De Anarquia.info


¿Por qué es importante esta prohibición de comunicación entre Eric y su esposa para TODOS lxs presxs políticxs?

La restricción de la comunicación es obviamente importante porque no solo es ilegal, sino que súper dañino que un prisionero sea separado de su familia. Esto se suma al trauma que Eric y su familia han experimentado y eso es muy útil. Sin embargo, ese no es el aspecto más problemático y peligroso de esta situación.

Una de las razones dadas por USP Leavenworth es que la comunicación está restringida porque “AMENAZA EL ORDEN Y LA SEGURIDAD DE LA INSTITUCIÓN”. La esposa de Eric es miembro de su equipo de apoyo y el punto de contacto con respecto a las necesidades que tiene Eric, las comunicaciones que se compartirán con la comunidad y la acción que Eric desea que tome la comunidad. Junto con la mayoría de las cartas que envía Eric especificando la ayuda que necesita, desaparece o se retrasa, el bloqueo del teléfono hace que sea casi imposible poder apoyar a Eric.

La institución y BOP tomaron exitosamente a un preso político y lo aislaron de sus personas de apoyo debido a los “riesgos de seguridad” percibidos. Si permitimos que esto le suceda a un preso político federal, estamos abriendo la puerta para permitir que esto le suceda a todxs lxs presxs políticxs federales. La situación actual de Eric es el “canario en la mina de carbón” en este momento por la seguridad de lxs presxs políticxs. Es urgente que utilicemos todos los recursos y cursos de acción contra el BOP y USP Leavenworth para demostrarles que no permitiremos que esto suceda.

Pedimos a las personas que estén atentxs a los correos electrónicos y a las campañas en línea. Si la gente tiene contactos legales que pueden compartir para demandas civiles o constitucionales, nos encantaría estar conectados. Todos los recursos son apreciados. Pedimos que la gente continúe llamando tanto a la oficina regional como a USP Leavenworth. Y comparta todo lo que pueda con su comunidad local si puede encontrar una manera de demostrarle a Eric la solidaridad o la acción efectiva llamando a la BOP, por favor hágalo. Sea creativo.

De Anarquia.info


El 17 de agosto (el día después de que el cáncer de mi esposa fue extirpado mediante una cirugía) después de revisar un correo electrónico que envié, el Teniente Wilcox me llamó a su oficina. A mi llegada, al nuevo SIS (Servicios de Investigación Especial) me llevó a un armario de la fregona. Wilcox es aproximadamente 5 cm más alto y 14 – 18 kilos. más pesado que yo. Es conocido por los gritos y los chicos duros, asegurándose de que nadie olvide lo malo que es.

Al entrar en el armario de la fregona, inmediatamente comienza a hostigarme para que pelee con él, diciéndome que si odio a los policías tanto que debería demostrarlo. Cabe señalar que en ese momento me faltaba una semana para trasladarme finalmente a una prisión de baja seguridad en la que había trabajado durante un año de excelente trabajo y expediente disciplinario. Me llamaron “prisionero modelo” (risas) en mis reuniones de equipo. Esto era todo lo que quería y estaba haciendo todo lo posible para llegar allí. Pero Wilcox tenía otras ideas.

Me reí en su cara, sin tomar un poco de su provocación de mierda. Luego ordenó que el oficial del SIS saliera de la oficina por razones de privacidad y que “cuidara un poco de la mierda”. Me encaró y comenzó a gritar sobre los terroristas y de como los odia.

Wilcox en este punto perdió su mierda y grita en mi cara “mataste a mis hijas” en este punto, él era salvaje y parecía delirante. Le pregunté si un anarquista había matado a sus hijas. Cuando lo estaba perdiendo, amenazaba con todo tipo de vigilantes de la justicia de que me iban a violar y matar. Hizo un ruido de gorgoteo y me escupió, me empujó y comenzó a atacarme.

No soy un tipo duro, pero hice boxeo durante aproximadamente 15 años y acabamos de ver lo que los cerdos le hicieron a Herman. Sentí que me iban a matar aquí y ahora antes de mi traslado. Así que me defendí … y le devolví el golpe, puedo decir que ningún golpe en el mundo se sintió tan bien.

En ese punto entraron los matones (4 guardias) Me puse las manos sobre la cabeza y me sacaron y, mientras estaba en el suelo, me patearon la cabeza, el estómago, las costillas y me dijeron que iban a matarme y que solo debía morir.

Me pusieron en una cama de restricción de 4 puntos. Fue como ser crucificado y me dejaron por 7 horas sin atención médica en mi propia sangre y orina. Mi cara era irreconocible, mis gafas robadas (todavía no tengo gafas), mis muñecas todavía están adormecidas y es difícil para mí escribir cartas.

Esto me llevó a una horrible a un trauma de mierda de 5 días. Me transfirieron a la USP Florence (sin autorización del BOP) y me mantuvieron en una celda con un inodoro que no funcionaba tapado con la mierda de otra persona, las luces estroboscópicas en lo alto. Negándome el correo y el acceso a mi abogada (ella también estaba solicitando poder verme). Cuando la enfermera vino a brindarme atención, los guardias le negaron la visita y no la dejaron que me revisara diciendo “él es malo y no merece atención” SIS me llevó a una habitación y me obligó a firmar una deposición. Dijeron que no se me permitiría acceder a mi abogado a menos que lo firmara y que me quedaría en esa celda. Dejé en claro que estaba firmando bajo coacción.

No sabía que mi equipo estaba luchando por mí y me sentía bloqueado todo el tiempo, nadie se enteraría, pero la gente que estaba dentro tenía me apoyarían y un mensaje fue enviado antes de que apagaran las computadoras. Si mi equipo no hubiera estado presionando la prisión, podrían haberme seguido torturándome durante semanas, podrían haberme hecho cualquier cosa. Sin querer lidiar con el desastre, Florence decidió que me necesitaban y después de 5 días me enviaron a SHU a la USP Leavenworth. Me senté allí, todavía bajo el control de Florence, quien me quitó las visitas, restringieron la comunicación con mi familia. Llevo 140 días aquí mientras Florence intentaba construir un caso. El FBI finalmente me notificó que librarían el caso debido al comportamiento del Teniente. Pero el BOP obtiene su libra de carne. Acabo de recibir una nueva acusación por “el caso de asalto menos grave” según la BOP. Todo es una mierda, afirman que ataqué a Wilcox durante una entrevista en lugar de que me arrastraran a un armario de escobas y me asaltaran.

No tengo esperanza alguna de que pueda discutir nada en mi audiencia disciplinaria. Esto es algo que los prisioneros tienen que sufrir una y otra vez. Las audiencias disciplinarias son básicamente de teatro. Los presos sin pruebas son castigados una y otra vez. Me considero afortunado de poder tener una voz a través de esto. Muchos presos que son agredidos no tienen recurso alguno ni protección. Me gustaría tomarme un momento y notar que, y si nosotros, como comunidad, apoyamos la abolición de las prisiones, también debemos reconocer que no porque le ocurre a nuestros compañeros no les hace más importante que el abuso a TODOS los presos que no tienen apoyo.

