad e Internacionalismo Anárquico contra toda
Autoridad!

Internacional Negra Ediciones.
México, mayo de 2018.   

* * * * *

¡Mauricio Morales Presente!!!

Recordamos permanentemente a Mauricio Morales, quien luchó hasta su último segundo de vida por ser libre, quien sigue vivo a través de actos de rebeldía contra el Poder, a través de sus palabras que han llegado hasta nosotrxs. El compañero es recordado como alguien que llevó una vida sencilla, en la que su alma conspiraba cada vez que respiraba, lo recordamos para que la historia convencional  no lo sepulte, ni a él ni a ningúnx compañerx que caiga en combate, esa fortaleza de la vida hacia la muerte es una gran motivación para nosotrxs, para no rendirnos ni dejarnos domesticar por las hipocresías alternativas y reformistas del sistema, la liberación debe ser total, la esencia de la lucha es enfrentarnos contra toda autoridad, porque esta es la que genera desigualdades y sumisión, quizá algunxs decidan olvidar o someterse a la subordinación que engendra el Poder, pero la decisión de repudio a este
no será cercenado de nosotrxs. Luchemos permanentemente, por ser libres, por una Pacha (Tierra) libre de la dominación del Poder, para que la naturaleza, cada animal no humano y humanx respire libertad y no seamos explotados, encerrados, perseguidxs, por la autoridad infame.

Denunciamos la persecución que existe a quienes luchan por ser libres, denunciamos los proyectos extractivistas que enriquecen a los “Socialistas del Siglo XXI”, denunciamos a esxs falsxs indígenas que ocupan la silla del Poder y están eliminando a los pueblos indígenas y
ancestrales; Evo o Piñera son lo mismo, ambxs representan la destrucción de la Pacha y el avance del Capital, mediante la represión y la expansión de su civilización, esxs burgueses no podrán transmitir su poderío a nuestras mentes ni a nuestros actos. Desprecio total a la
disputa marítima entre Bolivia y Chile, porque las guerras entre nosotrxs no tiene sentido, mejor luchar contra el Poder de estos países, que se han apropiado del océano, esa guerra la han iniciado por defender sus intereses personales unxs cuantos burgueses, hoy continúa esa
disputa, y, es ajena a cualquiera que anhele un mundo libre, sin nacionalidades ni territorios delimitados.

Esperamos que estas palabras acompañen a cada hermanx que lucha, a lxs compañerxs y cercanxs del punky Mauri, a quienes vivieron con él en la Sacco, a quienes hacen posible que hoy lo sigamos recordando, todos los días, cada segundo, con la convicción firme, con la determinación permanente de destruir todo lo que nos oprime, para construir una comunidad sin democracias, sin que nadie nos represente, donde convivamos con la Pacha (Tierra), armonicemos nuestros anhelos de destruir el Capital, y a aquello que ocasiona que el Poder se apropie de nuestras vidas, enajenémonos de las normas leguleyas, porque son estas las que preparan el camino de los poderosos para someter a lxs que no son de su cúpula, miremos nuestro alrededor y encontraremos mucha miseria, ocasionada por las fronteras, por los Estados, por el negocio de las guerras; miremos las olas del mar, y encontraremos la rebelión de la naturaleza indómita, en la que ningún Poder es más fuerte que ella.

Saludamos a lxs presxs de la guerra social, al pueblo Mapuche, a quienes luchan sin temer las circunstancias.

Memoria viva por Mauricio Morales.
Jallalla Hermanxs!

Antiautoritarixs desde algún lugar del territorio denominado Bolivia
Mayo de 2018

* * * * *

HACIENDO DE LA RESISTENCIA OFENSIVA A LA PRISION EL MEJOR HOMENAJE PARA MAURICIO Y TODXS NUESTRXS HERMANXS KAIDXS!!
KON LA MEMORIA INTAKTA Y LA DECISION DE KOMBATE AUTONOMO KONTRA ELPODER, LAS JERARKIAS Y TODA AUTORIDAD!!
POR LA ANARKIA… A PESAR DE LXS ANARKISTAS!!

Por estos días se kumplen ya 9 años desde ke el korazón de Mauricio dejara de latir en una fría noche de otoño santiaguina kuando se aprestaba a ataka, mediante una karga explosiva artesanal, la eskuela de gendarmería; lugar destinado para la formación de akellos verdugos
dedikados a la represión, kontrol y kastigo de los centros de exterminio en los ke se rekluye a pobres y explotadxs en este territorio dominado por el Estado Chileno.