Espero que se confirme la acusación. El BOP ha declarado que quiere enviarme a la CMU (unidad de gestión de comunicaciones) que dicen que nunca volveré a caminar otra yarda durante el resto de mi tiempo. Esperando para ver a qué horrible lugar me mandan.

He pasado 250 o más días de los últimos 2 años en completo aislamiento y comienza a joderme por completo. Odio a este pedazo de mierda (Wilcox) y espero que experimente cualquier desgracia que el universo le envíe. Debido a él, cada vez que un policía me toca, todo se pone rojo y ni siquiera puedo pensar. Gracias a todos por el correo, los libros y los fondos … este ha sido y será un camino difícil y todo el amor ha sido increíble. Hasta que todxs seamos libres.

E.C.I.M.E
EK (A) (///)

p.l.f.

Nota: Recibimos este texto, el cual fue publicado en la Revista Anarquista N°3 “Kalinov Most”.

“Los humanos son una enfermedad. Son el cáncer de este planeta. Son una plaga. Y nosotros somos la única cura”

(Agente Smith-Matrix)

En su momento ya bosquejamos una crítica (1) a la tendencia ecoextremista y a varios de sus derivados, particularmente sobre aquellas características autoritarias y la defensa a un pensamiento sagrado cuasi-religioso que, como antiautoritarixs, tanto asco nos produce.

La elaboración de aquel artículo buscó centrarse principalmente en aquellos aspectos que nos parecían claves a profundizar para develar la reproducción de aquello que despreciamos profundamente, pero sin lugar a dudas no fue lo único que se ha escrito. En simultaneo, desde distintos territorios, se ha seguido reflexionando y criticando a la especificidad del ecoextremismo(2) en sus distintas versiones. Escritos que lejos de buscar mostrar un anarquismo bueno, positivo o ciudadanista, persiguen afilar el ejercicio de praxis anárquica ofensiva.

En este escrito buscaremos profundizar sobre otro aspecto que podemos identificar en esta misma tendencia, pero que para ser honestxs, también la excede con creces. No nos centraremos en algún grupo, revista, página web, publicación o sigla promocional en específico sino que a una forma de comprender y de referirse sobre este mundo. Estamos hablando de la tendencia misantrópica y sus derivados.

No es menos cierto que a la hora de abordar estas temáticas una sensación de absurdo nos invade en el propio ejercicio de plasmar en el papel y sistematizar aquella serie de ideas, visones o sentires que se manifiestan contrarios a la humanidad y al ser humano(3). De cualquier forma, nos esforzaremos ya que consideramos relevante la arista misantrópica, debido a las innumerables tensiones generadas al interior de espacios anárquicos y la expansión de estos planteamientos como supuesta radicalidad.

Se hace necesario constatar la amplia – más no profunda- difusión de esta tendencia representada, principalmente, en consignas de lugares comunes tales como: Humano Plaga, Humano Basura o Anti-humano. Estas expresiones son posibles de observar en discursos, textos, músicas, consignas, rayados callejeros, murales, actitudes, comentarios, entre tantas otras cosas. Sumado a la difusión de la fraseología en cuestión, es posible observar cierta lógica de desprecio por cualquier sujeto ajeno a lxs misántropxs, como también una desproporción a la hora de ejercer violencia aduciendo únicamente la condición de “humano” del adversario como argumento para incrementar la escala de confrontación, expresiones que se pueden observar tanto en situaciones cotidianas como en ataques indiscriminados.

La misantropía ha encontrado cierta aceptación en algunos de los espacios antiautoritarios en Chile, México, Argentina y España, por mencionar algunos lugares. Desde este espacio buscamos aportar a discutir y profundizar el tema para superar aquellas posiciones y estéticas de pretendida radicalidad que se expanden en medio de la falta de reflexión y escasa proyectualidad, haciendo que se digieran discursos como si de comprar las últimas mercancías de moda se tratase. Nuestro interés no lo ocultamos: buscamos que estas palabras se traduzcan en un aporte a la destrucción de este mundo, el ataque a la autoridad y la cualificación de nuestras negaciones.

¿Misantropía?: ¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo?

Para evitar confusiones y buscando aclarar el punto que nos interesa reflexionar, vale la pena señalar que no nos referimos en ningún caso a la crítica a la tecnología, la civilización, el rechazo al especismo o antropocentrismo. Cuando nos referimos a las tendencias misantrópicas, necesitamos hacer una pausa para explicar su definición desde lo simple a lo complejo.

La misantropía puede ser definida etimológicamente desde el griego “miso”: “yo odio”, y “anthropos”: “hombre, ser humano”. Esta explicación, si bien nos da una importante pista, requiere ser profundizada ya que las palabras y sus significados poseen una trayectoria, uso, reapropiaciones y apropiaciones por parte de quienes la usen. Las tendencias misantrópicas no se refieren al rechazo de individuos concretos, a sectores, posiciones, actitudes, dinámicas de individuos o estadios de la humanidad, sino al ser humano en su conjunto. La humanidad en su totalidad y con cada una de sus expresiones es comprendida como algo despreciable que amerita el completo rechazo y negación.

Lejos de ser un pobre guion de película extraterrestre de bajo presupuesto, las ensoñaciones en que se expresa la misantropía dicen relación con el exterminio y la destrucción de la humanidad. En la actualidad, podemos encontrar referencias a estas posturas dentro de entornos ácratas, donde buscando dar un falso “salto”, ya no se plantean el combate al Estado, la autoridad o el dominio en su conjunto, sino que a la humanidad. Esta supuesta radicalidad se encuentra plagada de lugares comunes que no solo no profundizan nada, sino que comparten y coinciden en análisis con sectores históricamente reaccionarios. Puede que estas expresiones sean completamente irrelevantes, a pesar de su extensión y nulo desarrollo, pero aun así tampoco podemos negar las referencias continuas que se hacen en varios círculos de compañerxs que, sin mayor profundidad o, inclusive, comprensión a la hora de repetir poses y consignas, posibilitan posiciones reproductoras de la autoridad que varixs combatimos.

Reciclando lógicas del dominio y la autoridad

Las expresiones misantrópicas han terminado reciclando los métodos del autoritarismo más clásico. Desde hace siglos, Tomas Hobbes ha sido uno de los autores y piedra fundamental para legitimar algunas figuras de autoridad, tal como el Estado o la propia sociedad. Hobbes acuña el conocido razonamiento de que “El hombre es el lobo del hombre”, para hablar de una supuesta naturaleza humana intrínsecamente dañina y en conflicto entre todos los sujetos. Ante este escenario se haría imprescindible conformar una institución que permita arbitrar las hostilidades permanentes del ser humano y los individuos. Es así como el Estado se levanta como parte del gran contrato social. Los discursos más conservadores y clásicos son repetidos rítmicamente por los misántropos, la “naturaleza humana” es dañina y nefasta en sí misma. Compartiendo el diagnóstico dan una vuelta en la solución, ya no es necesario un Estado para constituir la sociedad, sino que la única solución posible y deseable es la destrucción de la humanidad para acabar con “todo mal”.

Al esencializar y naturalizar conductas se busca totalizar mediante concepciones morales para legitimar cualquier posición. Esta falacia se ha usado continuamente para construir o enarbolar distintos “proyectos” de sociedad o, en este caso, de exterminio de especie. Que el ser humano sea malo o bueno, es simplemente un mito filosófico para buscar construir proyectos, estructuras o designios, transformándose en el placebo y coartada justificativa de cualquier quehacer.

Las expresiones totalizantes sobre la humanidad de lxs misántropxs se reiteran desde distintos argumentos encajando perfectamente con lo planteado por Thomas Malthus. El diagnóstico parece que vuelve a compartirse con aquellos iconos del autoritarismo. La tristemente célebre teoría malthusiana, se cimienta en una supuesta ecuación que ha calado fuertemente en el llamado “sentido común”, donde se indica que el crecimiento de la población humana solo traería un empobrecimiento de la misma, llevando a su pronta extinción en la miseria. Malthus, cual Nostradamus, llegó incluso a indicar como fecha para la extinción de la humanidad para 1880 por la devastación de los recursos.

La lógica nos puede sorprender por lo familiar que suena con las expresiones misantrópicas y afines, pero, ya en su momento, Malthus proponía evitar el fin de la humanidad combatiendo la sobrepoblación, instando a los distintos Estados a tomar medidas sobre el control de la natalidad.

El control de natalidad por parte del Estado, ha tenido sus expresiones más brutales con la esterilización forzada de mujeres en distintos momentos históricos en todo el planeta, el cruce entre patriarcado, malthusianismo y dominio parece ser perfecto. Solo por nombrar algunos periodos de aquella brutalidad podemos encontrar la campaña lanzada por Alberto Fujimori en Perú, donde miles de mujeres indígenas fueron esterilizadas a la fuerza a finales de los 90 o en las distintas regiones de África, donde ha sido una medida recurrente cada tanto sobre las mujeres, a veces forzada y otras tantas mediante enormes campañas mediáticas y gubernamentales. La lógica es la misma: esterilizar a los pobres para combatir la pobreza de la humanidad. Celebraran los antihumanos: menos personas, menos humanos que pueblen la tierra. Pero las premisas malthusianas obvian un hecho relevante y evidente, mejor dicho, lo naturalizan desde su propia lógica: la saturación del medio ambiente, las miserias, el saqueo y depredación de los “recursos” no se debe ni relaciona exclusivamente a la extensión de la población humana (consecuencia del avance de la civilización), sino también, y sobre todo, a su distribución (4). Es solo así como se puede explicar la cantidad de mercancías, bienes y alimentos que son destruidos día a día, que se acumulan y botan para mantener una creciente demanda con una baja oferta, factor fundamental del mercado.

El parecido similar de la lógica argumentativa entre las posturas misantrópicas con las de Malthus nos parece evidente, aun cuando generen conclusiones dispares. Para mantener la humanidad y sus recursos es necesario disminuir y controlar a la población más pobre/para el bienestar de la tierra es necesaria la destrucción de la humanidad, ya que ésta –por esencia-la depreda. Pareciera ser que las prácticas misántropas le hacen un flaco favor a esta forma de comprender el mundo: el problema se reduce a la cantidad de humanos.

Pero no solo el control de la natalidad se puede situar como un mecanismo por parte del dominio para manejar la población humana, también las grandes guerras han sido estudiadas y comprendidas además de pugnas de intereses, territorios o dominio por parte de los Estados, también –en un segundo orden- como una forma de mantener el control de la población que, cual mercancía transable en el mercado, tiene que ser destruida tras su acumulación para volver a reactivar la economía y los procesos productivos.

Las mismas expresiones, funcionamiento y lógica la podemos encontrar en el darwinismo social o en los planes eugenésicos. La especie humana se ve desde una óptica de totalidad que tiene que ser manejada, moldeada, destruida o proyectada por parte de aquellxs que se sitúan ajenxs, por sobre ella, para definir cuál es el bien, ya no solo del individuo, su entorno, la sociedad, sino de la especie completa o el planeta.

Hasta aquí hemos podido ir viendo cómo las posturas misantrópicas se han nutrido según dos órdenes de idea. Por un lado, adjudicar a la raza humana y su “naturaleza” todos los males posibles y, por otro lado, el inherente daño que como especie trae su sola existencia en el medioambiente. Es desde ahí que se levanta un rechazo al concepto de humanidad, rechazo que generalmente es más retórico que real, pero que algunas veces tiene sus repercusiones en prácticas reales que van desde el ataque indiscriminado o el desprecio absoluto por cualquier sujeto o expresión ajena al círculo inmediato.

Rastreando los recorridos de estas posturas misantrópicas, supuestamente nuevas y extremas, nos hemos podido encontrar con bizarras agrupaciones que desde hace años vienen promulgando en su delirio los mismos lugares comunes. Es así como “la Iglesia de la Eutanasia” o el “MEHV” (5) han desarrollado innumerables campañas y “activismo” compartiendo varios planteamientos de las actuales tendencias misantrópicas. No muy distintas de la cantidad de sectas religiosas que, imbuidas por delirios mesiánicos, se sitúan como los salvadores de la tierra desatando suicidios masivos o ataques indiscriminados a “los humanos”. Estas expresiones serían solamente una anécdota si no tuvieran directa implicación en cómo nos planteamos hoy por hoy la lucha, el combate, el enfrentamiento y, sobre todo, hacia donde apuntamos para el ataque. Las referencias antihumanas pueden dar para bastante, por no decir todo, tales como la celebración de huracanes, tempestades, tsunamis, hambrunas o tiroteos en colegios. No nos sorprendería el enaltecimiento del tristemente célebre Carl Panzram, asesino, violador y torturador en serie durante 1920 en EEUU, quien reconoció que sus decenas de víctimas fueron elegidas aleatoriamente y al azar: “sólo importaba que fueran seres humanos (….) Odio a toda la raza humana. Disfruto matando y violando gente”, diría en su autobiografía. Sin lugar a dudas, poco de revolucionario, destrucción de la autoridad o liberación nos da estas expresiones, pero bastante de misantropía y rechazo a los seres humanos.

Por la permanente necesidad de afilar nuestras negaciones

Creer en dogmas inamovibles, permanentes, perpetuos para la destrucción del dominio es, simplemente, construir nuevos muros y estructurados esquemas que, como camisa de fuerza, comienzan a apretar solo cuando nos movemos.