Pareciera ke kuando la memoria es potente y la konvixión insurrekta inkiebrantable, las vivencias pasadas se expresan kotidianamente haciéndonos konvivir kon lxs nuestrxs más allá de toda racionalidad. Por ello muchas veces decimos ke nuestrxs muertxs gozan de muy buena salud ya ke nunka nos abandonan porke kaminan en todo momento y lugar kon nosotrxs.

Así es ke Mauricio Morales Duarte, un joven kompañerx ke abraza la Anarkia a través de la teoría y la axión, komo un kompromiso libremente autoasumido de kombate kontra lo existente es kapaz de vencer las fronteras del tiempo y las geografías… de las subjetividades ke separan y fragmentan… de los miedos y exkusas ke paralizan y alimentan la kobardia… porke la potencia de su aktuar fue y es kapaz de prevalecer por encima de las infinitas difikultades ke el día a día de Resistencia Insurrekta nos presenta en este desafío ke implika kerer destruir este mundo enfermo.

La decisión de kerer vivir a kontrakorriente de este presente de mierda es lo ke amplifika el hermoso gesto de atake ke guiaba los pasos del Punky Maury y es ahí en donde nos hermanamos kienes kaminamos en el mismo pulso de la guerra social. No importa si estamos en Prisión, en klandestinidad, en kualkier lugar del planeta o mimetizadxs entre la multitud esperando dar el próximo golpe… pertenecemos a ese mirar kompartido y kolektivizado a través de valores y práktikas ke, a pesar de las eternas difikultades, kontinúa persistiendo en la Revuelta.

Una Revuelta ke se alimenta de la konspiración kotidiana para el atake… del esklarecimiento teóriko-práktiko para no perderse divagando entre konsignas vacías y masividades ciudadanas de protesta… de una konstruxión antagonika real ke posibilita krecer para Resistir Ofensivamente kon todas las herramientas posibles para el atake.

Han sido múltiples y konstantes las iniciativas ke llevan su nombre komo referencia inekivoka de un kontexto, de un tiempo, en el ke es inevitable pensarlx desde el kombate y no desde la mera anékdota vivencial. Puedo entender los diferentes aspektos de su individualidad aunke reskato esencialmente la decisión de atakar, la voluntad de atreverse, el rechazo a las exkusas y moderaciones ke enfrian la rabia tan justa y necesaria para nuestra insistencia subversiva…por ello mis respetos siempre vivos.

A través de diferentes idiomas pero en el mismo lenguaje de guerra el nombre de Mauricio es sinónimo de lucha antikarcelaria real y desde esta trinchera hago un humílde llamado a no cesar en la búskeda de los vínkulos ke mantengan a todxs lxs presxs de la guerra social en
komunikación permanente kon los diferentes entornos ke desarrollan una labor enkomiable,silenciosa y persistente en este espacio de lucha en el ke no hay espacio para pausas ni relajos….estamos kontra el tiempo, la prisión debe ser abolida y destruida asi komo la sociedad ke la sostiene y alimenta del mismo modo ke kombatidas deben ser todas las policias y komportamientos funcionales al orden de la autoridad.

A través de estas letras abrazo y saludo a kienes han mantenido y kolektivizado la memoria de Mauricio, a kienes lo konocen a través de su legado, a kienes se interesan por romper kon las imágenes idealizadas de alguien tan defektuosx komo kualkiera de nosotrxs pero kapaz komo pokxs a la hora de abrazar el kaos kon la decisión irrenunciable de armarse hasta la destruxión del último bastión de la sociedad karcelaria.

Recibe un fraterno abrazo kompañerx donde kiera ke hoy te enkuentres…
Reivindikando el atake al poder y toda autoridad, nunka renunciando a la lucha por la liberación total.

MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRA REBELION!!