Ante esta premisa, se nos plantea la urgente realidad de hacer nuestra la crítica permanente, sin quedarnos tranquilxs con las viejas consignas y modelos de lucha, pero también rescatando su experiencia, es que no nos interesa caer en el “consumo” de cualquier idea que revista cierta estética radical. Creer que las posturas misantrópicas son radicales por sus aspiraciones es simplemente desconocer el significado de radicalidad, que dice de apuntar a la raíz del problema. Pues entonces, la sola pregunta comienza a resultar absurda ¿Es la “Naturaleza” humana la raíz de la dominación? ¿Para liberarnos de la autoridad y las relaciones de autoridad resulta deseable la extinción de la raza humana? Rechazamos los presupuestos misantrópicos por distintos motivos, además de la fuerte rima que tiene con conductas autoritarias de distintos periodos, creemos que situar una postura de lucha en base a un componente biológico nos hace caer en un determinismo aberrante, muy superior a aquellos que ya habíamos desechado. Para ahondar más en específico: el obrero no es revolucionario per se, ni la mujer, ni el inmigrante, ni el negro, como tampoco es el hombre o el blanco el opresor en sí mismo, sino que son las condiciones sociales en las que se han desarrollado y la decisión de cada individuo, sector o grupos las que lo hacen ocupar un lugar en la sociedad y en la red del poder: o mantenerlo o negarlo. Los determinismos biológicos solo nos pueden producir nuestro máximo rechazo porque restringen en nuestro análisis la voluntad del individuo a un mecanicismo básico, torpe y simplista, que impide comprender el complejo funcionamiento de la autoridad y, al mismo tiempo, coartan cualquier posibilidad de luchar, de confrontar y atacar el mundo de lxs poderosxs.

Situar una crítica al ser humano como especie, es naturalizarlo con determinadas características, totalizando a todos los individuos y eliminando completamente la voluntad, la decisión, la iniciativa individual y la posibilidad de ruptura que estos puedan tener. Pero además nos encontramos con una paradoja fundamental, que deseamos abordar con seriedad para superar la clásica reacción que, en más de alguna ocasión, se ha escuchado: “Que se suiciden ellos si son tan antihumanos”. La paradoja en cuestión dice relación con responder la siguiente interrogante ¿Desde dónde se desarrollan las posturas misantrópicas?, ¿Quiénes las levantan? No nos referimos a supuestas teorías de la conspiración que observan los tentáculos de la policía en todos lados, sino que, teóricamente, estas posturas de rechazo al ser humano se enajenan de su condición humana situándose como juez o árbitro en el conflicto. Ridículamente evidente es el hecho de constatar que quienes desarrollan las posturas misantrópicas son seres humanos. Pues entonces, ¿Cómo se explica tal paradoja? ¿Cómo es posible que se desarrolle? Creemos que el comprender que existen animales humanos y animales no-humanos permite y posibilita situarnos de una forma distinta con el entorno y resto de seres vivientes, donde todxs somos animales, pero las posturas misantrópicas no hacen referencia a estas comprensiones, sino que sostienen que es el animal humano el que tiene que desaparecer. El único malabar teórico/filosófico que puede ser esgrimido entonces, es el argumento de autoridad, donde, para elaborar estas posiciones, sea una necesidad el enajenarse del intrínseco mal que ven en el ser humano, para así sentirse afuera y ajenos a esta realidad. Esta enajenación de una condición biológica es, entonces, una forma cuasi religiosa de plantear autoridad para desarrollar la crítica. Algunas corrientes dentro de las posturas misantrópicas deciden agregar el calificativo “humano civilizado”, intentando, supuestamente, situar las características específicas que se rechazan, pero prontamente reiteran sus totalidades contra “lxs humanxs” y, de igual forma, repiten las mismas lógicas que cuestionamos anteriormente.

En estos momentos se hace urgente que nuestra crítica sea permanente, buscando siempre agudizar nuestra negación a lo existente, superando las aparentes radicalidades, las novedades que buscan ofertarse en el nuevo supermercado de las tendencias, para así comprender y profundizar el conocimiento del dominio y las formas de atacarlo.

Por una praxis destructiva

Las continuas referencias a la naturaleza salvaje, a animales, no nos son ajenas, las hemos usado y seguimos usando en más de alguna ocasión, tanto en referencias literarias u otras, pero muy distinto es distinguir un binomio de “humano: malo” / “animal: bien”, y desde ahí situar una práctica política de lucha.

Para nosotrxs, la búsqueda de automatizar las relaciones, las experiencias, la normalización y esquematización de estas mismas, el encausar y degradar la vida a una repetición, no lo genera alguna esencia del ser humano, así nos lo ha demostrado la práctica cuando hemos observado distintos pueblos indígenas, cuando observamos las distintas posibilidades que han surgido a lo largo de la historia en las formas de relacionarnos, la creación de inciertos mundos nuevos, la experiencia y afinidad gestadas en la misma revuelta y conflicto, en distintos momentos, lugares y personas que nos recuerda y muestra que la capacidad creativa descansa en nuestras manos y no en una repetitiva condición “natural”.

Mijail Bakunin señalaba hace varios años que “El Estado es la negación de la humanidad”(6), aquella estructura e institución donde la autoridad se cristaliza con el dominio político sobre la vida de los individuos, es la que busca atacar y asfixiar cualquier rasgo o expresión humana, pero evidentemente para nosotrxs, y con la correspondiente extensión del dominio, es que el Estado lo podemos comprender solo como una expresión más del dominio y no su única forma.

Podemos ver distintas aristas que se superponen en la conformación de relaciones de poder, es así que varixs compañerxs han situado a la civilización como otra arista clave para comprender la articulación del dominio. Durante los 1970, Ted Kazynsky ya señalaba a la sociedad tecnoindustrial como la constructora de las miserias hacia la humanidad y no a la humanidad en sí misma como el enemigo a atacar. “La Revolución Industrial y sus consecuencias han sido un desastre para la raza humana. Ha aumentado enormemente la expectativa de vida de aquellos de nosotros que vivimos en países «avanzados», pero ha desestabilizado la sociedad, ha hecho la vida imposible, ha sometido a los seres humanos a indignidades, ha conducido a extender el sufrimiento psicológico (en el tercer mundo también el sufrimiento físico) y ha infligido un daño severo en el mundo natural. ” (7)

¿Es la sobrepoblación de la humanidad y su consecuente devastación ambiental un problema intrínseco a la especie humana? Claramente la conformación de grandes ciudades, el desarrollo de la tecnología, la ciencia, la lógica del progreso son elementos constituyentes de la civilización y un modo de vida que la alimenta, permitiendo y alentando la devastación ambiental, al considerar la tierra y el planeta como un recurso más que acumular y acaparar. Las ciudades, como construcciones, como lugares geopolíticos, nacen, se desarrollan y se fortalecen en post de hacer más eficiente el domino y conseguir mayores ganancias en su administración, de ahí que nuestra crítica al urbanismo tiene que ser destructiva en su totalidad. Pero es necesario subrayar que el problema no es la sobrepoblación, sino que ésta es solo una consecuencia de un sistema de vida que la produce y reproduce. En este sentido, siempre resulta válida la decisión de compañeras antinatalistas y el legítimo control sobre sus cuerpos como aspectos fundamentales para la recuperación del control sobre nuestras vidas, posiciones diametralmente distintas a la esterilización forzada y al control de la natalidad por parte del Estado. Acá no se trata de un culto a la vida o un humanismo renacentista, sino de saber afilar la crítica para identificar, no solo lo que nos oprime y su lógica, sino también nuestra capacidad de combatirla y no reproducirla.

Es en este mismo sentido que resulta relevante y un tanto majadero, que no se trata entonces de situarse en la “hermandad universal”, la fraternidad con cualquier sujeto, sino volver a valorar las decisiones y posiciones de los individuos y no alguna adscripción biológica y la valoración moral de su supuesta “naturaleza”. Solo así podemos comprender a lxs ciudadanxs y su pensamiento como sujetos con una posición específica y concreta en defensa de este mundo y sistema de vida, nuestro rechazo a su lógica viene justamente a sus posiciones, no a su “especie”, lo que equivaldría a ponernos a nosotrxs mismxs en un lugar distinto.

Es entonces que las represas, los tendidos eléctricos, las tóxicas metrópolis invadiendo cualquier rincón de la tierra, el horizonte plagado de edificios, las carreteras irrumpiendo en cualquier distancia, los psiquiátricos, cárceles y zoológicos, la locura y enajenación de nuestras propias vidas, las torturas de animales en laboratorios, la devastación de la tierra, la normalidad de cementerios, la realidad asfixiante de mierda, la lógica del progreso y la ciencia que nos sitúa como especie central, no son ni inherentes ni “naturales” a la humanidad, sino que expresiones claras y concretas del dominio, la autoridad y el ejercicio de poder. El ataque, entonces, se hace no solo necesario sino que urgente para demoler este mundo.

¿Hablamos entonces de promesas y construcción de un futuro? Pues desde el nihilismo se desprende un considerable aporte en este sentido, donde ya no se trata de presentar proyectos de mundos futuros, de esperanzas y/o alternativas que ofrecer. La conflictividad ácrata nace de la negación y confrontación de este mundo, de su oposición y rechazo completo y absoluto, sin ofrecer necesariamente una propuesta alternativa pauteada, pero también constata un hecho innegable, donde de lo que sí estamos segurxs es que en nuestras manos siempre se encuentra la capacidad creativa/destructiva para forjar nuevas relaciones y mundos posibles, del resto, solo nos espera lo desconocido y a lo que venga!

(1) Tendencias salvajes misantrópicas: otras expresiones de autoritarismo y de pensamiento sagrado. Kalinov Most # 1, octubre 2017, pp 35-40

(2) Against Eco-Extremism : Mirror image of Civilisation & Religion.

(3) Las referencias que realizamos respecto a la “humanidad” para nosotrxs tiene relación con el conjunto de seres humanos y no a alguna abstracción del concepto que lo sitúe como un ente totalizante y homogeneizador por encima de los individuos y sus particularidades. No buscamos levantar una ensoñación por sobre otra.

(4) Necesario es reconocer el real y evidente aumento de la población humana sobre la tierra, pero la depredación y saqueo ambiental estaría más relacionada con el sistema de vida y orden social que extiende artificialmente la vida, teme a las enfermedades y muertes, más que solamente con el número de habitantes sobre el planeta. Creer en una relación directa entre individuos y consumo de recursos es partir de la base que el sistema satisface las necesidades de todos los sujetos que pueblan la tierra sin ver la acaparación y acumulación, elementos fundamentales de nuestra realidad. Por otra parte imprescindible es situar a la industrialización, su consumo desenfrenado e infinito que ve necesario devastar la tierra para mantener el frenético y absurdo ritmo de vida actual.

(5) Movimiento por la Extinción Humana Voluntaria

(6) Bakunin, Mijaíl. 1997. Dios y el Estado. España: El Viejo Topo, p. 68.

(7) Kaczynski, Theodore. La sociedad industrial y su futuro., tesis #1.

La degradación de la vida y la tierra acarrea un estallido de ira y rabia, estallido que alerta y mantiene en suspenso a aquellos que con la explotación y asesinato de miles de seres enriquecen y engrosan sus cuentas en el banco y sus bienes materiales tal es el caso de la industria distribuidora avicola PATSA con sucursal en la calle Lázaro Cárdenas Oaxaca, a la que en la la madrugada del 12 de diciembre atacamos con 2 artefactos de fabricación casera, uno explosivo y uno incendiario los cuales se detonaron en el lugar causando daños leves, dejando en claro que no sera la única vez que se ejecutaran acciones violentas en contra de quienes lucran con la vida de la tierra y seres vivos….

Con esta acción nos adherimos a al llamado por un diciembre negro recalcando la muerte de Sebastian Oversluij abatido a balazos por un cerdo fascista en un atraco a un banco en chile y también los 10 años de ke Alexandros Grigoropoulos fue asesinado en las calles barrio de Exarchia, Grecia, el año 2008 y no dejando atrás la muerte de Kevin Garrido en una cárcel chilena …..

También es parte de una coordinación en varios estados del país en la ke se hace respuesta al llamado de agitación por el g 20 y la solidaridad con el montaje a los compas secuestrados po el estado argentino.

TOTAL COMPLICIDAD CON TODOS LXS QUE DIRIGEN ATAQUES CONTRA ESTA ESTA MEGAMAQUINA
TOTAL COMPLICIDAD CON LOS COMPAÑEROS EN FUGA Y EN CLANDESTINADAD EN MEXICO Y EL MUNDO
POR LA LIBERACION TOTAL Y LA DESTRUCCION DE ESTA MEGAMAQUINA…

CELULA GUERRA Y SABOTAGE INCENDIARIO, F.L.A. F.L.T.

En respuesta a la convocatoria de agitación contra el g20 colocamos un artefacto explosivo en la xv legislatura del estado de quintana roo con sede en Cancún para así demostrar que la solidaridad no es solo un parafraseo de consignas porque también con este ataque nos hermanamos en la acción con lxs compas detenidos en argentina producto del show mediático al que nos quieren acostumbrar sepan que su asqueroso paraíso turístico no nos impedirá lanzarnos a la acción.

contra el g20 y en solidaridad con lxs presxs argentinxs

liberacion total

Células de ataque contra la devastación de la tierra

Traducción al español del texto “Individualidad y afinidades electivas”, a cargo de Juan de la Tierra. Aparecido en la publicación estadounidense My Own #23.


El hecho es que, lejos de ciertas experiencias libertarias, la mayoría de grupos revolucionarios han sido fundados a expensas de la individualidad de sus miembros. Ese fue prácticamente el acuerdo: Eficiencia a precio de la pérdida de la individualidad. Y la historia del siglo XX ha demostrado suficientemente los extremos criminales a lo que esto puede llegar. De hecho, es solo teniendo una perspectiva que reconozca la verdadera dimensión de los sentidos y los sentimientos como se puede evadir el sacrificio de la individualidad. Lo que quiero decir es que ¿en nombre de qué racionalidad justificarías la aberración de la individualidad? Contrariamente, si el mundo de los sentidos y las emociones existe como tal, nada te permitiría reducir tu individualidad. Bajo ésta idea, cualquier proyecto colectivo que no tome esto en cuenta se vuelve inaceptable. En el fondo, es siempre la misma pregunta que los románticos alemanes levantaron con tanta intensidad “¿Cómo vivir?”: y su respuesta fue la afinidad electiva.

De la Publicación My Own #23, Estados Unidos.