Marcelo Villarroel Sepúlveda

Prisionero libertario
Kárcel de alta seguridad
Stgo- chile. 20 mayo 2018.-

* * * * *

La paz es la desmemoria y el olvido
– A la memoria de Mauricio Morales Duarte

“El culto a los muertos no es más que un desprecio al verdadero dolor. […] Éste último también debe desaparecer, los individuos deben reaccionar con firmeza ante la fatalidad de la muerte. Debemos luchar contra el sufrimiento en lugar de exhibirlo, en lugar de pasearlo en
procesiones grotescas y falsas conmemoraciones […] Hay que tirar abajo las pirámides, las sepulturas, las tumbas; hay que pasar el arado por los muros del cementerio para librar a la humanidad de lo que llamamos el respeto a los muertos, de lo que es el culto a la carroña”.
Albert Libertad

Este es el tercer texto que escribo en su memoria a lo largo de estos nueve años de ausencia; sin embargo, el dolor no desaparece. No ha podido desvanecerse a pesar del tiempo transcurrido, como tampoco he logrado disipar el dolor por la desaparición física de mi querido Urubú, de mi entrañable Rafa (Daniel Barret), de mi hermano Canek y, tantos
otros que han partido pero viven en nuestra memoria negra. Y no es que quiera exhibir mi dolor ni recrearlo en conmemoraciones luctuosas: los anarquistas no rendimos culto a la carroña. Simplemente, estoy incapacitado para superarlo. Y no he podido –ni quiero– vencer este sentimiento porque siempre lo he transformado en furia. No pretendo hacer el menor esfuerzo por olvidarlos porque la memoria, compañeras, compañeros, es nuestra arma más potente.

No todos los que he nombrado murieron en combate pero, tampoco hay nada que enaltecer en el hecho de caer en combate. Nosotros no tenemos mártires. No creemos en el sacrificio y  la inmolación. Eso se lo dejamos a los cristianos, a los musulmanes, a los nacionalistas, a los
bolches. A nosotros lo único que nos motiva es la libertad irrestricta y la pasión por la vida, por eso luchamos por la Liberación Total. Por eso nuestra guerra es contra la domesticación y la dominación. Contra todo Poder, contra toda Autoridad, contra todo lo existente.

Desde el instante en que nos asumimos anarquistas sin remordimientos, estamos admitiendo la ilegalidad implícita en nuestro accionar, estamos aceptando las consecuencias de la guerra anárquica. Sabemos, de antemano, qué nos depara la represión en todas sus facetas: deportación, cárcel, muerte. Esos son los riesgos que asumimos todas y todos los que
hemos elegido la lucha contra toda Autoridad, consecuentes con nuestra praxis. Pero no lo hacemos en aras de un mundo mejor ni de una luminosa sociedad futura, ni en nombre de una clase o una causa, ni esperanzados en la concreción de la cada vez más inasible Revolución Social; tampoco lo hacemos por un precio a pagar sino por un lastre a tirar. Lo hacemos
por el placer que nos produce dar rienda suelta a todas nuestras pasiones, por el goce de vivir intensamente confrontando día a día la muerte en vida que nos impone el sistema de dominación, por la satisfacción de ser anarquistas hasta las últimas consecuencias, por el
deleite de impulsar los empeños de destrucción de la sedición anárquica.

La noche del 22 de mayo de 2009, nuestro querido Mauri no decidió inmolarse en nombre de ninguna causa ni concluyó que había llegado el momento de sacrificarse por un mañana mejor. Aquella fatídica noche, Mauri acomodó en su mochila la bomba artesanal con que asestaría un nuevo golpe al poder. Sería una nueva embestida –no la primera ni la última–, en esta ocasión contra la Escuela de Gendarmería de Santiago y, lo haría gozoso, con ese espíritu lúdico que le caracterizaba, asumiendo los peligros de la guerra anárquica como lo hacemos todos desde el conflicto cotidiano. Pero quien ama la vida aborrece a su opresor, detesta con furor a quien produce la muerte y lo confronta en todas las latitudes.

Aquel 22 de mayo, Mauri salió a iluminar la noche de Santiago, a procurar darle vida a la Anarquía con esa pasión facciosa que guiaba sus pasos, propagando la energía negativa de la rabia anárquica, dueño absoluto de su vida en plena libertad. Aquella noche la muerte nos lo
arrebató dejándonos las Furias atrapadas en nuestros corazones. Se lo llevó sin pedir permiso, como nos había robado veintidós días antes a la compañera Zoé Aveilla mientras instalaba una bomba al alba del Primero de Mayo, como nos podía haber acarreado a cualquiera de nosotros sin por ello renunciar a jugar el juego una vez más.