Traducido por Juan de la Tierra

Escrito realizado por Kuche Negro donde se aborda la actual artimaña del gobierno de la “Cuarta Transformación” para recuperar historias de lucha y experiencias radicales, de claro signo anarquista, para la construcción de “las verdades historicas” que den peso a su discurso populista. También pasó lo mismo con la indigna reutilización del título del periódico Regeneración como vocero de MORENA. También denuncia la responsabilidad directa de una Diputada del citado Partido/Movimiento en la represión en la Comunidad Oaxaqueña de Eloxochitlan y el encarcelamiento de Miguel Peralta Betanzos. Tomado de Hey Wild!


 

   El Estado en apoyo de la academia, a forma de legitimación del primero han ido apropiándose de la historia de personajes o movimientos críticos a este, resignificándolos o quitándoles su carga histórica, para dar cuenta de un gobierno democrático. Esta situación se ve muy clara en el abordaje institucional de los hechos del 68, como parte de la antesala a la entrada de la “cuarta transformación”, en donde hoy a cincuenta años de este suceso, han sido montadas en varias partes del país obras, exposiciones gráficas o fotográficas, debates y foros, en algunos casos con sus protagonistas, para hablar de la importancia del movimiento. Muchas de estas llevadas a cabo en espacios institucionales y financiados por el Estado.

Este mismo proceso, pareciendo lejano para el anarquismo ha estado ocurriendo en los últimos años, de forma sutil y gradual. Cabe aclarar, que esto no debe confundirse con las actividades o jornadas realizadas por anarquistas dentro de espacios académicos. Tal proceso, ha ocurrido principalmente en lo que concierne al rescate de la memoria histórica, si bien, ésta ha sido preservada en archivos históricos (obviamente al resguardo del Estado), ha sido la labor de la gente que entra en estos espacios sin la intención de monopolizar la información dentro de la academia, y que por el contrario, la distribuye por otros medios haciendo aportaciones importantes, permitiendo la recuperación de documentos para comprender las transformaciones del anarquismo en el país. De igual forma, se encuentra el aporte de espacios independientes como la Biblioteca Social Reconstruir, que ha mantenido a su resguardo documentos valiosos o de colectivos e individualidades que han hecho lo propio a partir de sus posibilidades. Todos estos esfuerzos, han creado la basta bibliografía que permite entender el devenir histórico de los anarquismos actuales.

Sin embargo, a la par de los esfuerzos de lxs anarquistas en la construcción de la historia del anarquismo que les antecede, el Estado ha comenzado a monopolizarlo e institucionalizarlo por medio de charlas o ciclos de conferencias, y más recientemente con la exposición “Anarquistas”, la cual presenta artículos personales, periódicos, fotografías entre otros documentos de los hermanos Flores Magón, mostrando un poco su vida íntima desde su juventud hasta sus últimos días. La exposición tiene como sede el Monumento a la Revolución y fue inaugurada con descendientes de algunos de ellos, contando incluso con la compañía de funcionarios de la secretaria de cultura de la CDMX. Como anarquistas no debería de asombrarnos estas estrategias por parte del Estado, la cooptación del ideal libertario y su reconfiguración para sumarlo al viviente ciudadanismo actual, ha sido, es y será una de sus tantas tretas para apaciguarlo, dándole una bonita imagen y volviéndolo acrítico.

Tan sólo hay que ponernos a pensar lo siguiente: la exposición en sí misma es todo lo contrario a los ideales anarquistas de quienes presentan, al menos de Ricardo y de Enrique, porque Jesús a quien exponen como anarquista igual que sus hermanos, formó parte del gobierno de Francisco I. Madero, traicionándolos en buena manera. Por otra parte, la exaltación de la figura de Ricardo no es algo nuevo, pues hace unos años el gobierno sacó una moneda conmemorativa con su rostro, siendo esto algo curioso, cuando él mismo en vida decía: “solamente los anarquistas, sabrán que somos anarquistas y les aconsejaremos que no se llamen así para no asustar a los imbéciles”. Y así pues, lxs actuales imbéciles, ya no tan timoratos, ensalzan la imagen de los Magón volviéndose pregoneros oficiales de una de las tantas historias del anarquismo; son los que ahora saben y discuten de anarquistas.

Nosotrxs como ácratas reacios aceptar estas farsas, pero también críticos a idolatrías de personajes, repudiamos este tipo de artimañas del Estado que sólo buscan disfrazar al anarquismo como una corriente amigable y compatible con la democracia, cuando históricamente se ha caracterizado por un uso de la violencia cuando se vuelve necesario e impulsora de propuestas que rechazan cualquier forma de explotación. Imagínense nada más que esta exposición está a un lado de la sala dedicada a Madero, quien hoy en día es una de las figuras representativas de las transformaciones “democráticas” en México.

Actualmente Eloxochitlán comunidad de Oaxaca, lugar de nacimiento de los Flores Magón, es escenario de una disputa entre su asamblea comunitaria y lxs caciques de la zona por la determinación de lxs primeros de tener autonomía en su comunidad, buscando la expulsión de partidos políticos; hecho que le molesta a lxs caciques y políticos de la zona, que al fin de cuentas son los mismos. Quienes sus filas se encuentra Eliza Zepeda Lagunas, actual diputada de MORENA, quien está apoyando abiertamente la represión y persecución contra lxs miembros de la asamblea llevando a varios al encarcelamiento. Entre ellxs a Miguel Peralta compañero afín al anarquismo, a quien le han dictado una sentencia de 50 años por tentativa de homicidio.

Parece irrisorio que Ricardo Flores Magón haya muerto encarcelado en su lucha contra el Estado, y que hoy en día personas de la misma comunidad que luchan por lo mismo estén presas o muertas; y más aún que ahora el Estado celebre el anarquismo por medio de una exposición que anuncia con bombos y platillos. Finalmente este montaje no es más que una burla.

Kuche Negro

Traducción ingles-español realizada por Juan de la Tierra  del texto “Soledad, relaciones y sociedad” aparecido en la publicación estadounidense My own #23


Frecuentemente disfruto de mi soledad. Tiempo en solitario, lejos del parloteo humano, tiempo para pensar, contemplar, soñar despierto, dejando que mi mente viaje o vacíe su belleza en mí. Camino solitariamente en un bosque, donde los únicos sonidos perceptibles son el susurro de un arroyo, el canto de las aves y los lloriqueos de las ranas, la hermosa y caótica música que los vientos logran tocar en las ramas de los arboles… esto me puede llevar el éxtasis. Muy a menudo soy ese lobo solitario que muchxs asumen como individualista, un egoísta tiene que ser (¡malditas etiquetas, malditos ismos, malditas asunciones!).

Pero inclusive en mi soledad, me estoy relacionando con algo. A veces con mis recuerdos o con mis fantasías, otras con las palabras que encontré en algún libro escrito por algún extraño, discutiendo ideas mientras tomo cerveza con unxs cuantxs amigxs y otras con el viento, los pájaros o los arboles…

El placer que siento al estar solo descansa precisamente en esas relaciones alejadas de tanta insípida convivencia humana. Estas relaciones que mantengo en mi soledad comparten una significante característica: son relaciones asociales.