Hoy, las Furias continúan instándonos a no cesar en la lucha hasta que la rabia sea liberada, creando una potencia en el yo que es al mismo tiempo su propio sentido. Como en la mitología griega, las Furias nos exhortan al combate y a no olvidar a los caídos. Heráclito nos recuerda
que “Si el mismo Sol intentara abandonar su curso, las Furias lo encontrarían.” Por eso el arkhé de la Anarquía –ayer, hoy, mañana y siempre– es la guerra contra toda Autoridad.

En nuestros días, no hay mayor homenaje ni mejor conmemoración para Mauri que recargar cientos de miles de extinguidores, que realizar incontables expropiaciones, que facilitar múltiples fugas, que confrontar con uñas y dientes esta muerte en vida que nos imponen. La
paz es la desmemoria y el olvido: animemos la creatividad destructora, extendamos  la guerra anárquica a todos los confines de la Tierra, procuremos darle vida a la Anarquía.

¡Por la Internacional Negra!

Gustavo Rodríguez,
Planeta Tierra, 20 de mayo 2018.

El pasado 20 de mayo en conjunto con diferentes voluntades levantamos una nueva actividad en memoria de Mauri, a 9 años de su muerte en acción. Nos convoca la memoria siempre viva, las ganas latentes de expandir y colectivizar las ideas y el recuerdo de Mauri, dejando en claro que no es un mártir, héroe ni una figura de admiración sino que un compañerx anárquico que de múltiples maneras fue apuntando a la destrucción de toda autoridad, con aciertos y errores como cualquier de nosotrxs.

Saludamos la vida que se atrevió a vivir, y año a año seguimos viendo como sus ideas y reflexiones no fueron suspendidas en ese contexto sino que viajan con absoluta vigencia y transcienden diferentes tierras, generaciones, entornos anticarcelarios y realidades combativas.

Desde temprano el actuar policial fue notorio entorno al espacio y una vez iniciada la jornada se hizo más evidente el despliegue con distintos rondas y controles de identidad. Algunxs compañerxs fueron detenidxs antes de llegar, pero fueron saliendo y retornando hacia la actividad, un compañerx pasó a control de detención siendo liberadx al día siguiente… lx saludamos con fraterno cariño.

Saludamos a quienes asistieron a la actividad, buscaron evadir el control o avanzaron sin permitir que la sola presencia policial lxs espantara de ir y hacer lo que estimaran conveniente. Valoramos siempre esa actitud.

Estas dinámicas policiales no son nuevas ni nos sorprenden o espantan, es propio de toda actividad que recuerde al compa Mauricio Morales desde una memoria confrontacional que no pretende maquillarse o acomodarse en las aquietadas aguas de la pasividad victimista. Al contrario, el Punki
Mauri sigue desafiante e irrecuperable para el Poder.

Agradecemos a lxs compañerxs que se hicieron parte de la jornada mediante escritos desde otras tierras y del otro lado de los muros carcelarios. Hubo quienes no pudieron estar por castigos, tiempos y los laberintos propios de la prisión, pese a todas las dificultades siempre lo seguiremos intentando, porque un muro es solo un muro y se puede destruir… con alegría también saludamos a lxs compañerxs que habiendo salido de prisión se acercaron y fueron parte de la actividad.

Valoramos el apoyo de quienes por distintos medios ayudaron a la difusión de la jornada.

A 9 años nada ha acabado y todo continúa…
Mauricio Morales presente!!!
Hasta destruir el último bastión de la sociedad carcelaria!!!

Colectivo Sacco y Vanzetti
Mayo 2018.

TEXTO ACTIVIDAD 20 DE MAYO

[Noticias de la Guerra Social]

Cerca de las 03:35 horas del 21 de febrero del 2018 un ataque incendiario sacude la comuna de Puente Alto, afectando a la parroquia San Esteban ubicada en la intersección de Los Toros con Nonato Coo.

El ataque incendiario se produjo mediante bombas molotov lanzadas contra el templo católico produciendo daños parciales en el mismo, además de quemar la caseta del cuidador. Afuera del sector se encontró un gran rayado revindicando la acción donde se leía “Violadores y asesinos”.
(…)

Mas info en:

https://noticiasdelaguerrasocial.wordpress.com/2018/03/01/bombas-molotov-contra-iglesia-en-puente-alto/