También encuentro muy placentero el hecho de relacionarme con algunxs seres humanxs en específico: amigxs, espíritus afines, cómplices de divertidos y brillantes proyectos y momentos… inclusive con algún extraño que en vez de ofrecerte lo mismo de siempre, te acaba obsequiando un regalo maravilloso, lleno de sorpresas, salvajismo y belleza poética. Pero vuelvo a repetir, estas son relaciones asociales, que no están basadas en la necesidad, la economía o la supervivencia, sino que se levantan bajo la idea del deseo y el placer mutuo.

De la manera en que uso este término, las relaciones sociales son aquellas que son impuestas por la necesidad, por las convenciones, por los policías y ejércitos; siempre son relaciones no libres y usualmente son de servidumbre.

Pero todxs tenemos que comer, beber, encontrar un refugio donde protegernos de las inclemencias del clima y las cosas que nos pueden dañar. Éste es el reino de las necesidades y de la supervivencia, y de éste reino nadie escapa por completo. Desde mi propia perspectiva egoísta, me gustaría agregar un poco de condimentos Fourerianos a la sopa en el caldero. Fourier imaginaba la creación de asociaciones libres para conseguir el placer de los sentidos basados en una atracción personal, en una unión tan armónica que cada necesidad sería resuelta en abundancia. Fourier trabajó esto de manera sistemática y detallada. Yo desconfío de los sistemas, pero sí creo que lxs espíritus afines, lxs complices y amigxs pueden explorar diversas maneras de dar lo que de ellxs salga, dándole prioridad a la plenitud de la vida, dejando que las relaciones libres penetren y haciendo posible que el humor fluya, frente al estado de supervivencia en el que nos quieren ver sometidxs. Es con toda seguridad un área de exploración y experimentación que solo aparece cuando individuos únicxs, creativxs y llenos de voluntad se juntan para dar vida al disfrute mutuo.

De la publicación My Own #23, Estados Unidos.

Traducido por Juan de la Tierra

¿Cómo así, quién lo mató? Si los nombres y faces de los asesinos ya se
conocen … Los carniceros medios de comunicacion no han perdido tiempo
en transformar rápidamente el acontecimiento en espectáculo. La
exposición no sólo de quien lo agredió hasta el último suspiro como de
su familia, de las transexuales a quienes defendió, de su historia de
vida y una serie de informaciones, sólo sirven para crear una gran
cortina de humo. Ante esta situación vejatoria, dos años después de su
muerte, resulta indispensable narrar el acontecimiento desde abajo de
las garras de la dominación.

En una noche navideña nada pacífica, dos neonazis perseguían
transexuales que estaban dentro de la estación Pedro II con intención de
hacerlas lo mismo que hicieron con Indio. Eso sólo evidencia la
persistente busqueda contra quien libera sus deseos y voluntades y se
levanta ante la normalidad impuesta. Sin embargo, en una convicta
negación de la pasividad, el vendedor ambulante de 54 años decidió
firmemente defenderlas. Esta actitud le costó la vida.

La presencia de los guardias del metro y de los ciudadanos comportados
no ayudo y no sería diferente. Todos los días esa estación está llena de
autómatos ciegos por la rutina cumpliendo órdenes superiores. Luiz
Carlos Ruas, negro, trabajador autónomo, que mantenía su gana pan al
lado de fuera de la estación, en contra de ese marasmo habitual de las
ciudades, en su último día, como probablemente en sus tantos otros
anteriores, siguió instintivamente la procura de la libertad.

Un acto verdaderamente insurgente de solidaridad y acción directa, en
medio de una sociedad cada vez más domesticada que cierra los ojos para
la guerra instalada aquí y ahora. Una guerra contradictoria reforzada
por los agentes que igual a los agresores causaron la muerte de otro
hombre negro sin ningún cuestionamiento de esa sospechosa autoría. Son
estructuras todas programadas para matar y dejar morir.

La postura de la seguridad del metro no sorprende ni un poco. Se omiten
innumerables casos día a día, de acoso sexual contra mujeres, de
agresión contra personas que trabajan en los vagones del tren, palizas
contra personas que no son bienvenidas en ese ambiente y medio de
transporte que, a pesar de que pocas consiguen pagar para usar, todas
sufren los daños de la existencia de tal tecnología civilizatoria que
atenta contra la vida y la naturaleza. En las venas de la ciudad corre
la sangre derramada por las autoridades y sólo de esa forma se mantiene
esa arquitectura asesina.

Por lo tanto, al lado de Alexis Grigoropoulos, asesinado por la policía
en el gueto de Atenas en 2008, Sebastián Oversluij, asesinado por la
seguridad bancaria tras un intento de asalto en 2013, junto a tantas
otras personas que se atrevieron a buscar la libertad y por eso murieron
sin tener su nombre recordado, Luiz Carlos Ruas es uno más, más que vivo
en cada acto de inconformidad y rebeldía incontenida. Las autoridades y
la pasividad mataron a Indio.

LA UNICA MUERTE ES EL OLVIDO!
LUIZ CARLOS RUAS PRESENTE!
POR UN DECIEMBRE NEGRO!

Anarquistas

Aquí una reflexión escrita por Kuche Negrx sobre la caravana migrante que ha despertado y hecho visible todo el racismo, el clasismo, la xenofobia y el autoritarismo arraigado en el “cálido” pueblo mexicano, ese pueblo que se caracteriza por su cordialidad con  turistas y extranjerxs de todo el mundo, ¡claro!, siempre y cuando sean blancos y tengan dinero.Viene de HeyWild

¡Contra el nacionalismo, el racismo y el servilismo!


Hace una par de semanas, los medios masivos de comunicación le daban cobertura a una multitud de migrantes, quienes buscaban la entrada a México para atravesarlo y llegar a los Estados Unidos. Provenientes en su mayoría de Honduras con algunxs otrxs de países centroamericanos, usando la caravana como estrategia pudieron entrar al país, no sin antes pasar una bienvenida con la policía mexicana. Hecho que de forma general, fue muy mal visto por la sociedad mexicana.

Ya estando en el territorio, su recibimiento en Chipas se vio contrastado entre personas solidarias con ellxs, mientras que por el contrario otrxs se quejaban de su presencia. A los pocos días de su estancia ahí, el gobierno los roció de fumigante mientras dormían por la madrugada. En su paso por Veracruz la situación se fue complicando, se habla del secuestro de algunxs por parte de grupos del crimen organizado, desapareciendo a más de cien, principalmente mujeres y niñxs, no obstante, no se sabe la cifra verdadera o la verdad de lo que ocurrió. Lo único seguro es que la ruta por ese estado, es una de las más peligrosas para lxs migrantes, siendo uno de los puntos señalados donde ocurren con más frecuentemente este tipo de hechos.

De igual forma, se empezó a decir sobre la presencia de enfermedades entre ellxs como el paludismo o tuberculosis, generando aún más la estigmatización, pero ahora sobre sus cuerpos. Habiendo atravesado estas situaciones, la “sociedad civil” comenzó de forma general a cuestionarse sobre quienes venían en esta caravana y sobre su preocupación por que algunos de ellxs se quedaran a delinquir en el país, pues ciertamente lxs relacionaban con la pandilla de los maras.

Haciendo uso de su insolencia e idiotez habitual, Trump comentaba sobre la presencia de “árabes pero que no tenía pruebas”. Por su parte, el gobierno mexicano se mantuvo con el discurso de los derechos humanos. Finalmente pasando día de muertos lxs migrantes llegaron a la CDMX, de a raite y caminando, principalmente. En la caseta de San Marcos ya para entrar al Estado de México, comenzaban módulos de apoyo y de información, en donde les informarían sobre el albergue en un estadio a las afueras del metro ciudad deportiva

Siendo este espacio habilitado para los días de su estancia en la ciudad, en colaboración con la alcaldía de Iztacalco, derechos humanos, asociaciones civiles y la Cruz Roja comenzaron a dar soporte a los migrantes quienes llegaban por cientos desde el cuatro de noviembre y los días venideros. En este escenario, es donde se comenzaba a gestar o mejor dicho a mostrar de forma directa la xenofobia de lxs mexicanxs, pues si bien, desde su llegada se comenzó hablar mucho del ¿Por qué entraban de forma ilegal y violenta en el país?, pues en redes hubo imágenes de supuestos policías lesionados en su encuentro en la frontera sur, las cuales eran falsas pues eran de otros hechos (pero ¡que bien! por quienes les hicieron eso a los policías de las fotos). Siendo este sólo el principio de diversas generalizaciones mediáticas en las redes sociales, sustentadas por fotografías falsas o sacadas de contexto, posibilitando y dando el sustento al clasismo, xenofobia e incluso racismo de lxs mexicanxs.

Con forme pasaron los días, comenzaron los reporte amarillistas y sacados de contexto tanto de reporteros de medios establecidos, como de personas que fueron al albergue temporal y tomaban fotos con sus celulares y luego las publicaban en sus redes, fomentando más la ignorancia de la situación. Teniendo la oportunidad de acudir al albergue dos veces, nos dimos cuenta de la situación, la cual es muy distante a la ofrecida por los medios y de lxs tantxs otrxs aspirantes a influencers hablando del tema. Primeramente hablaremos del acopio. En varios puntos antes y durante la llegada de migrantes se comenzó a recibir donaciones de ropa, calzado, mochilas, accesorios de higiene personal y comida de forma general. Bueno, pues mucho de esto lo recibió la Cruz Roja, quien amablemente lo seleccionó y decidió que era bueno y que no. De tal forma, lo bueno era doblado y empaquetado y lo malo puesto a un costado de una de sus carpas en el pasto. Ante esta situación, muchxs se comenzaron a indignar, pues ¿cómo era posible el desprecio del apoyo brindado? poniendo la ropa en el suelo y junto de los cestos de basura, comenzando a decir: los migrantes son unxs ingratxs por despreciar el apoyo que se les había otorgado.

Algo no muy comentado, fue el actuar de algunxs miembros de la Cruz Roja o de asociaciones civiles quienes comenzaron a lucrar con lxs migrantes vendiéndoles lo donado para ellxs. En algunos momentos hubo tención pues algunxs migrantes reclamaban esta situación, pero ¿Ante quien podían hacerlo? Si bien, había mucha ropa tirada en el suelo (pues no había donde más ponerla) no toda era servible, pues habían zapatos rotos o de tacón y camisas agujereadas. Por eso no fue sorprendente, encontrar migrantes que cuando veían a personas llegar con ropa para donar, rápidamente se les acercaban a pedir o preguntar por prendas en particular, especialmente calzado y ropa abrigadora. Muchxs inclusive seguían en la búsqueda de zapatos, pues estaban descalzxs

En torno a la comida, se puede comentar sobre las grandes filas para acceder a un plato, el cual en muchas ocasiones tenia comida ya fría o simplemente era poca y no alcanzaba a llenar, de ahí el actuar de muchxs migrantes comprando comida en otra parte. Hecho que molesto a varixs, como si por ser migrantes, no pudieran tener la oportunidad de comparar comida en otro lugar, evidenciandolxs con fotos de cestos de basura con comida adentro, otra vez no contextualizando la situación. De igual forma, se les atacó por tener agua los días que se cortó en la ciudad: una muestra más de la intolerancia de lxs capitalinxs. Respecto al espacio en donde dormían, a algunxs se les dio colchonetas otrxs tenían casas de campaña donadas, a otrxs tantxs les tocó estar de bajo de carpas instaladas, pero nada tenía que ver con la imagen de casas de campaña azules y bien colocadas en fila, circuladas en redes contrastando la situación en Nayarit. Muchxs migrantes seguían durmiendo en el pasto o cemento solo con unas sábanas o ropa doblada como almohada.

Ahora en una mirada crítica a la propia caravana, se podía observar mucho tipo de violencias generadas por ellxs mismxs dentro del albergue, como la segregación de personas no heterosexuales. En torno esto, hay reportes de hostigamiento y ataques. Otro hecho no muy sonado es la prostitución ejercida ahí adentro y sin duda alguna, el machismo imperante vivido, pues finalmente en su mayoría eran hombres quienes conforman la caravana.

Tal situación tan compleja, no pudiéndose comprender tan fácilmente puede empezar a ser entendida por las intervenciones norteamericanas en décadas pasadas en estos países centroamericanos, la presencia de mineras con sicarios a sueldo, el tráfico de drogas y la violencia que genera a su paso, la presencia de guerrillas y paramilitares, en fin, una serie de circunstancia muy parecidas a las vividas en México. Podríamos comparar esta caravana migrante con las oleadas de migrantes que han llegado a Europa en los últimos años huyendo de la guerra, principalmente en Medio Oriente. Con estos contextos frente a nosotrxs se vuelve clara la relación de ambos en función de la expansión del capitalismo y su proceso de despojo generador de violencia.

Ante esto, como punks, personas afines al anarquismo o simplemente como personas criticas al sistema, no podemos quedarnos quietas observando tal situación, siendo momento de actuar y mostrar nuestra solidaridad haciendo a un lado la caridad del ciudadanismo. En algunos partes de Europa, han comenzado actuar creando okupas para recibir migrantes, creando frentes para combatir grupos neofascistas, tirando mallas en líneas fronterizas. Por su parte, algunas individualidades y colectivos a fines al anarquismo en México apoyaron de forma directa o indirecta, no siendo muy mediáticas sus acciones, sin embargo, ahora que la caravana salió de la capital del país rumbo al norte, se ha visto el llamado para apoyar con comida su paso.

Para concluir, es preciso recalcar como la ciudadanía mostro su cara clasista y racista ante el paso de la caravana migrante. Ingredientes fundamentales del fascismo, muy similar a lo que se está viviendo en América Latina. Para muestra, la marcha del fin de semana encabezada por pura clase media y alta, pidiendo la continuación del NAICM y aprovechando para expresar su repudio contra lxs migrantes.

No queda más que estar atentos en su camino restante y ahora estar pendientes de las otras caravanas en marcha y especialmente en su llegada a la frontera con Estados Unidos, donde ya se ha desplegado un operativo militar para impedir su entrada. Además, es claro que éstas no serán las últimas, pues la migración proveniente del centro y sur América irá incrementando en los próximos años con el auge de la violencia vivida actualmente en esta zona.

¡Abajo las fronteras reales e imaginarias!

Por Kuche Negrx

 

« Previous PageNext Page »